¿Cuando es necesario acudir a un profesional del quiromasaje?
18/05/2017

¿Cuando es necesario acudir a un profesional del quiromasaje?

En la entrada de este mes sobre quiromasaje, vamos a explicar cuando es necesario acudir a la consulta de un quiromasajista. Como ya explicamos en otro blog anterior, el quiromasaje es la realización del masaje únicamente con las manos. Existen diferentes técnicas de masaje, tanto superficial como profundo,  que el quiromasajista deberá aplicar para tratar al paciente.

El quiromasaje se adapta a todas las personas, edades y tipologías, ya que es el profesional el que adecua las técnicas al perfil del paciente y a sus necesidades. El campo de actuación del quiromasaje abarca todas las partes blandas del cuerpo: piel, músculos, tendones ligamentos… por lo que el quiromasajista puede tratar desde un simple dolor o pequeña contractura hasta una lesión realizando ejercicio.

Si la lesión en los tejidos blandos viene asociada a una lesión en articulaciones o huesos (fisura, fractura) se deberá derivar al paciente para que sea valorado por un traumatólogo. El quiromasaje se puede seguir aplicando, de manera combinada con el tratamiento pautado por el especialista y siempre que éste no aconseje lo contrario.

De otro modo, si la lesión ya ha aparecido, siempre existe la duda de esperar a ver como evoluciona durante las primeras 24-48 horas o acudir de inmediato a la consulta. La solución es muy sencilla: cuanto antes se inicie el tratamiento de la lesión, mejor pronóstico de mejora y menos tiempo de recuperación tendrá. Además, el quiromasajista, podrá evaluar el estado de la lesión y decidir si inicia el tratamiento o, por el contrario, es conveniente esperar y ver la evolución. Como es sabido, en una lesión no tratada a tiempo existen altas probabilidades de sufrir una incorrecta curación y por ello, derivar en una lesión recurrente o crónica, haciendo que el tratamiento y recuperación se compliquen y se alarguen. Si un tratamiento no mejora el estado de la lesión, deberá ser revisado para cambiarlo y aplicarlo lo antes posible.

Pero… ¿y si no tenemos ninguna lesión?

Para acudir a la consulta del profesional del quiromasaje, no es necesario estar lesionado o tener algún tipo de dolor, se puede utilizar el masaje como elemento preventivo.

En el caso de muchos deportistas, programan sesiones regularmente de masaje como complemento de su plan de entrenamiento. Estas sesiones sirven para tratar la tensión acumulada durante los periodos de entrenamiento con altas cargas, sobretodo en corredores, ya que acumulan muchos kilómetros en sus piernas. Estas sesiones preventivas, también se pueden utilizar para realizar una exploración del estado de las estructuras blandas y si alguna tiene riesgo de lesión. Siempre se suelen pactar previamente con el quiromasajista, realizando una sesión cada 15 días, por ejemplo.

Siguiendo en el quiromasaje aplicado al deporte, también se pueden programar sesiones previas a la competición donde el quiromasajista preparará la musculatura, activando la circulación sanguínea, la temperatura y la elasticidad para que el deportista pueda rendir al máximo.

Una vez pasada la competición, también se puede visitar al quiramasajista para que relaje la musculatura, ayude a la eliminación de toxinas generadas por la competición y favorezca la recuperación post-esfuerzo.

¿Y la gente que no hace ejercicio también puede ir sin estar lesionada?

Por supuesto. Siempre se puede realizar una visita y enfocarla como un momento de relax y desconexión. Para este tipo de visita se puede optar por realizar un tratamiento relajante, si necesidad de explorar la musculatura para valorar si existe alguna lesión tisular. Hay que recordar que entre los beneficios del quiromasaje encontramos la reducción de la tensión muscular, aumento del flujo sanguíneo, relajación el sistema nervioso, etc. haciéndonos sentir mejor, ayudando en nuestro bienestar, por lo que una visita de manera periódica ayudará a mejorar nuestro día a día.

Como todo tratamiento, también es necesario tener una serie de consideraciones, ya que no se debe acudir a la consulta si el paciente tiene fiebre o náuseas; si se tiene alguna tipo de enfermedad inflamatoria o infecciosa de la piel o si se tiene alguna afección cutánea; problemas circulatorios (flebitis, trombosis venosa profunda, varices, alteraciones de la presión arterial); existencia de tumores; enfermedades en procesos agudos como una nefritis, etc. Antes del tratamiento habrá que informar al quiromasajista del estado de salud y se él quien deba valorar la posibilidad de posponer la fecha de tratamiento.

De la misma manera si el quiromasaje es incómodo o provoca un aumento del dolor, se deberá cambiar el tramiento de inmediato o posponer la sesión. Por ultimo recordaros que siempre hay que buscar personal cualificado que tenga los conocimientos necesarios para poder recuperar la salud de sus pacientes.

Curso relacionado: Curso de Quiromasaje

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

¿Qué es la rehabilitación cardiaca?
25/05/2017

¿Qué es la rehabilitación cardiaca?

En la entrada de rehabilitación de este mes, vamos a hablar de la rehabilitación cardiaca y sus principales objetivos para llevar una vida saludable.

Nuevas técnicas de recuperación muscular a través de la electroterapia
23/05/2017

Nuevas técnicas de recuperación muscular a través de la electroterapia

Podemos definir la electroterapia como el uso de la electricidad en el tratamiento de lesiones de tejidos blandos y huesos.

Los principios éticos del yoga
16/05/2017

Los principios éticos del yoga

A continuación detallaremos los principios éticos del yoga que forman la base de la práctica de los ejercicios físicos, respiración y meditación.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario