dieta coronavirus
21/05/2020

12 consejos para bajar de peso después del confinamiento

Alimentación, nutrición y herbodietética

Hay que confesar que el confinamiento nos ha obligado a modificar nuestras rutinas, a muchos de nosotros nos ha dado por cocinar más que antes (basándonos en que la harina y la levadura estaba agotada en la mayoría de los supermercados) sumado a la reducción de la actividad física se ha podido traducir en algún kilo de más en la mayoría.

No creo que haya ninguna fórmula secreta para volver a recuperar el peso después del confinamiento, simplemente poco a poco volver a nuestras rutinas.

Mantener una alimentación saludable, la misma que deberíamos estar haciendo justo antes del confinamiento.

A continuación os muestro unos consejos que os pueden ayudar a bajar de peso después del confinamiento:

 

  • Organiza tus comidas:

Revisa primero de todos los alimentos que tienes en la nevera y congelador.

Dedica un tiempo a planificar tu menú semanal (puedes imprimir una plantilla e incluso plastificarla para poder escribir en ella cada semana con un rotulador).

 

  • Lista de la compra:

Ir a comprar con una lista nos permite evitar comprar cosas que realmente no necesitamos y muchas veces suelen ser procesados.

Si vamos a comprar sabiendo lo que necesitamos vamos a ahorrar mucho tiempo y seguramente también dinero.

 

  • Más mercado menos supermercado: 

En función de cómo sea tu compra así será tus comidas.

En mercado siempre encontrarás alimentos de temporada ricos en nutrientes

En el mercado contamos con más alimento fresco y no solemos encontrar alimentos procesados.

También te aconsejo que te fijes en la procedencia del alimento que vas a comprar y si puedes que optes por productos locales y de temporada.

 

  • ¿Qué debe contener tu plato saludable? 

Una manera fácil de organizar tus comidas es usar el método del plato de Harvard:

  • Que la mitad de tu plato sean verduras y/u hortalizas, no te olvides de añadir color a tus platos, cuantos más colores haya seguramente más contenido de vitaminas y minerales habrá en tu plato.
  • Que un cuarto de tu plato sea proteína de calidad, dentro de la proteína de calidad encontramos de origen animal y vegetal:
  1. Proteína animal:

Pescado blanco y azul, intenta comer mínimo dos o tres veces pescado azul rico en omega 3 que tiene múltiples beneficios sobre la salud cardiovascular.

Mariscos (sepia, calamar, gambas, almejas etc)

Carnes magras (pavo, pollo, ternera etc)

Huevos

      2.Proteína vegetal: destacan las legumbres y derivados (soja texturizada, tofu, heura etc)

  • Que un cuarto sean hidratos de carbono complejos (tubérculos y cereales integrales)
  • Usa grasas saludables (aceite de oliva, frutos secos, semillas y aguacate)
  • Beber agua.

 

  • Plantéate objetivos realistas:

El ponerte un objetivo que no sea realista solo va a conllevar generar más frustración si no consigues lo marcado.

 

  • Ser flexibles: 

Es importante también a la hora de volver a la “normalidad”, si nos marcamos una pauta muy estricta y sin flexibilidad seguramente la restricción va a llevar a que tengamos mucha más hambre.

 

  • Mantén unos horarios regulares de comida y de sueño

 

  • Practica la alimentación consciente:

Una de las formas de calmar el hambre emocional es practicando la alimentación consciente o “Mindful eating”, que te ayudará a comer con atención plena. ¿Cómo puedo aplicar el mindfulness cuando voy a comer:

  • Identificando los momentos en lo que tengo hambre real
  • Dedicando a la comida el tiempo que se merece
  • Masticando a conciencia los alimentos que compongan nuestra comida
  • Oliendo y saboreando las texturas de nuestros alimentos.
  • DISFRUTANDO cada vez que comamos. Comer sin remordimientos.

 

  • Adapta las raciones:

Para perder peso no solo basta con comer saludable y alimentos reales, hay que tener un cierto déficit calórico que nos haga utilizar las reservas de grasa cómo fuente de energía.

Intenta tomar consciencia de las raciones que nos servimos, y si tenemos más hambre de lo habitual podemos aumentar la cantidad de verduras y hortalizas, ya que tienen mucho volumen, son poco calóricos, muy saciantes y repletos de vitaminas y minerales.

Podemos incorporar antes de nuestras comidas una buena ensalada variada, cremas, caldos o gazpachos.

 

  • No cenes tarde e intenta cenar ligero:

  1. Cenar ligero y pronto nos ayudará a mejorar el descanso nocturno.
  2. Si estamos comiendo cada dos tres horas nunca le daremos tiempo al sistema digestivo a descansar y activar el metabolismo lipolítico (es decir la utilización de ácidos grasos como fuente de energía)

 

  • Realiza actividad física adaptada a tus circunstancias y salud:

Si estos días has estado muy parado, no intentes forzar, ya que han sido muchas semanas de parón, conoce tus limitaciones y estado de salud, personaliza tu programa de entrenamiento, (un profesional de este ámbito puede ayudarte)

 

  • No focalices en el peso, si focalizas en el peso nos olvidamos de lo realmente importante, LA SALUD.

 

Y es que no hay nada como cuidarse y sentirse bien, ¿qué opinas?

Comparte en:

Alimentos que te ayudan a mantener energía durante el día
22/04/2020

Alimentos que te ayudan a mantener energía durante el día

La alimentación tiene una gran influencia en nuestra energía ¿Quieres conocer qué alimentos te ayudan a mantener energía durante el día? A continuación te lo detallamos.

Consejos para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil
21/04/2020

Consejos para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil

La prevención de sobrepeso debe comenzar en los primeros años de vida, ya que un estilo de vida saludable desde la infancia es más fácil de mantener en la edad adulta.

Imagen del post
22/03/2020

¿Qué es el movimiento real food o realfooding?

Real Food es un movimiento que apuesta por comer alimentos lo menos procesados posible, o lo que es lo mismo, comer comida real. Vamos a conocerlo a fondo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario