Consejos para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil
21/04/2020

Consejos para prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil

Alimentación, nutrición y herbodietética

La obesidad infantil es uno de los problemas clínicos más frecuentes en los países desarrollados. Hoy en día la alimentación de los niños está más alejada de la dieta mediterránea, consumen más alimentos procesados y se mueven menos, ya que el ejercicio se sustituye muchas veces por más horas de ordenador o televisión cosa que hace que las cifras de sobrepeso y obesidad se agraven.

Un niño con sobrepeso y obesidad es más propenso a incrementar su riesgo cardiovascular, tiene más riesgo de padecer hígado graso, diabetes, desequilibrios hormonales, problemas óseos y articulares entre otras patologías.

 

Aquí van unos consejos para ayudaros en la prevención de la obesidad y sobrepeso infantil:

  • Ofrece comida real y no procesada desde el inicio de su alimentación, si acostumbramos al bebe a papillas con alto contenido en azúcar estamos acostumbrando al paladar del bebé a la apetencia por sabores dulces y palatables.

 

  • Servir raciones adecuadas para la edad del niño. Una manera fácil es practicar el método del plato:

Dividiremos el plato en cuatro partes: Un 50% contendrá verduras y hortalizas, un 25% de carnes, pescados, huevos, legumbres y frutos secos (proteínas de origen animal y vegetal) y un 25% de cereales integrales o tubérculos. Os adjunto un link donde explica detenidamente en que consiste el método del plato y ejemplos prácticos: https://www.nutriplatonestle.es/que-es

 

  • Prestar atención al desayuno, es un momento donde se suelen incluir muchos azúcares en forma de galletas o cereales azucarados; prioriza la fruta entera y no los zumos, si se toman tostadas con un pan integral de calidad, los huevos son una buena opción para sustituir al embutido, en caso de elegir un dulce mejor una composición casera por ejemplo unas galletas de avena y plátano, un bizcocho sin azúcares añadidos etc

 

  • La bebida por elección tiene que ser el agua. Los refrescos aparte de azúcar contienen otras sustancias como ácido fosfórico, cafeína y otros compuestos que contribuyen a la pérdida de calcio en los huesos y a la absorción de otros nutrientes.

 

  • En la merienda optar por fruta, lácteos, frutos secos o bocadillos, en vez de dulces industriales.

 

  • Hay muchas alternativas saludables al fiambre o embutidos tales como hacer bocadillos o pan con tomate y aceite, atún, tortillas, queso, aguacate, humus, patés vegetales, salmón ahumado, cremas de frutos secos sin azúcares añadidos.

 

  • No clasificar los alimentos en buenos y malos, priorizar tener en casa alimentos de buena calidad nutricional y evitar los procesados, pero enseñarles a diferenciar los grupos de alimentos y en qué cantidades son saludables, la regla esta en no ofrecer pero tampoco negar (el prohibir un alimento seguro que va a generar más ansiedad al niño).

 

  • Comer sin prisas y en familia, alejados de estímulos como la televisión, el niño tiene que comer despacio y aprender a distinguir el hambre y darse cuenta cuándo está saciado (la saciedad se alcanza a los 20 minutos de empezar a comer)

 

  • Cocinar en familia es una de las mejores formas para enseñar nutrición a los niños, de manera educativa podemos incluir a los niños en la cocina para despertar su curiosidad por una alimentación equilibrada.

 

  • Cuándo salgáis a comer fuera de casa evitar los restaurantes de comida rápida.

 

  • Desde pequeño, acostúmbrale a jugar al aire libre y a permanecer activo, reduce las horas de televisión, tablets, y otras actividades sedentarias. Se pueden realizar actividades en casa en familia como bailar, zumba, yoga etc.

 

  • No utilizar los alimentos como recompensa o castigo, premiar a los niños con comida es una función que se puede mantener el resto de nuestras vidas, muchas veces los padres en vez de recompensar a los niños con abrazos, atención, cariño lo hacemos con comida, lógicamente no pensamos en la función que la comida puede llegar a tener en sus vidas, que será la búsqueda de placer o recompensa con la comida en un futuro.

 

  • Evitar dietas para pérdida de peso, un niño simplemente necesita mantener una dieta equilibrada y mantenerse activo. Una dieta que prohíba alimentos siempre será perjudicial para su salud, siempre pedir asesoramiento a un profesional sanitario; médico, dietista o nutricionista.

 

Los trastornos alimentarios son cada vez más frecuentes a edades tempranas por eso es importante que como padres motivemos a nuestros hijos a que adquieran unos hábitos alimentarios más saludables pero siempre desde la vertiente de la salud, que es lo verdaderamente importante, nunca hacer referencia al peso, a las kilocalorías que contiene un alimento etc

Hay que fomentar una imagen corporal saludable, nunca basarnos en características físicas de las personas y evitar hacer comentarios sobre el peso o la forma del cuerpo de nuestro hijo y de otras personas.

Y recuerda los niños no necesitan azúcar, es un mito que el cerebro necesita azúcar para funcionar, necesita energía pero de alimentos saludables, prioriza el consumo de frutas, vegetales, legumbres, cereales integrales, tubérculos lácteos de calidad, frutos secos….

Los azúcares son calorías vacías y ofrecerlos puede causar distintos problemas de salud, y no importa si tu hijo es delgado, si no tiene problemas de peso…  Va mucho más allá, hablamos de salud.

Este tipo de alimentos seguramente desplazará la aceptación de otros alimentos como los vegetales y las frutas.

El estrés diario, el trabajo, las prisas y la facilidad que tenemos de disponer de alimentos procesados y palatables hacen más difícil esta tarea.

Está claro que si dejamos al niño elegir entre comer fruta para merendar o tomar las galletas con el dibujo de sus dibujos preferidos seguramente la elección la haga nada más verla. ¡Las galletas!!

Es importante intentar no llevar a casa este tipo de alimentos para facilitar una alimentación saludable en todo el núcleo familiar.

Resumiendo es muy importante que la familia se involucre en el cambio de hábitos, procurando realizar las comidas juntos cuándo sea posible, facilitándole una buena elección de alimentos y cuando sea posible participando en los deportes y actividades lúdicas junto al menor.

 

¿Y tú, tienes alguna forma de hacer irresistible el consumo de frutas y verduras en los más pequeños? Te escucho.

Comparte en:

dieta verano
20/07/2020

Claves para mantener tu peso este verano

En verano aumenta la vida social y es difícil mantener unos buenos hábitos alimenticios, mantener tu peso en verano es uno de los retos, pero ¿Cómo podemos conseguirlo?

alimentos funcionales
25/06/2020

¿Qué es la alimentación funcional?

Los alimentos funcionales pueden ejercer un efecto equilibrador y contribuir a mejorar la salud de las personas, pero... ¿Son imprescindibles en nuestra alimentación?

Hidratarse correctamente en deporte
18/06/2020

¿Cómo hidratarse correctamente al hacer deporte?

Recuperar la energía e hidratación después de cada sesión de entrenamiento es importante para lograr un estado óptimo de salud. Vamos a analizar la hidratación deportiva.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario