Cómo fomentar el envejecimiento saludable
16/03/2020

Cómo fomentar el envejecimiento saludable

Blog de Salud, Terapias Naturales y Bienestar

Entre los años 60 y 70 del siglo pasado se produjo, no solo en España, sino en toda Europa el mayor crecimiento demográfico de toda la historia, hecho que, unido al estado de bienestar que se ha conseguido en las últimas décadas permitiendo el acceso a todo tipo de medicinas y tratamientos y la mejora de la alimentación hará que el número de personas mayores de 65 años se multiplique en los próximos años hasta prácticamente doblar el número actual.

Está claro que en función de qué tipo de vida hayamos tenido, vamos a tener un envejecimiento más o menos apacible. Si hemos cuidado nuestra alimentación y hemos procurado realizar algo de ejercicio asiduamente, casi con toda seguridad, tendremos una vejez con un alto grado de calidad de vida.  

 

Cómo tener un envejecimiento saludable.

Es un éxito de nuestra sociedad que se haya aumentado la esperanza de vida, pero a la vez es un importante reto el poder mantener en todas estas personas una calidad de vida digna.

Para empezar, el primer concepto a tener en cuenta es definir o marcar en qué momento de nuestras vidas empieza la vejez como tal.  Marcar un punto de inicio o de partida puede ser algo subjetivo y, en cierta manera, injusto ya que cada uno de nosotros manifiesta de una manera diferente el paso de los años. Modestamente, yo marcaría el inicio del proceso de envejecimiento, en general, en el momento en que dejamos de trabajar activamente y ya no tenemos las obligaciones que nos exige el mundo laboral. A partir de ese momento, a priori, tenemos más tiempo libre, tenemos menos obligaciones externas y es el momento en que nuestra salud puede empezar a degenerar si no ponemos los medios adecuados.

 

Hábitos que van a ayudar considerablemente a tener un envejecimiento lo más saludable posible, con la mayor calidad de vida:

  • Ejercicio físico.

A partir de cierta edad, nuestra musculatura empieza a deteriorarse con suma facilidad y con gran rapidez, por lo que es importantísimo realizar algún tipo de actividad física que bien podría consistir en paseos diarios o simplemente dedicar unas horas a la semana a bailar en los distintos centros que la sociedad pone a disposición.

 

  • Alimentación saludable.

Junto con el ejercicio físico, son los dos pilares básicos para una excelente calidad de vida. Es recomendable realizar cuatro o cinco comidas diarias no excesivamente copiosas pero sí variadas: es decir hay que comer de todo pero poco, intentando evitar, en lo posible, alimentos muy condimentados, frituras y productos ricos en grasas, priorizando las verduras, frutas, pescados, cereales y legumbres.

 

  • Ejercicios mentales.

No solo es necesario ejercitar el cuerpo sino también la mente. Algunos ejercicios mentales ayudarán a mantenernos totalmente activos: crucigramas, sudokus, sopas de letras o, simplemente, realizar la lista de la compra y controlar nuestra pequeña contabilidad doméstica. Si además, incluimos el hábito de dedicar unos minutos diarios a la lectura ya sea de algún libro o de algunas revistas, mantendremos nuestro cerebro ágil y atento.

 

  • Descanso correcto.

Tan importante como ejercitarnos tanto física como mentalmente, es primordial seguir unas correctas pautas de descanso diario: es frecuente tener trastornos del sueño durmiendo más de lo necesario durante el día por lo que al llegar la noche no dormimos… Este hábito hay que eliminarlo y descansar cuando se tiene que descansar y dormir cuando se tiene que dormir.

 

  • Vida social.

Muchos mayores cometen el error de tender a la soledad. Esto puede traer problemas de depresión lo cual puede ser fatal. Debemos mantener relaciones sociales con familiares, vecinos y amigos. En los centros cívicos se organizan cursillos y actividades dirigidos a tener ocupados a las personas de mayor edad.  Realizar viajes y excursiones ayudarán considerablemente en esta tarea, así como la acción de los cuidadores sociales.

 

  • Revisiones médicas.

Al llegar a la vejez es muy normal que tengamos dolores articulares, hipertensión, diabetes entre otros, por lo que hay que intensificar las revisiones médicas, a ser posible por especialistas en geriatría. Cualquier patología será más fácil de tratar si se diagnostica en sus primeras fases, evitando complicaciones más profundas.

 

La actitud de la familia deberá asumir un papel muy destacado en esta etapa de la vida. La energía y la jovialidad de los nietos, lejos de molestar, contagiarán a sus abuelos proporcionándoles ilusión y ganas de disfrutar de la vida.

La medicina y todo el sistema sanitario español está a nuestra disposición en caso de patologías, de manera que la calidad de vida será algo que debemos conseguir día a día siguiendo, entre otros, estos hábitos que nos harán una vida más placentera y agradable. Invito a todos a ponerlos en práctica sin necesidad de llegar a esa etapa de la vida que nos ocupa.

 

 

Comparte en:

Técnico Superior en Restauración. Experto en producto y en producción de cocina transportada. Apasionado por la cocina en todas sus variantes de elaboración y de gestión.

reiki
02/04/2020
Giuliana Carranza

¿Qué es una sesión de Reiki?

El reiki tiene como objetivo facilitar la unión de dos tipos de energía la universal y la del individuo. Vamos a conocer todos los detalles en el siguiente post.

estudiar reiki
01/04/2020
Joan Bertran de Bes

¿Por qué estudiar reiki?

Adentrarse en la formación del reiki requiere una perspectiva personal libre de prejuicios y aceptar valores universales como la energía vital, el amor y la paz interior.

Cambios fisiológicos en la mujer durante la gestación
23/03/2020

Cambios fisiológicos en la mujer durante la gestación

Vamos a analizar los cambios más significativos que se van a producir durante la gestación y que van a cambiar la vida de la futura madre.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario