La nutracéutica: los probióticos y prebióticos
29/06/2017

La nutracéutica: los probióticos y prebióticos

La nutracéutica para cuidar el intestino.

Para empezar vamos a hacer un recordatorio de lo que es un producto nutracéutico, es aquél que contiene sustancias bioactivas con aspectos positivos contrastados para la salud y procedentes de los alimentos. Las características nutricionales y funcionales de los nutracéuticos los hacen beneficios para la salud y por tanto, pueden tener impacto en reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

Los nutracéuticos se pueden presentar en diferentes conformaciones ya sea en forma de píldoras, cápsulas, polvos o formando parte de los alimentos. Los nutracéuticos pueden contener un solo elemento o ser una combinación de varios nutrientes ellos pueden ser vitaminas, minerales, antioxidantes o ácidos grasos. Este tipo de complementos pueden cubrir un amplio espectro de posibilidades pero siempre deben ser tomados formando parte de una dieta sana y equilibrada y nunca como sustitutos de estas.

Entrando en tema, vamos a explicar el concepto del blog de hoy, los próbioticos y los prebióticos, se detallará las características de cada uno de ellos y los beneficios que se les atribuye.

Probióticos

Son los productos que contienen microorganismos vivos,  estos se encuentran en los propios alimentos o se incorporan a la dieta como suplementos. Los microorganismos con efecto probiótico mayoritariamente son bacterias pero también puede tener dicho efecto determinados hongos o levaduras.

Las bacterias probióticas más habituales utilizadas en la alimentación son los lactobacilos y las bífidobacterias entre las cuales se destacan: L. casei, L. plantarum, Lactococcus lactis spp lactis, B. infantis, B. adolecentis presentes básicamente en productos lácteos. Los productos más representativos son el yogur o el kéfir, lácteo fermentado con Lactobacillus acidophilus y levadura  además, de otros alimentos como chucrut, fermentado de col típico de los países del este o tempeh, derivado del granos de soja fermentado.

El principal aspecto positivo de los probióticos es que los microorganismos ingeridos tienen la capacidad de permanecer activos en el intestino y dicha circunstancias contribuirá a algunos de los beneficios que se detalla a continuación:

  • Mejorar determinados trastornos digestivos: pueden reducir los síntomas de diarrea e incluso prevenirla cuando es de origen infeccioso o derivada de la toma de antibióticos. También se ha evidenciado beneficios para tratar infecciones causadas por Helicobacter pylori y los síntomas del síndrome de intestino irritable o la enfermedad de Chron.
  • Pueden ser preventivos ante el cáncer colonorectal: se está estudiando los posibles efectos beneficiosos de determinadas cepas ante la detención de la proliferación de algunas células tumorales.
  • Mejorar la respuesta inmunológica: pueden contribuir a la síntesis de determinados anticuerpos y la activación de células que participan en el mecanismo de defensa (macrófagos y leucócotos). Esto sería positivo para personas de edad avanzada ya que con la edad se reduce la respuesta inmunológica.
  • Pérdida de peso: mejoran la biodiversidad de la flora intestinal y podría reequilibrar determinados procesos metabólicos que se pueden ver alterados en personas obesas debido a que poseen una microbiota intestinal menos variada.

Además, hay otros mecanismos por los que puede ser beneficioso para bajar peso ya que podrían reducir la absorción de determinado tipo de grasa así como incrementar la síntesis de la hormona  GLP-1 asociada a la sensación de saciedad.

  • Prevención de infecciones urinarias: los probiótocos pueden equilibrar la flora vaginal y la reforzarían para prevenir infecciones de las vías urinarias.

En resumen, los probióticos ingeridos en cantidades suficientes tienen efecto muy beneficioso equilibrando la microbiota intestinal del huésped y potenciando el sistema inmunológico. Son capaces de atravesar el tubo digestivo, permanecer activos en las heces y adherirse a la mucosa intestinal.

Prebióticos

Son ingredientes no digestibles que pueden aportar beneficios al organismo mediante la estimulación del crecimiento o actividad de las cepas de bacterias en el colon. Por tanto, podrían mejorar la variedad y actividad de la microbiota intestinal siendo beneficioso para la salud con algunos aspectos de los que hemos visto en el apartado anterior.

Debemos recordar que al igual que con cualquier suplemento alimentario o medicamento, se debe consultar a un profesional de la salud para cualquier duda respecto al componente bioactivo a consumir, principalmente para evitar cualquier interacción con algún medicamento o enfermedad concreta.

En este blog hemos repasado el concepto de nutracéuticos y entrado en detalle en los prebiótocos y probióticos.  ¿Quieres aprender más? ¿Te atreves a iniciarte en el apasionante mundo de la alimentación y nutrición? Consulta nuestro Curso Superior de Nutrición y Herbodietética e infórmate sin compromiso.

Comparte en:

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética con Máster oficial en Nutrición y Metabolismo cursado en la Universidad de Barcelona. Colabora con el Grupo Planeta desde el año 2008 en diferentes cursos y proyectos relacionados con el área de Dietética y Nutrición.

pilates
28/05/2020
Joan Bertran de Bes

Las capacidades físicas que desarrolla el Pilates

¿Cuáles son las capacidades que desarrollas con pilates? Vamos a desgranar las capacidades coordinativas y condicionales que se trabajan con el método Pilates.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

reiki espiritual
26/05/2020
Joan Bertran de Bes

La fuerza del espíritu según el reiki

De que manera Reiki te ayuda con tu camino espiritual. Vamos a ampliar nuestros conocimientos en el siguiente artículo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario