aprender a meditar
05/11/2015

Entrevista a Camilo Carreiro: Cómo aprender a meditar gracias al yoga

Camilo Carreiro es profesor del Curso de Monitor de Yoga de Deusto Salud. Le hemos pedido que nos hable de su experiencia con la meditación y que nos de algunos consejos a todos los que queremos aprender a meditar.

Se habla mucho sobre la meditación pero, ¿qué es exactamente?

De modo resumido y simplificado, la meditación es un estado de conciencia al que se puede acceder mediante la práctica. Consiste en observarnos interiormente y ver qué está sucediendo dentro de nosotros mismos. La idea básica de la meditación es observar qué pasa por nuestra mente sin entrar en un diálogo con ella.

¿Cuál es el objetivo de la meditación y qué beneficios puede aportarnos?

El objetivo de la meditación es conocer aspectos de nosotros mismos y del mundo que nos rodea desde una perspectiva no racional. Aunque es cierto que la principal herramienta para meditar es la mente, el objetivo de la meditación es desvincularnos de ella y de los pensamientos que genera para trascenderla.

Los beneficios de esta práctica son muchos.  El hecho de tomarnos un tiempo -que puede ser tan sólo unos minutos al día- para realizar una práctica de introspección nos libera de buena parte del estrés generado durante el día, ya que la meditación equilibra el sistema nervioso, los niveles hormonales y alivia la ansiedad.

Además, con la práctica constante nuestra mente se aclara y se pueden aumentar los niveles de concentración cuando realizamos tareas cognitivas en el trabajo o en nuestro día a día.

Cuando meditamos, nuestro ritmo cardiaco disminuye y la presión arterial baja, aportando beneficios a las personas con cardiopatías e hipertensas y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Cuando meditamos, el patrón de nuestras ondas cerebrales cambia, pasamos de un estado de alerta y agitación mental a un estado parecido al que tiene lugar cuando estamos a punto de dormir. Es decir, nuestro flujo de pensamientos se reduce y podemos acceder a un estado mental de calma.

Dicen que dejar la mente en blanco es esencial para la meditación pero, ¿cómo se consigue?

Poner la mente en blanco es una técnica más para iniciarse en la meditación, pero no es la única herramienta disponible.

La idea de poner la mente en blanco no es más que dejar de prestar atención a nuestros pensamientos (tal vez al principio sólo lo logremos durante unos segundo ) y llevar nuestra atención a lo que está pasando en el momento presente.

Podemos empezar por hacer ejercicios de concentración para que nuestra mente no se disperse, como mirar fijamente un objeto inerte, o mirar fijamente la luz de una vela durante unos minutos.

Otra técnica muy efectiva es llevar nuestra atención a nuestra respiración: observar su calidad, lo que pasa en nuestro cuerpo cuando el aire entra y sale, y enfocarnos en nuestras sensaciones, volviendo a ellas cada vez que un pensamiento se apodere de la situación.

Para iniciarse en la meditación, también puede resultar efectivo  buscar meditaciones guiadas -en youtube, por ejemplo- y seguir paso a paso las instrucciones que se nos van dando.

¿Cinco consejos para los que deseen aprender a meditar?

Sé constante. Aprender a meditar no es fácil, nuestra mente siempre encontrará algo más importante que hacer en vez de meditar. Es normal. Piensa que cuando nos sentamos a meditar nuestro objetivo es dejar de hacerle caso a nuestros pensamientos, y nuestra mente es como un niño pequeñito que quiere nuestra atención todo el tiempo.Si practicas aunque sea unos minutos al día de manera constante, te será más fácil encontrar momentos cada vez más largos en los cuales tu mente pasa a un segundo plano.

Encuentra un lugar donde no te molesten durante unos minutos. Apaga tu móvil, pon un cartel en la puerta o diles a las personas con las que estás en ese momento que necesitas unos minutos sin distracciones. Para meditar es importante estar en el momento presente, es decir, aquí y ahora. Define tus prioridades, si estás esperando una llamada o tienes comida en el fuego, tu mente estará pendiente de esos asuntos y te será muy difícil concentrarte. Date unos minutos en los que la máxima prioridad seas tú, el mundo puede esperarte 5 o 10 minutos.

Siéntate con la espalda recta y relájate. Se puede meditar acostado, pero al principio lo más probable es que nos durmamos. Encuentra una posición cómoda, puede ser en una silla o en el suelo con la espalda contra la pared. Es importante que no exista tensión en el cuerpo y que estemos lo más cómodos posible.

No te enfoques en el resultado, cuando empezamos a meditar parece que no estamos haciéndolo bien, nuestra mente nos sugiere platillos para la cena, nos recuerda tareas pendientes, etc. La idea es ir poco a poco, si nos damos cuenta de que estamos pensando en cosas que tenemos que hacer o en recuerdos del pasado, simplemente vuelve al principio, concéntrate y respira largo y profundo.

Empieza a meditar por periodos cortos y ponte una alarma, ¡puedes empezar por uno o dos minutos al día! Conforme vayan pasando los días puedes aumentar progresivamente el tiempo de meditación a 5, 10 o 20 minutos. Si pones una alarma te relajarás más, ya que a veces cuando meditamos perdemos la noción del tiempo y a veces estamos más pendientes del tiempo que de la meditación en sí misma.

¿Y otros cinco para los que quieran ser monitores de Yoga?

La meditación es una parte esencial en el Yoga. Según Patanjali, la meditación (Dhyana)  es el paso previo a la iluminación (Samadhi); si queremos ser profesores de Yoga, la meditación debe ser parte de nuestra práctica.

Existen muchos tipos de herramientas para meditar dentro de la filosofía yóguica, prueba las diferentes técnicas y experimenta con ellas. Cantar mantras, realizar pranayamas y practicar asanas son buenas herramientas para tus comienzos en la meditación.

La meditación es una práctica cada vez más difundida en Occidente, si tienes la posibilidad, únete a un grupo de meditación o asiste a un taller donde se enseñen técnicas específicas de meditación.

Si no sabes por dónde empezar lee algunos libros sobre meditación: Meditación y Mantras de Suami Vishnu Devananda (Alianza Editorial) y Claves del Yoga de Danilo Hernández (La liebre de marzo) son excelentes libros para iniciarte en la práctica.

Desapégate de los resultados, como dice una conocida marca de ropa deportiva: Just do it! Y verás que con el tiempo, la meditación formará parte de tu vida y serás capaz de disfrutarla y obtener sus beneficios.

Y vosotros, ¿lo habéis probado alguna vez? ¿Os animáis?

Curso relacionado: Curso de Monitor de Yoga.

Comparte en:

Formado en Mandiram, escuela registrada en la Yoga Alliance (RYS), y formación específica para Profesores de Hatha Vinyasa Yoga en Mandiram y Yoga Dinámico.

quiromasaje
04/06/2020
Belén Rallo

Quiromasaje, ¿cómo hacer un masaje terapéutico?

En este post vamos a centrar nuestra atención en los masajes terapéuticos. Conoceremos de qué maniobras constan y qué requisitos se necesitan para poder realizarlos.

ética yoga
03/06/2020
Joan Bertran de Bes

La ética del yoga

El Astanga Yoga expuesto por Patanjali propone una ruta hacia la emancipación en ocho pasos. A continuación veremos detalladamente los dos primeros pasos: yama y niyama.

coaching grow
02/06/2020
Joan Bertran de Bes

Estructurar el proceso de coaching con el modelo Grow

El método GROW es una de las herramientas de coaching más populares. GROW, cuya traducción del inglés es crecer. Vamos a conocer todos sus detalles en el siguiente post.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario