Tipologías de Pacientes en la Terapia de Flores de Bach
08/05/2018

Tipologías de Pacientes en la Terapia de Flores de Bach

Flores Bach

Tipologías de Pacientes en la Terapia de Flores de Bach

En un anterior artículo, en el que también hablamos sobre las tipologías de pacientes que recurren al tratamiento  floral de Bach, comentamos que esta terapia puede aplicarse a un amplio número de personas, de todas las edades (niños, adolescentes, adultos, ancianos) y género, debido a que los problemas emocionales no son exclusivos de una etapa de la vida sino que pueden manifestarse en cualquier momento, así como también, los problemas físicos derivados de estos desequilibrios.

Tipologías frecuentes que se pueden encontrar:

Dado que cada individuo tiene su propia personalidad, las manifestaciones emocionales que muestren frente a las diferentes situaciones de la vida les permitirá que puedan resolverlas satisfactoriamente o, de lo contrario, que estas les sobrepasen y consigan que desarrollen actitudes negativas o desequilibrios que pueden llegar a ser muy perturbadores. Estos desequilibrios emocionales acaban siendo un problema para las personas que lo sufren y en otros casos para su entorno.

A continuación, describimos algunos tipos de personalidades negativas que pueden acudir para tratarse con la terapia floral de Bach:

  • Personas con ideas fijas que no saben hacer una excepción a la regla, suelen ser muy rígidas lo que les ocasiona una fuerte tensión.
  • Personas con excesiva preocupación por los demás, suelen vivir en un continuo estado de sufrimiento y angustia.
  • Personas desconfiadas, celosas o incluso envidiosas, no saben reconocer el mérito de otros y sus logros mostrando enfado e irritabilidad.
  • Personas que no saben aprender de sus errores y recaen en los mismos, se encuentran en la misma situación y repiten el patrón erróneo una y otra vez.
  • Personas que dejan o permiten que se aprovechen de ellas, lo servicial y generoso va en extremo siendo incapaces de decir no cuando corresponde.
  • Personas con ideas obsesivas que no pueden o les cuesta mucho evitarlas, los problemas, la ansiedad y las preocupaciones se apoderan del pensamiento y no cesan. Los motivos pueden ser de diferente origen: familia, trabajo, pareja o incluso ideas sin sentido.
  • Personas inseguras que desconfían de su propia capacidad, siempre pedirán la opinión de otros para poder decidirse ante una situación.
  • Personas egocéntricas que necesitan ser el centro de atención en todas las situaciones, no permiten que los demás se expresen o manifiesten sus opiniones, tampoco que muestren sus habilidades para no verse opacadas.
  • Personas supersticiosas que desarrollan miedos incomprensibles, aquellos que temen a la oscuridad, fantasmas u otras criaturas originadas por su propia mente, incluso pueden temer a algo desconocido, ya que creen en lo paranormal.
  • Personas a las que les cuesta tomar decisiones, los que no saben que hacer y viven dudando entre una u otra situación constantemente.
  • Personas que no saben afrontar los problemas y prefieren evadirse o abandonar todo antes de verse dañadas.
  • Personas que se dejan llevar por la vida con resignación sin ser capaces de fijar sus propios objetivos.
  • Personas dominantes que siempre quiere imponer sus ideas a los demás, como si solo ellas tuviesen la verdad absoluta.
  • Personas afectadas por traumas o acontecimientos que han marcado sus vidas y no son capaces de superarlos.
  • Personas abatidas por el cansancio tanto físico como mental, sin energía. Los dedicados al trabajo que no descansan ni los fines de semana.
  • Personas nerviosas que temen descontrolarse y cometer actos nocivos para ellos mismos o para los demás.
  • Personas resentidas que viven con amargura y culpan a los demás de su desdicha, no son capaces de ver las cosas con optimismo para superarlas.

Estos son solo algunos de los tipos de personalidades que podemos encontrar en la consulta, en ciertos casos podemos encontrar en una misma persona más de un rasgo alterado, por lo que es conveniente saber identificar todos esos estados emocionales negativos, desde los más leves a los más profundos, para tratarlos eficazmente. Además, estos estados alterados variarán en profundidad dependiendo de la base de personalidad que tengan las personas que se traten, siendo más fácil adaptar el tratamiento en algunos casos y más complicado en otros, asimismo los resultados de la terapia.

Aun así, gracias a que los remedios florales son diversos y específicos para los diferentes desquilibrios emocionales, se pueden llegar a tratar una gran variedad de tipologías en la terapia floral de Bach.

Anímate a conocer más sobre esta interesante terapia en nuestro curso: Flores de Bach.

Comparte en:

Dietista-Nutricionista especializada en Fitoterapia, Máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona. Técnico en laboratorio clínico.

Usos de las Flores de Bach: Willow
25/02/2019
Giuliana Carranza

Usos de las Flores de Bach: Willow

Del grupo de remedios florales que existen, el uso de Willow es el indicado para tratar estos casos. Aquí describimos algunos aspectos negativos y sus beneficios.

Usos de las flores de Bach: Larch
01/11/2018
Giuliana Carranza

Usos de las flores de Bach: Larch

En este post, veremos las propiedades de la flor Larch para ayudar a personas con ciertas características de desconfianza en sí mismos.

Usos de las flores de Bach: Holly
30/10/2018
Giuliana Carranza

Usos de las flores de Bach: Holly

Las flores Holly ayudan a identificar las personalidades alteradas y la negatividad para equilibrar las emociones y hacer que las personas sientan más armonía y control.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario