Consejos para elegir un centro de salud privado

Consejos para elegir un centro de salud privado

Los centros de salud, tanto públicos como privados, han sido siempre un pilar fundamental en el sistema sanitario. Actualmente, con las circunstancias vividas por la pandemia Covid-19, son si cabe, más relevantes a la hora de realizar un seguimiento de nuestra salud. Veamos, qué hemos de tener en cuenta para elegir un centro de salud privado.

Centro de salud privado:

Tal y como explica el artículo de PEGASI: un centro de salud privado es aquel lugar en donde confluyen varias ramas profesionales relacionadas con la salud, interactuando de manera coordinada, en diferentes niveles de procesos, para poder brindar al paciente un servicio de calidad de manera segura. En dicho espacio ocurren actividades y procesos complejos, que deben ser coordinados para poder brindar salud a los pacientes.

Cuando valoramos acudir a un centro privado, en primer lugar hemos de valorar qué necesidad tenemos. Hemos de seleccionar un centro que disponga de aquella especialidad que en esos momentos precisamos. Por ejemplo, en caso de un embarazo, acudiremos a un centro privado que tenga servicio de ginecología y muy probablemente, servicio de quirófano y partos para el día de mañana. 

Otro factor relevante a tener en cuenta, en la cercanía. En caso de urgencia, no es lo mismo poder acudir a un centro en 5 minutos o tener que invertir mucho más tiempo en acudir al servicio. Y el tiempo es relevante, no solo en caso de urgencia. Muchas veces nuestra agenda personal no nos permite grandes desplazamientos para visitas médicas.

Otro dato que hemos de tener presente es valorar el nivel asistencial del centro privado. Estos pueden ser consultas privadas, hospitales de primer nivel, hospitales de segundo nivel… En función de nuestra necesidad, de nuestra patología o del tipo de consulta que precisemos, valoraremos acudir a un centro más pequeño o uno más completo. 

La confianza que los especialistas te transmitan es fundamental, y muchas veces se ha de priorizar a otros factores (como por ejemplo la cercanía), pues tu médico de referencia es una pieza fundamental todo proceso de curación y acompañamiento.

Por último, pero no menos importante, es de vital importancia valorar el coste que implica acudir a un centro u otro. Dicho de otra manera, en caso de tener seguro privado, qué coberturas nos ofrece y en caso de acudir de manera privada, valorar los precios que se ofrecen por un mismo servicio.

Cómo vemos la elección de nuestro centro de referencia privado depende de varios factores, todos ellos importantes y a valorar. Y tú ¿tienes claro como elegirías tu centro de salud privado?