Consejos para gestionar la relación con el paciente y sus familiares
12/09/2017

Consejos para gestionar la relación con el paciente y sus familiares

Gestión Sanitaria

Hemos comentado ya en algún otro post cómo ha cambiado en los últimos años la relación médico-paciente (léase por extensión profesional sanitario-enfermo y familiares). Se ha pasado de un modelo en el cual el profesional sanitario era simplemente un intermediario, un informador en las decisiones tomadas por el equipo sanitario en relación al tratamiento a seguir, sin tener en cuenta la opinión ni del mismo paciente ni de sus familiares, al modelo actual en el que las decisiones son tomadas conjuntamente entre el médico y el paciente, con la participación muchas veces, de sus familiares más cercanos. Es, por tanto, labor del profesional sanitario aclarar sus dudas y proporcionar la mayor información posible para que el paciente pueda tomar sus decisiones con conocimiento de causa: ventajas e inconvenientes de los tratamientos, estadísticas de los casos, efectos secundarios de los medicamentos, aclarar sus dudas y mantener informado en todo momento al paciente de las complicaciones, cambios, etc. que irán surgiendo durante su proceso.

Vemos por tanto, que en el modelo actual la relación profesional sanitario-paciente es muy intensa y continuada durante todo el tiempo que dure el proceso y es donde adquiere mucha importancia la buena gestión con el paciente y sus familiares.

Como podemos gestionar mejor la relación con el paciente:

Vamos a dar a continuación 10 consejos que nos parecen muy importantes a la hora de gestionar la relación con el paciente y su entorno:

  1. Preparar con anterioridad lo que le vamos a comunicar – a veces puede ser interesante buscar/preparar esquemas, dibujos, estadísticas... para ayudarnos a que el paciente entienda lo que le queremos transmitir. También es interesante prepararse un listado con páginas web donde el paciente y sus familiares pueden encontrar información, folletos, nombres y teléfonos de asociaciones, etc.
  2. Tratar los problemas de uno en uno – Si tenemos varios problemas a tratar con el paciente, deberemos realizar una lista ordenada por criterios de prioridad (de más grave a menos grave) y de factibilidad (de más posible solución a menos solucionable). No debemos agobiar al paciente con varios problemas y pedirle que tome decisiones sobre demasiadas cosas a la vez, puesto que puede verse desbordado por la situación y tomar decisiones erróneas. Debemos ir dándole la información según él pueda irla asimilando.
  3. Escoger el momento idóneo para la comunicación – Si el momento no es el adecuado y el paciente no está receptivo, la comunicación no será efectiva y la información no le llegará correctamente, lo que puede dar lugar no solo a malentendidos, si no a que el paciente tome decisiones sobre su salud que de haberle llegado la información correctamente nunca hubiera tomado. Para escoger el momento idóneo debemos tener en cuenta varios factores, entre ellos el estado emocional del paciente en el momento de darle la información, tener la privacidad necesaria, y llevar a cabo la comunicación en un momento en que ambos (médico y paciente) tengamos el tiempo necesario y sin prisas.
  4. Ambiente relajado – Debemos intentar que el paciente se sienta lo más cómodo posible, debemos transmitirle la idea de que todos formamos un equipo que buscamos alcanzar el mismo objetivo, que no es otro que el bienestar del paciente. En este sentido es muy importante que establezcamos un contacto visual amigable, que mantengamos una actitud abierta y que practiquemos la escucha activa (escucharle y preguntar).
  5. Empatía – Este es un concepto clave en toda relación con los pacientes: debemos intentar comprenderlos, ponernos en su lugar. Con esto conseguiremos acercarnos emocionalmente a los pacientes. 
  6. Describir sin juzgar las conductas negativas – Uno de los aspectos más difíciles de gestionar en la relación con el paciente y sus familiares, es como tratar las conductas de éstos que son negativas para la salud del paciente. En este sentido, la clave es no juzgar: debemos describir, explicar la conducta y el porqué es negativa para su salud para que tanto el paciente como los familiares tomen conciencia de ello, pero sin juzgar dichas actitudes.
  7. Describir las consecuencias negativas – Siguiendo con el punto anterior, una vez hemos descrito la conducta y el porqué es negativa, el siguiente paso es describir las consecuencias de dichas conductas dañinas, pero igual que en el apartado anterior, sin juzgar ni amenazar.
  8. Involucrar al paciente – En todos los sentidos, debemos intentar involucrarlo al máximo en esta relación. Siguiendo con los apartados anteriores de conductas negativas, podemos pedirle que sugiera alternativas o soluciones para dichas conductas. Por ejemplo, en el caso de un diabético que no cumple con la dieta prescrita, podemos pedirle que sugiera él opciones para que la dieta no se le haga tan pesada y la pueda cumplir.
  9. Involucrarnos nosotros – Siguiendo con el apartado anterior, podemos nosotros proponer soluciones, alternativas a los problemas o conductas negativas del paciente a modo de sugerencia para que él pueda tomar parte de la solución. Si tomamos el caso anterior del diabético, podríamos sugerirle por ejemplo lo siguiente: “debido a que le es tan difícil resistirse a ese postre dulce ¿qué le parecería si lo incluyéramos una vez por semana ajustando el resto de la dieta de ese día?
  10. Asumir nuestras responsabilidades en relación con la relación – Debemos asumir cuando hemos fallado en algún punto de la relación, como por ejemplo, si no hemos dado toda la información suficiente o bien si ésta no ha sido lo suficientemente clara para el paciente.

¿Tienes algún otro consejo que hayas experimentado como paciente o como profesional para gestionar mejor la relación con el paciente y sus familiares?

Curso relacionado: Curso Superior de Secretariado Médico

Comparte en:

Diplomada en Enfermería en la Escuela Universitaria de Enfermería de Girona y en Empresariales por la Universitat Oberta de Catalunya, con un máster en Logopedia por la Universidad de Barcelona. Ha realizado diversos cursos de especialización, tanto en el área de enfermería como de empresariales. Dispone de amplia experiencia como enfermera en diferentes servicios médicos. Actualmente, es gerente y co-propietaria de una empresa, tarea que compagina con la docencia.

residencias ancianos covid19
13/05/2020

El estado de las residencias de ancianos después de la crisis sanitaria

Las nefastas consecuencias que está provocando esta terrible pandemia que estamos sufriendo son aterradoras, no solo por el colapso de todos

hopitales covid 19 coronavirus
11/05/2020

¿Qué cambiará en la gestión de los centros sanitarios después del coronavirus?

Desde hace ya varias semanas el tema que a todos nos ocupa es el Coronavirus.

¿En qué consisten las políticas sanitarias?
23/04/2020
Montserrat Capdevila

¿En qué consisten las políticas sanitarias?

La política sanitaria es el conjunto de medidas estatales para prevenir la enfermedad y a mejorar la salud de la población. Vamos a profundizar en el tema.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario