Medicina natural para tratar la depresión

Medicina natural para tratar la depresión

La depresión es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. Si bien es cierto que existen diferentes fármacos utilizados para su tratamiento, muchas personas optan por dejar la terapia farmacológica por los efectos secundarios que presentan.

Por ello, se han realizado estudios que han demostrado que las plantas medicinales pueden tener beneficios terapéuticos en el sistema nervioso y ejercer efectos antidepresivos, así como también, existen otras terapias empleadas como remedios naturales para ayudar a tratar esta enfermedad.

¿Cómo calmar la depresión de manera natural?

Como tratamiento natural de la depresión para ayudar a calmar o a reducir los síntomas asociados a este problema emocional, se puede recurrir a la ayuda de varias terapias naturales como, el uso de plantas medicinales, la meditación, las flores de Bach, la aromaterapia y la psicoterapia.

A continuación se explica, de forma breve, algunas de estas terapias para tratar la depresión naturalmente:

  • Plantas medicinales, dentro de esta terapia se han empleado varias drogas vegetales para ayudar a tratar la depresión. Dentro de las más conocidas, estudiadas y que han demostrado eficacia, tenemos: el hipérico o hierba de San Juan y la rodiola.

 

  • Hipérico o hierba de San Juan (Hypericum perforatum L.), esta planta es uno de los remedios naturales para la depresión más empleado. A pesar de que su mecanismo de acción no es conocido, se cree que componentes como la hipericina, hiperforina y algunos flavonoides presentes en las flores, son los responsables de su efecto antidepresivo.

Se recomienda en casos de depresiones leves y moderadas, ansiedad y fatiga nerviosa. Sin embargo, no se ha observado un efecto beneficioso en casos de depresión mayor. Debido a que no existe suficiente información no se recomienda su uso en menores de 18 años y en personas medicadas con fármacos antidepresivos o ansiolíticos, deben consultar con el médico antes de consumir de este remedio natural.

 

  • Rodiola (Rhodiola rosea L.), de esta planta se emplea como droga vegetal los rizomas y la raíz.

En su relación con los trastornos del ánimo, se le atribuyen propiedades adaptógenas (refuerzo de los sistemas afectados por el estrés), antidepresivas y ansiolíticas. Tradicionalmente se emplea para aliviar síntomas de fatiga y cansancio, y tiene efecto positivo en los casos de ansiedad y depresión. Se recomienda el consumo de un máximo de 400 mg/día en un plazo de dos semanas, en caso de mantenerse los síntomas depresivos se debe acudir al médico.

 

  • La meditación, esta terapia resulta útil en caso de estados depresivos leves. Gracias a ella, se puede conseguir disminuir el estado emocional de tristeza, debido a que permite reducir el estado de tensión, relajar a la persona y aportarle tranquilidad.

Esta terapia también permite mantener la concentración, aumenta la conciencia del propio ser y de las emociones que se sienten, lo que ayuda a ganar confianza en uno mismo y autoestima. De esta manera, se puede dejar de lado el estado de ánimo y los pensamientos negativos que le abruman.

 

  • Flores de Bach, esta terapia es conocida por su relación con las emociones, ya que su mecanismo de acción va dirigido a reequilibrarlas desde un punto de vista energético, pues no actúan de la misma forma que las plantas medicinales.

Como remedios florales para tratar la depresión se pueden emplear:

 

  • Gorse, empleado en personas con desesperanza que no tienen fe en los actos que realizan o en los de otras personas. Viven con incertidumbre.

 

  • Mustard, empleado en caso de episodios de melancolía, tristeza y desesperación sin una causa aparente que justifique ese estado emocional alterado.

 

  • Olive, para casos de agotamiento físico y mental. No tienen fuerzas para afrontar la vida, han sufrido mucho y se sienten sin energía para continuar.

 

  • Aromaterapia, el uso de los aceites esenciales también puede ser un buen remedio natural para el trastorno depresivo y la ansiedad. Aceites esenciales como, lavanda, azahar, bergamota, geranio, albahaca, manzanilla y romero, pueden emplearse para realizar inhalaciones, masajes o para vaporizar el ambiente. La relación de estos remedios aromáticos con el sistema nervioso, lo convierten en una buena herramienta para mejorar el estado de ánimo y la relajación.

 

  • La psicoterapia, el apoyo de esta herramienta es crucial para obtener buenos resultados en una modificación del estado de ánimo, por este motivo debe formar parte de la medicina natural para la depresión. Dentro de este campo existen diferentes tipos de terapia como, la cognitiva, psicoanalítica, del comportamiento que en función del caso y del criterio profesional se elegirá una u otra.

 

¿Se puede curar la depresión y ansiedad naturalmente?

Si bien es cierto que la medicina natural ofrece remedios naturales para la depresión y la ansiedad que permiten ayudar a reducir los síntomas de las personas afectadas, aliviarlos o evitar el consumo de fármacos con efectos negativos, la curación de estas enfermedades dependerá de diversos factores.

Además, los remedios naturales pueden ser efectivos en casos de depresiones leves, pero no se debe olvidar que en casos de depresión mayor, lo más probable es que se requiera de tratamiento farmacológico.

Por otro lado, resulta interesante combinar diferentes terapias naturales que permitan tratar a la persona con estos problemas de salud emocional, ya que al ser tratadas en diferentes áreas el resultado en general será mejor. Todo este beneficio se verá reflejado en una mejora de la salud mental y física.

Aquí solo hemos mencionado algunos de los remedios naturales que forman parte de esta medicina natural para tratar la depresión.

¿Quieres conocer más sobre estas terapias naturales? Te invitamos a hacerlo en nuestro curso de Naturopatía.