Mostrar más resultados

Beneficios de meditar a diario: cuáles son

Beneficios de meditar a diario: cuáles son

Escrito por Alejandra Sánchez Yagüe

Según un estudio elaborado por Richard Davidson y Jon Kabat-Zinn, dos de los padres del mindfulness, la meditación regular puede producir aumentos significativos en la actividad cerebral anterior del lado asociado a los estados emocionales positivos. Esta es solo una de las conclusiones extraídas en las numerosas investigaciones sobre los beneficios de meditar a diario. En el artículo de hoy exploraremos cuáles son estos beneficios y cómo obtenerlos mediante la práctica regular de esta disciplina milenaria. ¡No te lo pierdas!

También puedes aprender los beneficios de la meditación diaria por ti mismo/a en el Curso Superior de Mindfulness que te acercamos desde Deusto Salud. Avalado por AICM (Asociación Internacional de Coaching y Mentoring), el curso te acercará a las técnicas clave de esta disciplina, te enseñará a mejorar el bienestar y aprenderás a decir adiós al estrés. ¡Infórmate!

Estos son los beneficios de meditar diariamente

Pese a su habitual asociación con la espiritualidad, la meditación se ha consolidado con el paso del tiempo como una práctica respaldada por la ciencia. Esto se debe a la observación de sus demostrados beneficios para la salud física y mental. Pero, ¿qué tipo de beneficios son exactamente y cómo se perciben en la vida diaria?

A continuación, vamos a profundizar en los principales beneficios de meditar a diario. ¡Lee con mucha atención!

Reduce el estrés y la ansiedad

Uno de los beneficios de meditar a diario que antes se percibe es una evidente disminución de los niveles de estrés y la ansiedad. Practicando la meditación de manera regular se calma la mente y se reduce la actividad del sistema responsable de desencadenar la respuesta de “lucha o huida” en situaciones de estrés.

Además, meditar nos ayuda a activar el sistema nervioso parasimpático, lo cual produce una activación de la respuesta de relajación, así como del nervio vago. Esto incide en una activación de la información desde las vísceras, órganos e intestinos hacia el cerebro y viceversa.

Mejora la atención y elimina las distracciones

Meditando de manera habitual se fortalece la capacidad de concentración y atención. Al entrenar la mente para que se enfoque en el momento presente, desarrollamos la habilidad de permanecer centrados en las tareas diarias, alcanzando una mayor eficiencia y volviéndonos más productivos a largo plazo.

La atención es clave en nuestra salud y bienestar, así como en alcanzar un alto rendimiento en la vida, pues permite estar centrado, desarrollar la memoria y prevenir lapsus y pérdidas de memoria.

Facilita la regulación emocional

La meditación también resulta beneficiosa para entrenar la capacidad de observar de forma objetiva e imparcial las emociones, lo que llamamos defusión cognitiva.

También permite aprender a no identificarse con las emociones; es decir, entender que uno no es la emoción y que la emoción está en uno, pero sin que esta se apodere, pudiendo gestionarla y controlarla de forma adecuada. Este proceso se llama desidentificación cognitiva.

Beneficios de meditar a diario para la vida: potencia la resiliencia

Otro de los beneficios de meditar a diario más notables es que permite entrenar la paciencia, el saber observar de forma imparcial, el saber estar con lo que es y dejar de idealizar o de desconectar con la realidad.

En el día a día, esto se traduce en un incremento de la resiliencia, pues se aprende a ser más fuerte y resistente ante las crisis de la vida, a aumentar la resistencia a la frustración y a gestionar mejor la incertidumbre.

¿Cuánto hay que meditar a diario para notar los beneficios?

Una de las preguntas más recurrentes entre quienes se adentran por primera vez en el liberador y beneficioso mundo del mindfulness es cuánto se debe meditar a diario para empezar a percibir los efectos. La respuesta más cercana a la realidad es depende, ya que cada persona es un mundo independiente y sus características y necesidades son de lo más dispares.

No obstante, sobre la frecuencia y duración de la meditación diaria recomendable para experimentar los beneficios óptimos, podemos acercar algunas indicaciones. ¡Toma nota!

  • En primer lugar, es preferible empezar con una rutina de meditación en la cual se va empezando poco a poco. De este modo, se va incrementando el tiempo que se dedica a la meditación y la regularidad en la misma a medida que se va avanzando en el tiempo.
  • Se recomienda empezar por unos 10 minutos al día e ir subiendo cada semana progresivamente unos 5 minutos, hasta llegar a meditar una hora diaria. Esta hora puede realizarse de forma ininterrumpida al principio del día o bien al final del día, o incluso repartirla. De esta manera, se puede meditar media hora al principio del día y otra media hora antes de irse a la cama.
  • Por otro lado, es aconsejable mantener una rutina constante y comprometerse con la práctica a largo plazo para percibir los beneficios de meditar a diario. Y es que, aunque los efectos empiezan a percibirse desde las primeras sesiones, es con la dedicación a lo largo del tiempo cuando se experimenta la auténtica transformación.

Además de estas recomendaciones, para optimizar todavía más los beneficios de meditar a diario, también creemos destacable la opción de combinar e intercalar diversas prácticas meditativas.

Estas prácticas pueden ser: la atención a la respiración, la atención a las sensaciones en el cuerpo, la atención a los sonidos, la meditación en movimiento a través del yoga, la meditación a través del canto de mantras o la técnica del escáner corporal.

¡Profundiza en el mundo del Mindfulness!

Meditar a diario no es solo una manera muy efectiva de alcanzar un estado óptimo de relajación y mejorar la salud mental, sino que tiene interesantes beneficios que impactan en otros aspectos de la vida. Si te interesa dedicar algo de tiempo en tu día a día a cuidarte a través de la práctica de la meditación, o te gustaría ayudar a los demás a alcanzar el bienestar a través de esta disciplina, estás en el lugar indicado.

El Curso Superior de Mindfulness de Deusto Salud es una formación flexible diseñada para iniciar a personas de cualquier perfil en el mundo del mindfulness y la meditación. A través de sus 200 horas lectivas, y bajo el paraguas de un cuadro docente de expertos, podrás aprenderlo todo sobre los tipos de meditación, las mejores técnicas de relajación y concentración, y numerosos recursos de gestión emocional.

Al completar el curso podrás certificar tus conocimientos y pulir tu currículum con dos títulos: un diploma de Deusto Salud y un diploma universitario de la Universidad Católica de Murcia.

Meditaciones guiadas, masterclasses, videotutoriales, videoconferencias, sesiones one-to-one, prácticas profesionales en empresas del sector… Estos son solo algunos de los recursos de aprendizaje que te esperan. ¡Cubre el formulario con tus datos para conocer más detalles!

Bibliografía