Atender a pensamientos y emociones con mindfulness
13/04/2020

Atender a pensamientos y emociones con mindfulness

Mindfulness

 

 

En posts anteriores hemos ido aprendiendo a prestar atención a la respiración, a las sensaciones físicas, a los pensamientos y a las emociones. Siguiendo esta línea de trabajo a continuación nos centraremos en observar con atención cómo los pensamientos, las sensaciones y las emociones generan pautas de conducta, y cómo estas determinan también la manera, positiva o negativa, que tenemos de vivir la vida.

 

Un ejemplo práctico de mindfulness

Vamos a conocer un ejemplo de ejercicio para llevar la atención a los pensamientos y emociones, que es importante en la medida en que nos enseña a trabajar con una nueva forma de abordar las dificultades. Aunque hayamos ido avanzando a lo largo de nuestra experiencia en el reconocimiento de la propia naturaleza de nuestra mente, es normal que haya mecanismos mentales muy arraigados que ofrezcan resistencia y que sean muy difíciles de abandonar y afrontar.

Existen otros ejercicios que se focalizan en observar lo que pasa por la mente de forma atenta y sin juzgar anclándonos en la respiración, en el cuerpo o en los flujos de pensamiento y emoción, y aprendiendo a aceptar lo que pasa sin apego. Sin embargo, cuando la dificultad persiste y siguen presentes los problemas, podemos pensar que hay algo que no estábamos haciendo bien (un juicio subjetivo) o podemos dar la bienvenida a los problemas como una vía de conocimiento.

Por tal razón, en este ejercicio vamos a orientarnos hacia el proceso de identificar nuestros patrones negativos, reconociendo qué elementos nos indican su presencia pero sin ofrecer resistencia, aceptándolos, permitiéndolos y dejándolos ser con amabilidad y desapego. Es un ejercicio práctico de síntesis que aporta nuevos elementos de respuesta frente a la dificultad. Lo ideal es que tomemos papel y lápiz y contestemos las preguntas que vamos haciendo para ir exteriorizando los problemas a medida que avanza el ejercicio. Esto nos permitirá observarlos desde otra perspectiva: la de tener el poder de abordarlos.

 

Preguntas que podemos plantear en el ejercicio

 

A continuación desarrollamos en detalle las preguntas que los participantes deben contestar:

  • ¿Cuáles son los eventos, las situaciones o los fenómenos que desencadenan en ti sentimientos de descalificación? (Identifica al menos tres).
  • ¿Puedes discernir cuáles de ellos son internos y cuáles son externos? (Aclara cuál es cuál).
  • Presta atención a qué pasa exactamente antes de que surja el pensamiento: ¿hay algún sentimiento particular?, ¿alguna emoción?, ¿algún recuerdo?
  • ¿Cuál es el primer pensamiento que te viene a la mente cuando sientes que vas a caer en un estado de ánimo decaído?
  • ¿Cuáles son las emociones que te acompañan en ese proceso?
  • ¿Qué está pasando en tu cuerpo?
  • ¿Dónde te gustaría estar en vez del sitio en el que estás?
  • ¿Qué te gustaría hacer en vez de lo que estás haciendo?
  • ¿Se te ocurre que hay algún modo, patrón o hábito que es reiterativo en tu vida con relación a este hecho?

 

Conclusiones del ejercicio

Los pensamientos pueden atraparnos basándose casi siempre en recuerdos generalizados, lo que nos provoca que tengamos solo un resumen sesgado de los hechos que realmente nos han ocurrido. Nos es fácil reconocer que los pensamientos son perturbadores, que a veces nos sabotean y nos causan la infelicidad. Y advertir esto es dar un paso decisivo para entrar en el camino de la felicidad.

Si realizamos este ejercicio en grupo y estamos dispuestos a compartir nuestros descubrimientos, abrimos una ronda de comentarios breves, intentando acotar las experiencias en el sentido de que lo común a todos ellos es que son eventos mentales que no estamos obligados a seguir. Los pensamientos no son hechos, y aunque sean frecuentes y penosos, eso no cambia su naturaleza: seguirán siendo un producto de la actividad incesante de la mente que, cuando actúa de forma automática, tendemos a creer y considerar como una realidad.

Con este ejercicio hemos invertido un momento en percibir nuestros pensamientos y sentimientos quitándoles carga emocional y concediéndonos, mediante la escritura, la posibilidad de abrir un espacio para reflexionar sobre su significado en nuestras vidas. Con ello, nos permitimos relacionarnos de manera distinta con nuestros pensamientos y entendemos que es posible cambiarlos para mejorar.

Para complementar este trabajo podemos realizar tres ejercicios prácticos de empoderamiento que buscan enseñarnos a manejar la dificultad y que, además, intentan promover actitudes positivas en la vida cotidiana: parar el tren de las asociaciones, liberarse de un hábito y proyectar actos de bondad cotidiana. De estos tres ejercicios, y de cómo practicarlos, hablaremos en el próximo post.

 

¿Te habías planteado alguna vez las preguntas que se sugieren en este ejercicio de mindfulness? ¿Cómo consideras que haces frente habitualmente a las dificultades y las adversidades? ¿Por qué crees que es importante aprender a gestionar los pensamientos negativos y a potenciar los de carácter positivo?

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Mindfulness
26/11/2020

Cómo reconocer los obstáculos con el mindfulness

Practicar la meditación nos afronta a sensaciones y pensamientos que se pueden transformar en obstáculos. En el artículo de hoy encontrarás herramientas para superarlos.

Mindfulness
02/11/2020
Joan Bertran de Bes

Encontrar la motivación para practicar mindfulness

Una vez que ya tienes en mente una serie de pautas para practicar el mindfulness en tu vida, es preciso definir uno o varios motivos poderosos que te sirvan de guía.

Entrenamiento de mindfulness
16/09/2020
Joan Bertran de Bes

Cómo seguir tras un entrenamiento de mindfulness

Una vez que ha acabado el programa de mindfulness que nos hemos propuesto, nos surge una duda... ¿Cómo mantener la práctica y sus beneficios? Vamos a descubrirlo...

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario