Cómo iniciamos un programa de mindfulness de 8 semanas
08/01/2019

Cómo iniciamos un programa de mindfulness de 8 semanas

Mindfulness

Si nos animamos a seguir las indicaciones del curso de ocho semanas de mindfulness, podremos experimentar en primera persona como es posible incidir en el cultivo de nuestra propia felicidad y la de los que nos rodean. Pero para conseguirlo deberemos tener presentes los factores más importantes al iniciar este proceso.

 

Avanzar en el mindfulness

En cada una de las ocho semanas del programa se va explicando paso a paso la didáctica del mindfulness: agenda, objetivos, meditaciones, ejercicios y deberes para, a través de este viaje, conocer los beneficios de la atención plena. Si al mismo tiempo empezamos a practicar, podremos comenzar a liberarnos de patrones o hábitos de vida poco saludables y poner en marcha otros que sí lo son.

La invitación primordial es a hacer este viaje con atención plena, intentando alcanzar un compromiso personal que pasa por elegir estar mejor al aplicar la técnica de prestar atención al presente. Esto nos permitirá ser mucho más eficaces personal y profesionalmente y abandonar patrones de vida negativos, pensamientos e ideas que no responden a nuestras necesidades y que nos impiden ver aspectos clavedel día a día. 

 

Consejos para el éxito

Lo idóneo es seguir los consejos que se dan en cada sesión: practicar las meditaciones, hacer los resúmenes, prestar atención a los principales objetivos de la semana e intentar meditar cada día o, al menos, seis días a la semana. Cada uno debe decidir la dedicación semanal teniendo en cuenta que no se trata de una obligación, pero que es interesante intentar cumplir unos mínimos. 

En las cuatro primeras sesiones o semanas del programa de mindfulness se enfatiza en la necesidad de aprender a prestar atención a todo lo que nos está sucediendo a nivel físico y mental. Aprenderemos a tomarnos tiempo y espacio para respirar mediante ejercicios prácticos de duración variable (3, 7 o 21 minutos a la largo del día). En estas sesiones aprenderemos también prácticas de meditación, formales e informales. Estas primeras semanas son una toma de contacto con el mindfulness y están enfocadas, principalmente, a que el practicante tome conciencia de lo que sucede a nivel físico y sensorial. 

En las cuatro siguientes sesiones o semanas el programa enfatiza la necesidad de practicar otras maneras de incorporar mindfulness, como las emociones, los pensamientos, las percepciones, las actitudes, la empatía o la compasión, primero hacia uno mismo y después hacia todos los demás. A partir de la octava semana podemos aspirar a hacer del mindfulness un modo de vida que nos aporta paz y felicidad. 

 

Semana a semana

Más concretamente, en la primera semana vemos cómo funciona el piloto automático, qué es y en qué se fundamenta. La meditación clave es la atención a la respiración y al cuerpo, que nos ayuda acomprender qué sucede cuando prestamos atención a un solo hecho. Las prácticas informales consisten en actividades muy sencillas como comer o caminar, una manera de comenzar a crear hábitos positivos. 

 

En la segunda, mediante la meditación del escaneo corporal exploramos las diferencias que existen entre pensar una cosa y experimentarla. Intentaremos detener el modo automático de pensar y, a través de los sentidos, introducir las sensaciones corporales, atentos y sin juzgar o analizar lo que está pasando. 

 

A partir de la tercera semana introducimos algunos movimientos conscientes suaves, similares a los del yoga o el tai-chi, junto con prácticas de meditación ambulante, conscientes de que los movimientos no suceden solamente en el cuerpo, sino también en la mente. Mediante el movimiento conduciremos la mente en el proceso de integración continuo.

 

En la cuarta semana nos adentramos en la meditación de los sonidos, sintiendo cómo se forman pensamientos, comprendiendo claramente que las ideas no se construyen como nosotros pensábamos. Aprendemos a ver los fenómenos de la mente como nubes que pasan, no como hechos sólidos.  

 

La quinta, es la semana en la que abordamos cómo afrontar las dificultades de forma consciente. Vemos la necesidad no solo de aceptar, sino de atravesar el patrón de victimización con amabilidad y generosidad.

 

La sexta semana experimentamos que incluso los hechos desagradables pueden desvanecerse en la mente, como el humo en el cielo. Reconocemos gradualmente que los sentimientos de bondad, compasión y generosidad que hemos empezado a practicar comienzan a enraizarse en nuestra mente y generan en nosotros mismos amabilidad y generosidad que podemos extender a los demás.

 

En la séptima, empezamos a comprender la relación que existe entre hábitos y estado de ánimo, comportamientos y patrones. Por ello, consideramos que la razón de nuestro estrés radica en patrones negativos recurrentes. 

 

Y en la octava integramos todo lo aprendido en las semanas anteriores y marcamos claramente cómo vamos a seguir. 

 

Aunque en mindfulness un factor esencial es no anticiparnos y vivir el momento, tener una idea general de lo que trabajaremos nos puede ayudar a relajarnos mentalmente y experimentar el presente sin ansiedad.

¿Has practicado alguna vez el programa de ocho semanas? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

 

Curso relacionado: Curso Superior de Mindfulness

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Mindfulness para ver el mundo de otra manera
07/02/2019
Joan Bertran de Bes

Mindfulness para ver el mundo de otra manera

El modo hacer las cosas en automático es uno de los principales obstáculos que nos impide apreciar en profundidad lo que sucede en nuestro día a día

Transformar los hábitos con mindfulness
31/01/2019
Joan Bertran de Bes

Transformar los hábitos con mindfulness

Quizás no somos conscientes de ello, pero con este hábito mental de querer estar en otra parte,un día podemos darnos cuenta de que ya no estamos presentes en nuestra vida

Principales protocolos del mindfulness
13/11/2018
Joan Bertran de Bes

Principales protocolos del mindfulness

El mindfulness es una técnica que se puede aplicar para muchas situaciones para ayudar a las personas a recuperar la calma emocional.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario