Cómo introducir el mindfulness en el ámbito médico
11/10/2018

Cómo introducir el mindfulness en el ámbito médico

Mindfulness

Las intervenciones clínicas basadas en el mindfulness han crecido en los últimos años y han alcanzado, en un contexto global, el estatus de práctica normalizada e incorporada al tratamiento integral de pacientes que sufren estrés, ansiedad y dolor crónico, entre otras enfermedades. 

 

La vía de entrada del mindfulness

 

Buena parte de los investigadores y facultativos que han promovido el mindfulness son también practicantes activos. Es decir, que a través de su experiencia personal han sido capaces de introducir esta práctica en el ámbito médico. Muchos de ellos vivieron en sus inicios la meditación como una práctica privada, casi oculta, hasta que se fueron realizando pruebas y estudios científicos que demostraban sus beneficios. Pero lo cierto es que, a día de hoy, con los enormes flujos de información que viajan a través de las redes sociales, son los propios pacientes quienes buscan y solicitan este tipo de terapias

 

Los dos factores, en paralelo, han contribuido a su aceptación y a su normalización, y los expertos clínicos que lo practican en consulta no solo se sienten libres de hacerlo, sino que recomiendan totalmente su práctica. El asunto, de todas maneras, no es recomendarlo o no, sino analizar cómo se debería aplicar el mindfulness en los contextos clínicos y en la atención primaria. Lo más importante es contar con el personal competente y aplicar los protocolos con rigor.

 

La formación del personal médico en mindfulness

 

Es evidente que la capacitación de los profesionales en el mindfulness es un elemento clave y restrictivo, porque solo así se puede garantizar su efectividad y las particularidades que tiene la intervención en función del contexto específico en el que se utilice. Cada vez que se inicia un programa de mindfulness dentro de un centro de atención primaria, clínica u hospital, surgen las tensiones y los obstáculos propios de la novedad. Es común encontrar que una buena parte de las personas ya conocen la técnica, mientras que otros siguen viéndola como un recurso poco fiable. 
La formación de un entrenador en mindfulness se basa en el estudio formal, en la experiencia y en el dominio de la técnica a partir de prácticas externas y procesos de supervisión. Se trata de un proceso gradual sujeto a una dedicación horaria determinada que varía en función de la institución que lo acredite y el tipo de certificado o titulación que se pretenda obtener. A nivel profesional puede accederse a este tipo de estudios por la vía de la formación continuada o gracias a másteres y especializaciones universitarias que precisan de un trabajo de grado.

 

La intervención clínica basada en mindfulness

 

Las diferentes escalas de intervención de mindfulness se inician con la práctica personal, que después se convierte en un modo de cuidado personal, que deriva en un modo de relacionarse con los pacientes, para acabar con un tratamiento específico. La práctica del profesional incide en los resultados que obtiene el paciente. Varios estudios han revelado que aquellos profesionales que practicaban consigo mismos obtenían mejores resultados con sus pacientes en comparación con aquellos que no lo hacían. 
La práctica comprometida del mindfulness y la experiencia hará que poco a poco emerjan habilidades sociales que mejoren la relación con los pacientes. Hablamos de empatía, de compasión, de habilidad para dar consejos y de estrategias para afrontar las dificultades propias de la profesión.  Pero todo ello ha de experimentarse previamente a nivel individual hasta convertirlo en un modo de cuidado personal que no puede adquirirse de forma teórica.

 

El acercamiento al paciente

 

Una vez que tengamos la práctica suficiente y podamos empezar a trabajar a nivel terapéutico, conviene empezar por sugerir al paciente, con amabilidad y calma, la posibilidad de probar una técnica conocida como mindfulness. Hay que informarle de que se puede realizar en terapia individual o en pequeños grupos, en función de lo que más le convenga y le resulte más cómodo. No hay que forzar la situación, pues hay que darle tiempo a que lo piense y se interese por sí mismo. Esto suele ocurrir cuando se le explican los beneficios que puede obtener a distintos niveles. Cuando el profesional es un meditador, este paso es mucho más fácil. 

Cada vez que expliquemos el mindfulness en el contexto clínico será necesario precisar con suficiente simplicidad, rigor y concisión qué es y qué no es. Es importante ser completamente honesto con el paciente y reconocer que el mindfulness no es la panacea, por lo que no puede descontextualizarse de la patología, la enfermedad o la dolencia que él esté sufriendo. Se trata de comprender que es una piedra angular, pero no la única. El camino que el paciente debe hacer es atravesar sus propias reservas, incluso la negación, de lo que está pasando.

La relación de confianza y cercanía que se establece con el paciente permite iniciar un proceso de evaluación conjunta que aclare el proceso curativo. Y una de las primeras nociones que se puede transmitir al paciente en esa vía es: «el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional». 

¿Has trabajado con el mindfulness en el ámbito médico? Explícanos tu experiencia.

 

Curso relacionado: Curso Superior de Mindfulness 

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Cómo iniciamos un programa de mindfulness de 8 semanas
08/01/2019
Joan Bertran de Bes

Cómo iniciamos un programa de mindfulness de 8 semanas

En cada una de las ocho semanas del programa se va explicando paso a paso la didáctica del mindfulness: agenda, objetivos, meditaciones, ejercicios y deberes.

Principales protocolos del mindfulness
13/11/2018
Joan Bertran de Bes

Principales protocolos del mindfulness

El mindfulness es una técnica que se puede aplicar para muchas situaciones para ayudar a las personas a recuperar la calma emocional.

Cómo abordar el burnout en mindfulness
13/09/2018
Joan Bertran de Bes

Cómo abordar el burnout en mindfulness

Seguramente habremos escuchado hablar a menudo de los factores que pueden generar estrés y las herramientas que el mindfulness pone a nuestro alcance para pa

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario