El mindfulness transforma nuestro cerebro
19/07/2018

El mindfulness transforma nuestro cerebro

Mindfulness

El impacto del mindfulness, basado en la tradición meditativa oriental, se ha visto apoyado por el interés que la neurociencia ha puesto a la hora de comprobar, verificar y profundizar, desde una perspectiva científica, lo que los meditadores ya habían experimentado desde siglos atrás. La meditación influye en la mente y es capaz de modificarla.

Mindfulness y ciencia

El mindfulness ha sido objeto de estudio clínico a través de una rama de la neurociencia denominada neurobiología de la meditación, que tiene como objeto de estudio principal el vasto fenómeno de los sistemas neuronales que se ponen en funcionamiento con la meditación. En los primeros estudios sobre el fenómeno de la meditación se plantearon cuestiones tan importantes como qué sucede cuando estamos meditando, cómo la práctica regular de la meditación modifica las estructuras del cerebro y qué relación guarda todo esto con la neuroplasticidad.

También ha habido un gran interés por comprender cuáles son los cambios específicos que se producen en el cerebro con la práctica del mindfulness y de otros tipos de meditación de origen oriental, así como en la duración y permanencia de estos cambios a corto y largo plazo.

Así mismo, y de forma paralela o conjunta, la psicología y la psiquiatría han estudiado la influencia del mindfulness en el control y equilibrio de la mente para descubrir cómo influye esta práctica en las actividades y los procesos psíquicos y cognitivos de las personas, tanto a nivel consciente como a nivel inconsciente. Por tanto, forman parte de estas investigaciones materias como la percepción, la cognición, el manejo de los impulsos y las emociones y la posibilidad de lograr cambios conductuales.

El resultado de la mayor parte de estas investigaciones, y las tendencias estadísticamente significativas de muchas de ellas, han permitido validar los beneficios del mindfulness y de otros tipos de meditación. En el contexto sociosanitario esto se ha traducido, aunque lentamente, en validar, incorporar y recomendar a los pacientes que practiquen estas nuevas técnicas, en tanto que mejoran nuestra salud y nuestra calidad de vida. Son además, en sí mismas, una forma beneficiosa de reducir los costes sanitarios asociados, por ejemplo, a factores psicosociales como el estrés o el dolor crónicos, que reducen la productividad, incrementan el número de visitas y generan absentismo laboral, entre otras consecuencias.

A recomendaciones ya conocidas como evitar el consumo de tabaco o de alcohol, realizar alguna actividad deportiva o seguir una dieta sana, se ha unido, poco a poco, el consejo de practicar mindfulness y actividades como el yoga o el taichí, pues son una forma de implementar estilos de vida saludables que contribuyan al bienestar. Esta tendencia es una muestra más de la aceptación que tiene el mindfulness, avalada por la experiencia, en las personas que lo han incorporado a sus hábitos cotidianos.

Nuevas conexiones neuronales

La neuroplasticidad, también llamada plasticidad neuronal o plasticidad sináptica, se define como la capacidad que tiene el cerebro para construir nuevas conexiones nerviosas a lo largo de la vida, ya sea como respuesta a una nueva experiencia, a la información o el estímulo sensorial, al desarrollo de las emociones, a las hormonas o incluso a un accidente o daño concreto

La neuroplasticidad puede dividirse en dos tipos:

1. La positiva, que crea, fomenta, construye y amplía las redes neuronales que ya existían en nuestro cerebro.

2. La negativa, que elimina, destruye o deteriora aquellas redes neuronales que no se utilizan. Según este orden de ideas, el entrenamiento centrado y consciente en una actividad o en una actitud específica estimularía la aparición de nuevos recorridos sinápticos, tal y como ocurre, por ejemplo, con el aprendizaje de un nuevo idioma.

Imaginemos que vamos a vivir a un país en el que no tenemos amigos y cuya lengua nos resulta completamente desconocida. En estas circunstancias el cerebro se ve obligado a fomentar, crear y construir una serie de redes imprescindibles para la supervivencia. Aprenderá el idioma, observará los gestos y memorizará caras, calles, olores, sabores y texturas. Es decir, almacenará toda la información que pueda y en función de ello construirá nuevos patrones sinápticos: las redes neuronales le permitirán sobrevivir y adaptarse a las nuevas circunstancias.

En relación con el mindfulness, podemos resaltar tres ideas centrales sobre la neuroplasticidad y el potencial de cambio que puede llegar a ofrecernos si asumimos un papel activo:

1. La neuroplasticidad es una capacidad que tenemos los seres humanos a lo largo de toda la vida.

2. A través de la práctica concentrada y plena de ciertas actividades podemos generar nuevas redes sinápticas.

3. En función del tipo de actividad que realicemos, es posible modificar zonas específicas del cerebro. Con el aval de investigaciones y de la experiencia de millones de personas, se ha llegado a la conclusión que el Mindfulness puede transformar nuestro cerebro, de manera que podemos vivir la vida con mayor plenitud y gestionar las situaciones más críticas de manera positiva.

¿Llevas tiempo practicando mindfulness u otro tipo de meditación? ¿Qué cambios has detectado en tu vida?

Curso relacionado: Curso superior de Mindfulness

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Meditar sentados en mindfulness
06/03/2019

Meditar sentados en mindfulness

La práctica del mindfulness ha popularizado la actitud meditativa mientras damos un paseo, comemos o realizamos cualquier otro acto cotidiano.

Mindfulness para ver el mundo de otra manera
07/02/2019
Joan Bertran de Bes

Mindfulness para ver el mundo de otra manera

El modo hacer las cosas en automático es uno de los principales obstáculos que nos impide apreciar en profundidad lo que sucede en nuestro día a día

Transformar los hábitos con mindfulness
31/01/2019
Joan Bertran de Bes

Transformar los hábitos con mindfulness

Quizás no somos conscientes de ello, pero con este hábito mental de querer estar en otra parte,un día podemos darnos cuenta de que ya no estamos presentes en nuestra vida

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario