Entrenamiento de mindfulness
16/09/2020

Cómo seguir tras un entrenamiento de mindfulness

Mindfulness

Mantener la atención que nos enseña el mindfulness

La pregunta que tenemos que hacernos es: ¿Qué pasará ahora con mi proceso de mindfulness? La decisión está en nuestras manos y la mejor forma de afrontar esta etapa de transición es no precipitarnos en las rutinas y fijar la atención en ser conscientes de nuestras experiencias. 

Si dejamos de estar atentos a lo que está sucediendo en cada momento y, a cambio, empezamos a interpretar nuestras experiencias y a encadenar historias basadas en asociaciones, actitudes y percepciones de nosotros mismos y de los demás tenemos muchísimas opciones de sentirnos perdidos.

Las interpretaciones son solo una visión sesgada de la realidad. No es la experiencia en sí misma, tal y como la hemos vivido. Cuando interpretamos, dejamos de ser dueños de nuestras vivencias y estamos a merced de la actividad imparable de nuestra propia mente. De ese modo nos perdemos de la experiencia real y estamos sujetos a clasificaciones simplistas en las que etiquetamos rápidamente lo vivido como agradable o desagradable.

Por lo tanto, una habilidad fundamental para mantener la atención plena en la vida cotidiana será poder distinguir entre nuestras experiencias y nuestras interpretaciones. Y es un matiz muy interesante que bien vale la pena explorar. La experiencia es simplemente lo que está sucediendo en este momento: un sabor, un sonido, una sensación, un instante de paz... La interpretación de la experiencia es toda la historia que nos contamos en torno a un hecho elemental, asumiendo que así estamos más presentes. Paradójicamente, es esa la actitud que nos aleja de la presencia plena.

Si queremos vivir de forma atenta tenemos que cultivar la habilidad de vivir la experiencia sin interpretar hechos y reacciones. Una manera sencilla de entender esto es que no podemos estar presentes en dos lugares al mismo tiempo porque, cuando pensamos en la experiencia, salimos del presente para proyectar nuestra mente hacia el futuro en forma de expectativas, anhelos o preocupaciones, o en dirección al pasado, en forma de recuerdos, memorias y enseñanzas. La interpretación nos saca del presente. Nos lleva a otro lugar en el que estamos atados para actuar.

Una de las principales razones por las cuales tenemos tendencia a caer en ese estado es la compulsión. Tenemos una mente compulsiva que necesita controlar todo lo que pasa. No podemos soportar que algo se escape y por eso damos vueltas sin parar alrededor de los hechos. La mente quiere estar, quiere ser escuchada a cualquier precio y en cualquier momento. Y, al mismo tiempo, también quiere escapar de todo aquello que percibe como un dolor potencial. El resultado de todo esto es que nuestra mente sustituye la experiencia verdadera por una interpretación de la realidad que llevamos a cabo para manipular la realidad y tener la sensación de que controlamos nuestra vida.

Actividades tras el entrenamiento

Lo que se propone a continuación es no bajar el ritmo y estar atentos durante al menos veinte días a las experiencias, emociones y sensaciones posteriores al curso. El programa realizada seguramente habrá hecho su efecto y que te habrás liberado de ciertos patrones, pero para mantener esa misma línea es necesario dedicarnos tiempo y atención a nosotros mismos.

Para empezar, puedes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • No te propongas grandes retos. 

Quédate primero con la experiencia vivida en estas ocho semanas y trata de romper el hábito de interpretar automáticamente lo que te pasa mediante la práctica de ser conscientes con la experiencia dentro de la experiencia. Así que cuando surjan momentos desagradables estarás entrenado en ver directamente qué sucede, cómo sucede y cómo te sientes cuando esto sucede. Eso significa estar en el momento y dejar que la experiencia forme cuerpo en ti.

  • El siguiente paso es empezar a tomar pequeñas notas en un papel.

En un diario o en el teléfono móvil mediante notas de voz. La idea es que trates de distinguir en esas notas la diferencia entre la experiencia y la interpretación de la misma a partir de una pregunta: ¿hay alguna diferencia entre mi experiencia directa de lo que está pasando y cómo lo he interpretado yo? Cuanto más te ejercites en esa tarea, más fácilmente podrás permanecer en el momento presente.

  • Cuando seas capaz de saltar de la interpretación a los hechos, observa la diferencia.

Mira cómo cambia la atención y adónde van a parar las interpretaciones de la misma. Si no puedes llegar a ese punto, entonces observa las dificultades que se te presentan. Lograrlo es una cuestión de entrenamiento.

Finalizados los veinte días de transición trata de formalizar tu práctica dedicando diariamente un espacio de tiempo para meditar. Intenta realizar las prácticas en un momento regular del día, en una hora que te resulte cómoda, de forma que tu mente se habitúe a ello. Si es posible, haz las prácticas de meditación sedente siempre en el mismo lugar, eso te hará más fácil la tarea de consolidar tus nuevos hábitos.

¿Consideras realistas estas propuestas para dar continuidad a la práctica del mindfulness? Cuéntanos tu experiencia.

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Mindfulness
26/11/2020

Cómo reconocer los obstáculos con el mindfulness

Practicar la meditación nos afronta a sensaciones y pensamientos que se pueden transformar en obstáculos. En el artículo de hoy encontrarás herramientas para superarlos.

Mindfulness
02/11/2020
Joan Bertran de Bes

Encontrar la motivación para practicar mindfulness

Una vez que ya tienes en mente una serie de pautas para practicar el mindfulness en tu vida, es preciso definir uno o varios motivos poderosos que te sirvan de guía.

Mindfulness
07/07/2020
Joan Bertran de Bes

Planifica un día de atención plena con mindfulness

A través del mindfulness, la acción y la planificación de nuestro día a día nos llevará a mejorar las actividades que realizamos con nuestro estado estado de ánimo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario