Consejos para evitar caries

Consejos para evitar caries

Podemos afirmar que las caries, son zonas dañadas de forma permanente en la superficie de los dientes que se convierten en pequeñas aberturas u orificios.

Las caries dentales son uno de los problemas de salud más frecuentes en el mundo.

En la edad escolar, aumenta su prevalencia donde en primero de primaria un 46% de los niños presentan caries, en segundo curso un 40,5% y en tercer curso un 77,3% de niños con caries en dientes temporales y un 20,8% en definitivos

Las caries se producen a causa de una combinación de factores, como bacterias en la boca, mala alimentación y limpieza dental deficiente.

Estas bacterias forman una sustancia pegajosa llamada placa, que se pega en los dientes.

La placa que no se elimina de los dientes puede convertirse en una sustancia llamada sarro e irritar las encías produciendo gingivitis y periodontitis, que producen un ácido.

Estos ácidos dañan el esmalte de los dientes, creando orificios en los dientes, esto es a lo que llamamos caries.

La caries dental que no se trata también destruye el interior del diente (pulpa). Esto requiere un tratamiento más extenso o, en el peor de los casos, la extracción del diente.

Los azucares y almidones aumentan el riesgo de caries, siendo una de las causas más comunes de pérdida de dientes.

Los signos y síntomas de las caries varían, según el tamaño y la ubicación. Cuando se comienza a formar una caries, es posible que sea asintomática. A medida que la caries aumenta de tamaño, esta puede provocar signos y síntomas, como los siguientes:

  • Dolor repentino o dolor que se produce sin causa aparente
  • Sensibilidad en los dientes, sobre todo al ingerir alimentos o bebidas frías.
  • Dolor leve a agudo cuando comes o bebes algo dulce, caliente o frío
  • Agujeros o cavidades visibles en los dientes
  • Manchado marrón, negro o blanco en cualquier superficie de un diente
  • Dolor intenso en el momento de la mordedura del alimento.

 

Antes de aparecer la caries, y con la presencia de la cavidad u orificio dental, se pueden hacer o recibir selladores.

Esta técnica de sellar los dientes, consiste en cerrar las fosas y fisuras en los dientes con una alta probabilidad de desarrollo de caries para crear una barrera que impida la entrada de las bacterias causantes de la caries

Los selladores duran entre 5 y 10 años de media, siempre han de ser revisados en la revisión anual con nuestro dentista.

¿Cómo prevenir la caries y enfermedad periodontal?

Tomaremos medidas, para favorecer una buena salud bucodental, donde deberemos:

  • Realizar una correcta higiene dental diaria, insistiendo en el uso del hilo dental y/o los cepillos interdentales, y un mínimo de 3 veces al día.

 

  • Mantener una dieta equilibrada, limitando la ingesta de dulces y refrescos, especialmente en lo que se refiere a su frecuencia.

 

  • Masticar chicles sin azúcar y, si es posible, que contengan xilitol, ya que puede ayudar a prevenir las caries.

 

  • Uso de tratamientos específicos con flúor para pacientes de alto riesgo bajo prescripción y control de su dentista. Se recomienda la pasta de dientes fluorada,

 

  • Colocar selladores de fisuras en la boca o los dientes: utilizados para tapar las zonas retentivas de bacterias en los dientes posteriores, con el objetivo de prevenir la caries.

 

  • Si existe sequedad bucal, utilizar sustitutos salivares y beber agua.

 

  • No beber, no comer, tras el cepillado de la noche.

 

  • Se debe de cepillar la lengua, ya que la superficie exterior de la lengua está cubierta con bacterias que pueden contribuir en particular al mal aliento.

 

  • Es aconsejable cambiar el cepillo dental cada tres meses, para que sea eficaz en la higiene dental.

 

  • Iniciar a los niños en el hábito del cepillado de forma precoz, se recomienda a partir de los dos años de edad. Tan solo un 10% de los niños entre 6 y 12 años se cepillan los dientes a diario y un 60.6% de los pequeños se cepillan los dientes antes de irse a dormir.

 

  • Evitar el alcohol y el tabaco, incluido el tabaco masticado.

 

 

  • Debemos de evitar los siguientes alimentos, que nos dañan los dientes de forma brusca:

 

  1. Caramelos duros y azucarados
  2. Bebidas ácidas, como son las bebidas energizantes y gaseosas o carbonatadas.
  3. Dulces con una gran cantidad de azúcar
  4. Los alimentos a base de almidones, como las pastas, el arroz, dañan los dientes porque se metabolizan en azúcares que producen ácidos que desgastan el esmalte dental.
  5. Masticar hielo, puede romper nuestro esmalte de los dientes.
  6. Masticar frutos secos duros.
  7. Evitar el Café, alcohol, kétchup, salsa de soja y vinagre balsámico.

 

Existen alimentos muy útiles para prevenir la caries, como son:

  • Frutas

De entre las frutas, las mejores son las manzanas, ya que al masticarlas su acción se asemeja a la de cepillarnos los dientes, además de sus virtudes saludables. Después de consumir frutas muy dulces o pegajosas (plátano, uvas…) es preferible lavarse siempre los dientes.

  • Verduras

Al igual que sucede con las frutas, las verduras son muy útiles contra la caries. Aunque todas sirven, algunas de las mejores son la zanahoria y el apio.

  • Queso

El queso tiene la capacidad de neutralizar la formación de ácidos (que deterioran el esmalte). Por ello es ideal consumirlo como postre o último alimento, siendo una fuente de calcio, importante para el desarrollo de unos dientes sanos.