Los partos en la bañera llegan al hospital

Los partos en la bañera llegan al hospital

La mayoría de médicos obstétricos y comadronas coinciden en algo: el parto cuanto más familiar y natural menos traumático suele ser para el bebé. Esto es algo que mucha gente reivindica, parir es un acto natural, no se trata de una enfermedad ni una operación, es un proceso natural que se debe afrontar de la manera menos intrusiva posible.

Si el embarazo transcurre con normalidad (no se trata de un embarazo ectópico) y no existe ningún tipo de riesgo o complicación para el feto estaríamos hablando de un parto de riesgo bajo o nulo, por lo que no requeriría ni tan siquiera la presencia de un médico. En muchos casos, por lo tanto, el parto es atendido únicamente por una comadrona (un 40% de los casos), y muchas madres deciden llevarlo a cabo en su propia casa, dentro de la bañera. Muchos expertos indican que es muy beneficioso el parto en el agua y facilita mucho el proceso, el problema es que al estar en casa si la cosa se complica no contamos con los recursos de un hospital. Precisamente por eso recientemente acaban de instalar en el Hospital de la Maternitat del Clinic una sala de parto acuático equipada especialmente con una bañera. De esta manera se puede atender a las madres que deciden que la ayuda del agua y el ambiente menos quirúrgico pueden ayudar al parto sin renunciar a la seguridad de estar atendido por profesionales y tener los medios suficientes. Una iniciativa muy a tener en cuenta.