Qué es la higiene del sueño en pediatría
14/03/2019

Qué es la higiene del sueño en pediatría

Pediatría

La higiene del sueño la podríamos definir básicamente como el hecho de enseñar a dormir bien a nuestros hijos.

Pero ¿tan importante es el sueño y dormir bien?

Pues sí, lo es, y mucho. Vayamos por partes y empecemos por el principio. El ser humano tiene una serie de necesidades, las más importantes de las cuales se llaman necesidades básicas o fisiológicas y que son, entre otras, las siguientes: Necesidad de respirar, necesidad de alimentarse y beber agua, necesidad de dormir y descansar, necesidad de eliminar los deshechos corporales, necesidad de mantener la temperatura corporal, etc.

Vemos por tanto, que dormir se encuentra entre las necesidades más básicas de las personas. De ahí la importancia de dormir las horas necesarias y que este sueño sea efectivo y nos proporcione un descanso reparador.

¿Por qué es tan importante la higiene del sueño en pediatría?

Básicamente porque el sueño, igual que todos los otros patrones del niño, son conductas que en la infancia se encuentran en desarrollo, en estado de maduración, y por lo tanto, son patrones que en esta etapa podemos modificar. Es decir, a través de la relación con el niño  y la actitud que tengamos nosotros frente al sueño, podemos “educar”, enseñar a dormir bien a partir, por ejemplo, del establecimiento de rutinas diarias.

Medidas en pediatría para una buena higiene del sueño

Aunque debemos tener en cuenta que el patrón de normalidad del sueño es amplio en cuanto a horas de descanso, siempre debemos tener presente que el niño debe dormir un mínimo de horas y que aunque también es normal que el niño se despierte de vez en cuando durante la noche, lo más importante es que aprenda a dormirse de nuevo él solo. Para conseguirlo nos ayudarán las siguientes medidas:

  • Crear rutinas en la vida diaria del niño: el niño necesita “hacer siempre lo mismo”, es decir, despertarse siempre a la misma hora, hacer las tomas o las comidas (cuando sea más mayor) siempre a la misma hora, etc. Y esto vale para todos los días, incluidos los fines de semana y los festivos. Y esto debe hacerse desde los primeros meses de vida.
  • Durante los primeros meses también, las tomas nocturnas deben durar poco y sin estímulos exteriores: poca luz, sin ruido…
  • Crear una rutina para irse a dormir: el niño debe ir a dormir siempre a la misma hora y unos 15 minutos antes de la hora establecida debemos llevar a cabo siempre las mismas cosas: bañarlo, alimentarlo, cantarle alguna canción, leerle un cuento… lo que queramos, pero siempre lo mismo y en el mismo orden.
  • No acunar al niño: el niño debe aprender a dormir solo. Debemos acostarle en su cama despierto. Al principio puede costar, pero poco a poco irá aprendiendo a dormirse él solo. Para ayudarnos en este objetivo, debemos transmitirle al niño seguridad y tranquilidad. Podemos utilizar algún peluche o muñeco para dormir, que sea seguro para su edad y que solo se utilice con este fin: podemos tener el peluche siempre en la cuna y al acostarlo se lo damos para que asocie el muñeco con dormir. También podemos ayudarnos del chupete para conciliar el sueño (aunque no es aconsejable utilizarlo antes de las 4 semanas de vida, ni tampoco alargarlo mucho más del año).
  • Al menos hasta los 5 años el niño debería dormir la siesta después de comer.
  • El ambiente de la habitación debe ser un ambiente oscuro, tranquilo, con la temperatura adecuada y silencioso.
  • En el caso de que algún día el niño esté más nervioso de lo habitual y le cueste más conciliar el sueño, debemos pensar en los acontecimientos del día e intentar deducir qué es lo que lo ha provocado e intentar evitarlo. En este sentido, cabe destacar que no hay que hacer actividad física antes de ir a dormir, por ejemplo.
  • Evitaremos las bebidas estimulantes: obviamente el café y el té, pero también las bebidas de chocolate y cola.
  • No hay que mirar la televisión ni usar ningún tipo de pantallas antes de ir a dormir, ni tampoco utilizarlas más de 2 horas al día.

Consecuencias de la falta de higiene del sueño en pediatría

En los niños, más que en cualquier otra población, la falta de un buen sueño reparador y de calidad, puede acarrear problemas importantes de salud, tales como:

  • Afectar al desarrollo físico del niño impidiendo el correcto crecimiento.
  • Provocar trastornos del aprendizaje impidiendo el correcto desarrollo cognitivo.
  • Afectar al desarrollo emocional y social provocando trastornos de relación.
  • Provocar un incremento del riesgo de accidentes.

Después de leer el post ¿estás de acuerdo con la importancia que se le da al sueño en pediatría? ¿Has aplicado alguna medida más que quieras compartir? ¿Qué medida es la que te ha funcionado más para que los niños se duerman bien?

Curso relacionado: Curso de Auxiliar de Pediatría

 

Comparte en:

Diplomada en Enfermería en la Escuela Universitaria de Enfermería de Girona y en Empresariales por la Universitat Oberta de Catalunya, con un máster en Logopedia por la Universidad de Barcelona. Ha realizado diversos cursos de especialización, tanto en el área de enfermería como de empresariales. Dispone de amplia experiencia como enfermera en diferentes servicios médicos. Actualmente, es gerente y co-propietaria de una empresa, tarea que compagina con la docencia.

Qué son y cómo tratar los trastornos de ansiedad en pediatría
16/01/2019

Qué son y cómo tratar los trastornos de ansiedad en pediatría

La ansiedad es una emoción básica que experimentamos todos los seres humanos. Suele aparecer como respuesta normal a un peligro o amenaza.

Protectores solares especiales para mi bebé
02/07/2018

Protectores solares especiales para mi bebé

Ya llego el verano y aun no sabes cual es el mejor protector para tu bebé. Aquí te recomendamos.

Cómo tratar las picaduras de mosquitos en bebés y niños
05/06/2018

Cómo tratar las picaduras de mosquitos en bebés y niños

En general las picaduras de insectos, que suelen provocar pápulas inflamatorias (lesión en la piel) con prurito y normalmente se manifiestan con dolor.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario