¿Qué son los soplos y qué pueden ocasionar en pediatría?
14/11/2017

¿Qué son los soplos y qué pueden ocasionar en pediatría?

Pediatría

¡Niños tranquilos! La mayoría de los soplos no deben ser motivo de preocupación y no repercuten sobre la salud del niño. Prefiero empezar esta entrada así, ya que los soplos infantiles, son no solo para los niños, sino también para los papás un motivo de preocupación importante cuando se diagnostica.

Pero entonces, ¿qué es exactamente un soplo cardíaco?

La expresión soplo cardíaco, como tal, no es un diagnóstico ni una enfermedad; pero, para entender lo que significa y poder explicar en qué consiste, es importante saber cómo funciona y qué partes conforma el corazón.

El corazón se divide en cuatro cavidades; dos en el lado derecho y otras dos en el lado izquierdo. Las dos partes de arriba serán llamadas aurículas mientras que las dos de abajo serán los ventrículos. Todos sabemos, que el corazón es “el motor que no se detiene” y que su función básica es bombear la sangre al resto de nuestro cuerpo para aportar el oxígeno necesario a todos y cada uno de nuestros órganos. Para ello, es necesario que la sangre recorra el interior de las cuatro cavidades que forman el corazón.

La palabra soplo describe un sonido sibilante que hace la sangre cuando fluye a través de cualquiera de las cavidades o válvulas del corazón o incluso a través de un orifico que hay en el interior del corazón también. A grandes rasgos, los sonidos del corazón se producen siempre en pares. Cada sonido par corresponde al cierre de dos de las válvulas del interior de nuestro miocardio. Pero si existe un problema, a parte de los dos sonidos pares normales, puede producirse un soplo.

Al escuchar el corazón con un estetoscopio, el médico puede determinar si el sonido anormal indica turbulencia, es decir, que en medio de los dos sonidos “normales” que efectúa el corazón se escuche como una especie de “soplido”. Este sonido es el que identificamos como soplo cardíaco.

Algunos soplos cardíacos son inofensivos denominado «soplo funcional» o «soplo inocente». Son comunes en los niños y no necesitan tratamiento y pueden seguir una vida totalmente normal sin cambios. En la mayoría de los casos los soplos funcionales desaparecen al llegar a la etapa adulta.

Pero entonces ¿Por qué se producen los soplos?

Los soplos pueden producirse cuando la sangre debe pasar por una válvula estrechada (lo que se denomina estenosis), o cuando se filtra hacia atrás por una válvula defectuosa (lo que se denomina regurgitación). Estos problemas valvulares pueden ser de nacimiento o producirse más adelante, a causa de alguna patología tipo, infección, fiebre, etc. o simplemente por el proceso de envejecimiento del mismo individuo.

En otros casos, un soplo puede ser debido a un defecto cardíaco, como, por ejemplo, que uno de los orificios que se encuentran en una de las paredes del corazón produzca un soplo. Esta afectación aparece sobretodo en procesos anémicos, cuando tenemos cifras de presión arterial altas, procesos febriles, hipertiroidismo e inclusive en embarazos.

Por tanto, la única forma de poder diagnosticar un soplo en cualquiera de los casos será auscultando y comprobando si existe algún sonido “extra” que esté emitiendo nuestro corazón. En el caso que el pediatra detecte este sonido y se diagnostique como soplo infantil, será importante que indique su clasificación según su intensidad, con una escala que va desde el 1 al 6, siendo el 1 un soplo que apenas se puede oír y 6 un soplido potencialmente fuerte. A pesar de ello, vuelvo a hacer hincapié en que algunas cardiopatías pueden expresar soplo, sin embargo, tener un soplo no es sinónimo de patología.

Además, lo más conveniente es volver a auscultar el corazón en un momento de normalidad absoluta, por ejemplo, que el niño no presente ninguna otra enfermedad, ni cuadros febriles, ni nada de lo que hemos comentado anteriormente para que así el diagnóstico sea más acertado. Si aun así persiste, depende de las características a veces se recomienda hacer una ecocardiografía. Esta prueba estará especialmente indicada en lactantes y en niños que presenten soplos que sean muy intensos.

Los niños que tienen soplos funcionales no requieren seguir una dieta especial, restringir sus actividades ni ningún otro tratamiento especial, tal y como he comentado antes. A los niños que son lo bastante mayores como para entender que tienen un soplo se les debe explicar y asegurar que no son diferentes a los demás niños y que pueden llevar una vida completamente normal.

No obstante, existen algunos problemas cardiacos estructurales, denominados cardiopatías congénitas. Algunos niños no tendrán ningún síntoma aparte de un soplo cardíaco, pero otros presentarán síntomas que se podrían confundir con otras enfermedades o trastornos.

Entre los síntomas de una enfermedad cardíaca importante en un recién nacido, se incluyen:

  • Respiración rápida
  • Dificultad para alimentarse
  • Labios azulados o morados (lo que se denomina cianosis)
  • Retraso del crecimiento.

Los síntomas en un niño o adolescente pueden incluir:

  • Fatiga
  • Dificultad para hacer ejercicio o practicar actividades físicas
  • Dolor torácico.

Las cardiopatías congénitas están provocadas por factores genéticos y por factores ambientales, pero en muchos niños no se conoce la causa ni el factor determinante. Algunos padres pueden tener más de un hijo con una cardiopatía, pero en la mayoría de los casos, las cardiopatías no se consideran hereditarias. La salud de la madre durante la gestación juega un papel determinante para que el niño pueda padecer alguna cardiopatía congénita, sobretodo, si ha padecido fenilcetonuria, diabetes gestacional no tratada, la rubeola, beber alcohol, la toma de algún medicamento específico, o incluso que alguno de los dos progenitores consuma droga. Los bebés que presentan otros tipos de anomalías o que nacen prematuramente también pueden tener cardiopatías y por tanto diagnosticarles un soplo cardiaco nada más nacer.

A pesar de que muchos padres se temen lo peor cuando le diagnostican a su hijo un soplo cardíaco, es importante saber que este diagnóstico, en realidad, es sumamente habitual. De hecho, a muchos niños les detectan un soplo cardíaco en algún momento de su vida, por tanto, ¿seríamos capaces de transmitir esa tranquilidad a la ya conocida angustia de muchos padres cuando les hablan del término “soplo cardíaco”? 

Curso relacionado: Curso de Auxiliar de Pediatría

Comparte en:

Diplomada en Enfermería por la escuela universitaria de Sant Joan de Dèu perteneciente a la Universidad de Barcelona. Máster en Enfermería quirúrgica por la Universidad de Barcelona en el Hospital de tercer nivel Sant Joan de Dèu. Postgrado en enfermería de Salud laboral por la Universidad internacional de Cataluña. Máster en formación para el profesorado en enseñanza de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional e idiomas.

Promoción Cyber Monday Deusto Salud
25/11/2017

Promoción Cyber Monday Deusto Salud

Matrículate esta semana en cualquiera de nuestros cursos y cursos superiores y te regalaremos un curso de inglés de

Bases legales promoción Cyber Monday Deusto Salud
25/11/2017

Bases legales promoción Cyber Monday Deusto Salud

Condiciones legales promoción Cyber Monday Deusto Salud

1. Participación

Promoción Black Friday Deusto Salud
17/11/2017

Promoción Black Friday Deusto Salud

Matrículate esta semana en cualquiera de nuestros cursos y cursos superiores y te regalaremos un curso de inglés de

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario