Tipos de alergias comunes en niños y cómo tratarlas
17/01/2017

Tipos de alergias comunes en niños y cómo tratarlas

Pediatría

Las alergias en general, son muy comunes y en ellas desempeñan un papel tanto los genes como el medio ambiente. Si lo dos progenitores presentan alergias los hijos de estos tendrán una probabilidad muy alta de que las padezcan también. El sistema inmunitario normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Este sistema también reacciona ante sustancias extrañas, llamadas alérgenos. Estos son generalmente inofensivos y en la mayoría de las personas no causan problemas. Pero, ¿por qué otras personas desarrollan algún tipo de respuesta en forma de alergia?

La tendencia a desarrollar alergias suele tener una base hereditaria, lo que significa que se puede "trasmitir" de padres a hijos a través de los genes. Además, generalmente una persona no hereda una alergia en concreto, sino sólo una propensión a tener alergias.De todos modos, una cantidad reducida de niños tiene alergias a pesar de que en su familia no hay ningún otro miembro que sea alérgico. Y, si un niño es alérgico a una sustancia, es probable que también lo sea a otras.

Algunos de los alérgenos más comunes son:

  • Los ácaros del polvo son una de las causas más frecuentes de la alergia. Estos insectos microscópicos viven a nuestro alrededor y se alimentan de los millones de células de piel muerta que se desprenden cada día de nuestros cuerpos. Los ácaros del polvo son el principal componente alérgico del polvo doméstico, que contiene muchas otras partículas como, por ejemplo, fibras de tejidos y bacterias, así como alérgenos microscópicos de origen animal. Presentes a lo largo de todo el año en la mayor parte de EE.UU. y de otros países (aunque no viven a grandes altitudes), los ácaros del polvo abundan en la ropa de cama, los tapizados, las alfombras y las moquetas.
     
  • El polen es otra de las principales causas de alergia (la mayoría de la gente conoce la alergia al polen con el nombre de fiebre del heno). Los árboles, los arbustos, el césped y la hierba de prados y pastos liberan estas partículas minúsculas al aire para fecundar otras plantas. La alergia al polen es estacional, y el tipo de polen al que es alérgico un niño determinará cuándo presentará síntomas alérgicos. Por ejemplo, en los estados del Atlántico Medio de EE.UU., la polinización de los árboles comienza en febrero y marzo, la de los pastos tiene lugar entre mayo y junio, y la de la ambrosia entre agosto y octubre; por lo tanto, las personas que sean alérgicas a estos tipos de polen tendrán más probabilidades de presentar síntomas en esas épocas del año.

    La determinación de los niveles de polen que hay en el aire puede ayudar a las personas alérgicas al polen a saber en qué medida pueden empeorar sus síntomas en un día en concreto. Los niveles de polen suelen ser más altos por la mañana y en los días cálidos, secos y ventosos, mientras que son más bajos en los días húmedos y fríos. Los niveles de polen que se facilitan en algunos partes meteorológicos locales, aunque no suelen ser exactos, pueden ayudar a planificar las actividades al aire libre.
     

  • El moho, otro alérgeno habitual, está compuesto por hongos que proliferan en ambientes cálidos y húmedos, tanto en interiores como en el exterior. En el exterior, el moho se forma en zonas mal drenadas donde se acumula el agua y/o la humedad, por ejemplo, en los montones de hojas en descomposición o en los contenedores de abono. En interiores, el moho prolifera en lugares oscuros y poco ventilados como, por ejemplo, baños y sótanos con humedades o goteras. El olor a humedad sugiere la presencia de moho. Aunque el moho tiende a ser estacional, puede crecer durante todo el año, especialmente en interiores.
  • Los alérgenos de origen animal, en su mayoría procedentes de animales domésticos homeotermos (de sangre caliente) pueden desencadenar reacciones alérgicas en niños y adultos. Cuando el animal se lame, la saliva se le deposita en el pelaje o las plumas. A medida que la saliva se seca, las partículas proteicas son transportadas por el aire y se adhieren a los tejidos que hay en el entorno doméstico. Los gatos son los "peores enemigos" de las personas alérgicas porque la proteína de su saliva es diminuta y porque estos animales tienden a lamerse más que otros como parte del aseo diario.
  • Las cucarachas también son alérgenos que se pueden encontrar en el entorno doméstico, sobre todo en áreas urbanas. Es posible que la exposición a edificios infestados de cucarachas sea una de las principales causas de las mayores tasas de asma entre los niños que viven en grandes núcleos urbanos.

Se pueden necesitar pruebas para alergias con el fin de averiguar si los síntomas corresponden a una alergia real o son causados por otros problemas. Por ejemplo, consumir comidas contaminadas (intoxicación alimentaria) puede causar síntomas que se asemejan a las alergias a los alimentos. La prueba cutánea es el método más común para diagnosticar la alergia y especialmente el alérgeno que la está causando.

Es importante resaltar que no existe una cura real para las alergias, pero es posible aliviar sus síntomas. La única forma de controlar las alergias es reducir o eliminar la exposición a los alérgenos. Esto significa que los padres deben educar a sus hijos desde pequeños, no sólo sobre la alergia en sí misma, sino también sobre las reacciones que pueden presentar si ingieren o entran en contacto con el alérgeno. Se debe informar a todas y cada una de las personas que están al cuidado del niño sobre la alergia que padece para reducir al máximo los síntomas alérgicos.

Si no es posible o factible reducir la exposición al alérgeno, lo más probable es que el alergólogo le recete medicamentos, incluyendo antihistamínicos, medicamento que se pueden adquirir sin receta médica y corticoesteroides inhalados o en nebulizador nasal.

En algunos casos, el alergólogo podría recomendar la inmunoterapia, unas vacunas para la alergia, para ayudar a desensibilizar al niño. Sin embargo, estas vacunas que parecen la solución a nuestro problema, no son útiles para todos los alérgenos y las alergias y/o intolerancias a alimentos concretos solo podrán ser tratadas apartando ese alimento específico de su dieta.

Además, existen algunas medidas que podemos tener en cuenta a nivel preventivo cuando las alergias están causados por alérgenos propiciados a través del aire:

  • No permita que los animales domésticos entren en algunas habitaciones de la casa, por ejemplo, en el dormitorio de su hijo, y báñelas cuando sea necesario.
  • Retire las alfombras, alfombrillas o moquetas de la habitación de su hijo (las superficies duras no acumulan tanto polvo como las almohadilladas).
  • No cuelgue cortinas gruesas y deshágase de los objetos que tienden a acumular polvo.
  • Limpie la casa frecuentemente.
  • Si su hijo es alérgico a los ácaros del polvo, utilice fundas especiales para cubrir sus almohadas y colchones.
  • Si su hijo es alérgico al polen, mantenga las ventanas cerradas cuando la polinización esté en su máximo apogeo, pídale a su hijo que se cambie de ropa cuando llegue a casa después de estar al aire libre y no le deje cortar el césped.
  • Si su hijo es alérgico al moho, pídale que evite los lugares húmedos, como los sótanos, y mantenga limpios y secos el cuarto de baño y otros lugares donde se tiende a formar moho.

Aunque parezca mentira, la buena noticia es que sólo una cantidad muy reducida de niños tiene reacciones alérgicas graves que pueden poner en peligro su vida. Con un buen diagnóstico, las medidas preventivas adecuadas y un correcto tratamiento, la mayoría de los niños pueden mantener sus alergias bajo control y llevar vidas felices y saludables, pero ¿sabríamos cómo actuar ante una reacción alérgica grave?.

Curso relacionado: Curso Superior de Auxiliar de Pediatría

Comparte en:

Diplomada en Enfermería por la escuela universitaria de Sant Joan de Dèu perteneciente a la Universidad de Barcelona. Máster en Enfermería quirúrgica por la Universidad de Barcelona en el Hospital de tercer nivel Sant Joan de Dèu. Postgrado en enfermería de Salud laboral por la Universidad internacional de Cataluña. Máster en formación para el profesorado en enseñanza de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional e idiomas.

Vacunas infantiles
25/02/2020

Recomendaciones de vacunas infantiles para el 2020

Una correcta vacunación sistemática empieza en las primeras semanas de la vida de los nacidos y se extiende hasta la adolescencia, atendiendo a la efectividad y seguridad

10 alimentos prohibidos en la infancia
28/01/2020

10 alimentos prohibidos en la infancia

La alimentación de los niños debería ser lo más parecida a la de los adultos, pero existen excepciones que debemos tener en cuenta a nivel nutricional y digestivos.

Fiebre alta niños
02/01/2020

¿Qué hacer ante una fiebre alta en niños?

La fiebre es uno de los síntomas que más preocupan a los padres. Aprende cómo actuar si aparece.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario