Todo sobre los percentiles y el crecimiento en niños
13/12/2017

Todo sobre los percentiles y el crecimiento en niños

Pediatría

Antes se pensaba que los niños crecían más o menos, de una forma más lenta o más rápida, dependiendo de diversos factores como, por ejemplo, su procedencia, de su carga genética o de su alimentación. Sin embargo, hace unos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó unos nuevos patrones de crecimiento infantil para describir 'el crecimiento infantil idóneo', es decir, poder identificar el supuesto crecimiento ideal en los niños.

Los gráficos demuestran que todos los niños de las principales regiones del mundo pueden alcanzar estatura, peso y grado de desarrollo similares, si se les proporciona una alimentación adecuada, una buena atención de salud y un entorno en general saludable.

Son las tablas de percentiles de peso y talla de la Organización Mundial de la Salud(OMS). Hay otras muchas tablas hechas por zonas geográficas. Pero la tabla creada por la OMS es la que la mayoría de profesionales de pediatría usan de forma genérica.

En todas las tablas de percentiles de la OMS, el eje horizontal expresa la edad, y en el eje vertical el peso o la talla según de lo que sea la tabla.
Para que no se cree confusión, os aconsejo que miréis la tabla en la que se incluya la edad que se quiera consultar de forma que esté más centrada. Por ejemplo, si queremos consultar para un niño de un año, deberíamos escoger la tabla que tiene las edades comprendidas entre 0 a 2 años. De esta forma, conseguiremos ver mejor el percentil.

Las diferentes líneas que van marcadas con las denominaciones de P3, P15, etc. quieren corresponderse a los percentiles del número asignado, es decir, de los percentiles 3, 15, 50 y así sucesivamente. Pero, ¿sabemos exactamente qué es un percentil? un percentil expresa el porcentaje de población que siendo normal está por debajo de esa línea, por lo que si el peso de un niño está en el percentil 15 quiere decir que el 15% de los niños normales tienen un peso inferior a ese en concreto.

Los percentiles de crecimiento, por tanto, miden el peso la longitud, ésta corresponde a la medida de pies a cabeza, pero con el niño totalmente tumbado y por último el perímetro cefálico, que es el tamaño de la cabeza en redondo.

A partir de los dos años y hasta el final de crecimiento se mide el peso y talla. Con estos datos podemos obtener también el índice de masa corporal, dato también útil para conocer si el niño está en el peso adecuado o no. No obstante, lo que realmente importa es que los percentiles de talla y peso estén acordes entre sí, es decir, que se mantengan en un nivel similar especialmente durante los primeros años del bebé.

Pero, gracias a estas gráficas podremos detectar si el niño tiene una falta de peso o talla. El percentil 3 de peso y talla se usa habitualmente como límite de alerta absoluto. Es decir, que cuando un pediatra ve un niño con un peso o talla por debajo del percentil 3 (P3) se recomienda realizar estudios para descartar posibles enfermedades. Según la explicación dada anteriormente y el significado que aportaba la gráfica, en este caso estaremos concretando que, aunque un 3% de los niños normales tienen un peso o una talla por debajo de esas cifras sin tener ninguna patología, es que realmente son así.

De todas formas, siempre conviene hacer el estudio, porque en los niños que sí existe una enfermedad de base, esta es tratable y el peso y talla por tanto se recuperan a la normalidad.

En caso contrario, también podemos valorar el sobrepeso de un niño comparando las tablas. Para valorar el peso que le pueda sobrar a un niño miraríamos primero la talla del niño y así identificar el percentil en el que está el niño. De modo que le sobrará todo el peso que suba por encima de ese valor en concreto.

A lo largo del crecimiento, un niño normal puede acelerar o enlentecer su aumento de peso o talla por muchos motivos sin que esto suponga un problema.

De hecho, es frecuente que niños que toman sólo pecho y tienen percentiles muy altos de peso, de repente frenen su aumento de peso sin que esto signifique que tengan ningún problema de salud. Y es que esta gráfica no es como las calificaciones del colegio. Cuando un niño queda en el percentil 10, no está mejor o peor que los que quedan en el percentil 90. Lo que realmente interesa es el patrón de crecimiento y el ritmo que tiene en general el niño para aumentar de peso y estatura.

Hay que tener en cuenta siempre, como hemos dicho al inicio de esta entrada que factores como la genética, el medio ambiente, la nutrición, el nivel de actividad y los problemas de salud influyen directamente en el crecimiento del niño. Pero, ¿no creéis que cada generación va ganando en altura?

Curso relacionado: Curso Superior de Auxiliar de Pediatría

Jenifer Ferrer

Diplomada en Enfermería por la escuela universitaria de Sant Joan de Dèu perteneciente a la Universidad de Barcelona. Máster en Enfermería quirúrgica por la Universidad de Barcelona en el Hospital de tercer nivel Sant Joan de Dèu. Postgrado en enfermería de Salud laboral por la Universidad internacional de Cataluña. Máster en formación para el profesorado en enseñanza de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional e idiomas.

Comparte en:

Diplomada en Enfermería por la escuela universitaria de Sant Joan de Dèu perteneciente a la Universidad de Barcelona. Máster en Enfermería quirúrgica por la Universidad de Barcelona en el Hospital de tercer nivel Sant Joan de Dèu. Postgrado en enfermería de Salud laboral por la Universidad internacional de Cataluña. Máster en formación para el profesorado en enseñanza de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional e idiomas.

Pediatría: la higiene del sueño en adolescentes
10/04/2019
Montserrat Capdevila

Pediatría: la higiene del sueño en adolescentes

El sueño es una necesidad fisiológica del ser humano y como tal es una necesidad básica, como alimentarse, que si no respetamos puede acarrear problemas importantes.

Qué es la higiene del sueño en pediatría
14/03/2019
Montserrat Capdevila

Qué es la higiene del sueño en pediatría

La higiene del sueño la podríamos definir básicamente como el hecho de enseñar a dormir bien a nuestros hijos.

Qué son y cómo tratar los trastornos de ansiedad en pediatría
16/01/2019

Qué son y cómo tratar los trastornos de ansiedad en pediatría

La ansiedad es una emoción básica que experimentamos todos los seres humanos. Suele aparecer como respuesta normal a un peligro o amenaza.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario