Principales especialidades de coaching
12/11/2019

Principales especialidades de coaching

Todas las actividades profesionales evolucionan a lo largo del tiempo. La evolución lleva a la creación de variantes con especificaciones y focos individualizados.

 

El coaching, con su escaso medio siglo de existencia, tiene muchísimas especialidades.

 

  • El coaching ontológico

Tal como expresa la palabra ontología, el coaching ontológico apunta a trabajar con el ser y sus propiedades trascendentales.

La ontología es una parte o rama de la filosofía que estudia la naturaleza del ser, la existencia y la realidad para tratar de determinar las categorías funda- mentales y las relaciones del "ser en cuanto ser".

Engloba algunas cuestiones abstractas, como la existencia o no de determinadas entidades, lo que se puede decir que existe y lo que no, cuál es el significado del ser, etc.

Los filósofos de la Grecia antigua, Platón y Aristóteles, estudiaron este concepto que muchas veces se confunde con la metafísica. De hecho, la ontología es un aspecto de la metafísica que busca categorizar lo que es esencial y fundamental en una determinada entidad.

En el coaching ontológico se considera al individuo como una trilogía entre lenguaje, cuerpo y emociones, y al intervenir en uno de esos dominios se puede intervenir en los otros potenciando las capacidades y posibilidades del coachee.

 

  • El coaching transpersonal

Como su propio nombre indica, el coaching transpersonal es el que va más allá de la persona. Esta modalidad de coaching busca una visión holística del ser humano que integre el cuerpo, la mente, las emociones y su estructura energética. Parte de la base de que las personas precisan asumir de forma completa la responsabilidad de sus actos, emociones, pensamientos, palabras y el resto de las herramientas de comunicación con el mundo externo y el entorno en el que habitan para conseguir un cambio y una evolución. Para que el coachee alcance sus objetivos debe encontrar un sentido, una misión que haga de motor y le permita entender, evolucionar y adoptar una postura positiva que lo lleve a actuar.

La especialidad de coaching transpersonal se sostiene en dos focos básicos: el análisis y la evolución de la misión y la acción, que es una misión sostenida en el tiempo. El coach durante el proceso debe fortalecer al cliente para hacer que su evolución sea sostenible y desarrolle su identidad con sentido y equilibrio.

 

Otras ramas:

  • El coaching con PNL, que es el coaching al que se aplican técnicas de PNL, permite que el coachee, mediante conversaciones estructuradas y guiadas por el coach, tome conciencia de su situación y cambie hábitos, conductas y creencias limitadoras de una manera efectiva con la finalidad de alcanzar los objetivos que se proponga a través de la acción. La PNL es un catalizador del proceso de coaching que facilita el desarrollo de habilidades para provocar el cambio y elimina los frenos emocionales inconscientes que intervienen en la gestión de la vida cotidiana y de consecución de objetivos. Esta metodología facilita los cambios de forma duradera y en poco tiempo.
  • El coaching sistémico se enfoca en el trabajo del coach con la familia extendida del coachee (empresarial, comunitaria, organizacional, etc.) y se usa como herramienta para indagar en situaciones conflictivas, para detectar lo que se llama la ruta de conflicto y delimitar los subsistemas y el sistema principal y sus conexiones. El coaching sistémico se puede hacer de manera individual o grupal, pero en general la práctica es más común en grupos organizacionales, en los que se toman en cuenta tanto los factores colectivos como individuales de las dinámicas de los sistemas.
  • La modalidad de coaching coactivo sostiene que los clientes son personas creativas, completas y llenas de recursos por naturaleza. Como coach coactivo buscarás que tu cliente sienta en sí mismo la capacidad interior de solucionar sus retos personales y que encuentre las herramientas y la creatividad que ya posee. En vez de aconsejarlo o instruirlo, lo que harás será articular preguntas poderosas, aplicar al máximo tu escucha activa y empoderarlo.
  • El coaching existencial es un método que consiste en acompañar a una persona con el objetivo de conseguir una meta y alcanzar una transformación identitaria y existencial. A diferencia de las otras modalidades, el coaching existencial no solo pro- pone cambios de las conductas y los hábitos de los coachees, sino un completo proceso de transformación identitaria. Como coach existencial trabajarás para que tu coachee alcance sus objetivos, pero también profundizarás en sus rasgos de carácter y en sus aspectos automatizados. Durante el proceso, lo ayudarás a reconocer esos rasgos y a controlarlos, lo cual conllevará un proceso sanador y transformador.

 

Para lograr estos objetivos, el coach existencial utiliza recursos de todas las modalidades de coaching: transpersonal, sistémico, con PNL y coactivo. El coaching existencial es una modalidad integradora de todas las anteriores, y su práctica alcanza resultados excelentes.

 

 

¿Conocías todas estas especialidades dentro del coaching? ¿Hay alguna de ellas con la que sientas mayor afinidad?

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Los 5 estilos del taichí chuan
12/12/2019
Joan Bertran de Bes

Los 5 estilos del taichí chuan

En la historia centenaria del taichí han surgido diferentes estilos como fruto de la experiencia acumulada.

Estabilización de la pelvis en Pilates
10/12/2019
Joan Bertran de Bes

Estabilización de la pelvis en Pilates

La estabilidad pélvica es una de las esencias del método Pilates. Aquí tienes todos los secretos.

¿Qué es y qué no es coaching?
09/12/2019
Joan Bertran de Bes

¿Qué es y qué no es coaching?

Coaching, terapia, mentoring, consultoría...Vamos a ver qué es el coaching. Y qué no es.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario