7  ejercicios de rehabilitación para mejorar la tendinitis en el hombro
29/05/2018

7 ejercicios de rehabilitación para mejorar la tendinitis en el hombro

Rehabilitación y Quiromasaje

En la entrada de este mes vamos a hablar sobre una de las patologías más frecuentes  entre la población: la tendinitis. Siendo más exactos, veremos qué son las tendinitis en el hombro y conoceremos algunos ejercicios de rehabilitación para poder tratarlas.

Normalmente, la tendinitis viene provocada por el exceso actividad y por malas posiciones corporales que provocan un desequilibrio articular, muscular y compresión en los tendones: personas que levantan los brazos por encima de la cabeza en repetidas ocasiones (pintor), deportistas con movimientos repetitivos (nadadores, tenistas…).

Los síntomas que sufre una persona con tendinitis en los hombros suelen ser:

  • Dolor leve-moderado. Suele aumentar con el movimiento y cede con el reposo. A veces se puede irradiar hacia la cara anterior del brazo.

 

  • Dolor agudo debido al movimiento. Este tipo de dolor es puntual y provoca claudicación, es decir, imposibilidad para continuar con la acción.

 

  • Impotencia funcional. A medida que avanza la tendinitis, se produce una limitación en la movilidad de la articulación y cada vez el hombro pierde capacidad para realizar movimientos necesarios para la vida diaria. Sobretodo afecta a movimientos de rotación (rascarse la espalda, por ejemplo) y elevación (peinarse).

 

  • Debilidad muscular. La impotencia funcional hace que el hombro se mueva cada vez menos por culpa del dolor y esto provoca que haya una disminución de la masa muscular.

 

Antes de empezar con la rehabilitación es indispensable pasar por una exploración médica para confirmar el diagnóstico. A veces, otras patologías pueden dar una sintomatología parecida (bursitis, compresiones nerviosas) y complicar el proceso de rehabilitación. Es posible que el médico necesite alguna prueba diagnóstica como una ecografía o una resonancia (RMN) para confirmar el diagnóstico.

El primer paso, como en cualquier lesión, para recuperar una tendinitis, es reducir el dolor. Este periodo puede desarrollarse con un tiempo de reposo, sobretodo en fase aguda, donde será necesario evitar cualquier movimiento que provoque dolor. Es importante aclarar que reposo no es lo mismo que inmovilización, es decir se tiene que llevar una vida normal limitando algunas acciones concretas.

Ejercicios de rehabilitación

 

En esta primera fase de rehabilitación se realizaran los siguientes ejercicios para recuperar la movilidad:

  • Movilizaciones pasivas o auto pasivas. Estas movilización serán realizas por el fisioterapeuta o por nosotros mismos. El rango de movimientos será el que nos permita el dolor. La idea de estos ejercicios es poder mantener la movilidad de la articulación y, si se puede, ir recuperando la que el dolor haya limitado.

 

  • Movilizaciones activas. Una vez el dolor vaya disminuyendo, podemos empezar a realizar las movilizaciones de manera activa, siempre respetando la regla del no dolor.

 

  • Ejercicios de Codman. Estos ejercicios ayudaran a descoaptar la articulación y mejorar también la movilidad. Con el cuerpo inclinado hacia adelante y con el brazo no afectado bien apoyado, dejaremos caer el brazo afectado y realizaremos movimientos pendulares, controlando el dolor.

 

Una vez el dolor ha desaparecido y la movilidad esta recuperada o casi recuperada, se realizaran los siguientes ejercicios en esta segunda fase de rehabilitación para recuperar la fuerza:

  • Tonificación de los rotadores internos y externos. Estos ejercicios se pueden hacer con gomas, en polea o con una resistencia muy suave. Gracias a ellos, el manguito de los rotadores (grupo de músculos que estabilizan la articulación del hombro), podrá garantizar la estabilidad del hombro, evitando compresiones y descompensaciones musculares. En algunos casos, es posible que haya que dar más importancia al trabajo de rotadores externos ya que los internos suelen tener un tono muscular mucho mayor.

 

  • Tonificación de la musculatura interescapular. La estabilización de la escápula también es muy importante para la salud del hombro, ya que una buena actividad de esta musculatura evitará que la escápula se desplace hacia adelante, alterando la posición natural del hombro. Se puede realizar con gomas, poleas o mancuernas (poco peso).

 

  • Tonificacion de la musculatura flexora del codo. Esta musculatura también participa de la estabilidad del hombro por lo que también será necesario tenerla en cuenta y tonificarla. Se puede trabajar con gomas, poleas o mancuernas.

 

  • Estiramientos. Mantener una buena elasticidad en la musculatura es importante para poder tener unas articulaciones libres de tensiones y bien equilibrada.

 

Dentro de esta segunda fase, esto ejercicios se realizaran de dos maneras diferentes: Isométrica (resistencia sin movimiento) al inicio de la tonificación; y dinámica (con movimiento) una vez ya hayamos ganado un poco de fuerza.

Antes de finalizar, es importante una vez acabado el proceso de rehabilitación, es recomendable mantener una pauta de refuerzo muscular de manera regular. También es importante reformular las actividades, ya sean deportivas o laborales, que provocaron la tendinitis para evitar que vuelva a producirse una recidiva.

Siempre recordaros que hay que ponerse en manos de personal cualificado y siempre seguir sus indicaciones. ¿Has hecho rehabilitación por alguna tendinitis? ¡Explícanoslo!

Curso relacionado: Curso de Auxiliar de Rehabilitación

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.
07/05/2020
Belén Rallo

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.

El Quiromasaje nos ofrece un gran abanico de maniobras que nos ayudan a mejorar los síntomas y nos facilitan la activación de la circulación de retorno.

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje
10/02/2020

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje

Hoy nos adentraremos en el mundo de la escoliosis, veremos en qué consiste y cómo con tratamientos de quiromasaje podemos mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario