diatermia masaje
02/07/2020

Diatermia en quiromasaje

Rehabilitación y Quiromasaje

De todos es sabido los grandes beneficios que podemos obtener del quiromasaje. Pero también es interesante saber que existen otras herramientas muy eficaces que pueden complementar y mejorar los efectos producidos por el quiromasaje. Entre ellas la Diatermia.

 

Diatermia en quiromasaje

La diatermia emplea el calor como tratamiento para el alivio del dolor y la relajación de los músculos. El calentamiento de los tejidos provoca un aumento del flujo sanguíneo, por lo que se puede emplear en el tratamiento de dolores profundos y enfermedades reumáticas y artritis.

Es una técnica no invasiva basada en el transporte de calor. Se clasifica en:

  • Termoterapia o aplicación de calor.
  • Crioterapia o pérdida de calor.
  • Existen distintas modalidades de diatermia:
  • Infrarrojo.
  • Baños de parafina.
  • Baños de contraste.
  • Hot/cold pack.
  • Criojet.
  • Baños de remolino.
  • Parafango

Visto las distintas modalidades de diatermia de la que el quiromasaje dispone, veremos ahora cada una de ellas entrando un poco en detalle sobre lo que son, su aplicación y sus efectos.

 

Termoterapia

La termoterapia es la aplicación externa de calor.

Tiene una buena aceptación por parte de los pacientes, ya que es una técnica agradable que produce un cierto alivio. No obstante, la exposición a este tratamiento no debe ser abusiva: es habitual encontrarse con pacientes que padecen una lesión lumbar aguda y que se aplican calor de forma continuada durante toda la noche para darse cuenta al día siguiente que les resulta imposible salir de la cama.

Las aplicaciones cortas de calor aumentan la circulación de la parte del cuerpo que las recibe y pueden ser efectivas para disminuir la inflamación. No obstante, excesivo calor aplicado durante un tiempo demasiado prolongado, puede contribuir a congestionar la zona e influir negativamente en el proceso inflamatorio.

Las aplicaciones locales de calor, en especial de calor húmedo, resultan útiles antes de un estiramiento manual.

Veamos ahora, de forma resumida, cada una de ellas:

  • Infrarrojos:

Es una terapia de calor superficial que se aplica sobre los tejidos del cuerpo humano para el tratamiento de diversas patologías y afectaciones de la salud. Su aplicación es fácil. Se realiza a través de una lámpara con una bombilla que da una luz roja. Se usan rayos infrarrojos de tipo A, más cercanos a la luz visible, que son capaces de penetrar en capas más profundas de la piel que la luz ultravioleta. Aunque el grado de penetración en el cuerpo es de apenas milímetros, el aumento de temperatura local que produce es capaz de producir un aumento del riego sanguíneo en la zona de irradiación, este aumento perdura varios minutos tras el tratamiento consiguiendo analgesia, vasodilatación, aumento de la temperatura superficial e hiperemia. La intensidad de la aplicación dependerá del paciente.

Este tipo de aplicación es exotérmica. Debe aplicarse a una distancia entre 25 y 20 cm. son aplicaciones locales de una duración que oscila entre 10 y 30 minutos.

Debido a los efectos fisiológicos que consigue, además de ser un eficaz medio terapéutico en sí mismo, se utiliza como una preparación para la aplicación de otros modelos terapéuticos como el masaje, la electroterapia, aplicación de ultravioletas o previo a los estiramientos o ejercicios de potenciación muscular, lográndose un precalentamiento de la zona a tratar o ejercitar, facilitando el proceso de recuperación o tratamiento fisioterapéutico.

  • Baños de Parafina:

Es un tipo de termoterapia superficial que utiliza como transmisión del calor el efecto de conducción, es decir, el contacto directo entre un cuerpo caliente y otro frío.

Los baños de parafina son muy utilizados. La parafina llevada a su punto de fusión (40-45º) se aplica sobre las manos o los pies por untado o inmersión (entre 5-8 veces por sesión). Se pueden utilizar unos guantes o calcetines, que se llevarán puestos durante 30 minutos, tapados con una bolsa de plástico y una toalla.

La parafina es mala conductora térmica: retiene durante mucho tiempo el calor en su parte profunda, mientras que la superficie se enfría y se solidifica formando una cáscara. Este retorno al estado sólido va acompañado de una retracción que evita la vasodilatación inducida por los otros procedimientos de termoterapia y favorece el drenaje de los tejidos. Por tanto, los baños de parafina evitan la rigidez de los tejidos y los preparan para las movilizaciones.

  • Baños de contraste:

Es una técnica de hidroterapia local, es decir, que usa el agua y aprovecha sus propiedades físicas para tratar zonas concretas del cuerpo.

Consisten en inmersiones alternas de las extremidades en aguas calientes (40-43°C), durante cuatro minutos, y frías (15-20ºC), durante uno, empezando y terminando por el agua caliente. Se aplican durante veinte o treinta minutos.

Cuando el objetivo principal de los baños alternos es desinflamar una zona, sobretodo una mano debido a una fractura o un Síndrome de Dolor Regional Complejo, anteriormente conocido como Distrofia Simpático Refleja o Sueck, la aplicación más adecuada es empezar con el agua fría durante 5 minutos, cambiar a la caliente durante 4 minutos, volver a la fría 3 minutos, otra vez a la caliente durante 2 minutos y acabar con la fría durante 1 minuto. Es decir, empezar y acabar siempre con la fría y en cada cambio disminuir un minuto el tiempo de inmersión.

  • Hot/cold pack:

Es la conocida almohadilla de plástico reusable que se usa tanto para termoterapia (hot o en caliente) como crioterapia (cold o en frío). Está hecha a base de gel suave que permite amoldarse  adaptarse al contorno de la zona donde se va a aplicar. La principal característica de la compresa es la capacidad de absorber rápidamente el frío o el calor y soltarlo lentamente al ser aplicado en la zona afectada.

Como estamos en el apartado de termoterapia en este caso la almohadilla se calienta o bien en el microondas durante unos minutos 20 segundos a potencia máxima o en agua caliente durante 7 a 8 minutos o hasta que alcance la temperatura deseada.

Una vez caliente se aplica sobre la zona a tratar durante 10-20 minutos, siempre con un papel o tela para que la aplicación no sea directa sobre la piel para evitar quemadas.

  • Parafango:

Es el resultado de la mezcla de peloides, anteriormente llamados barros o lodos obtenidos de las aguas minerotermales,  y parafina.

Pueden aplicarse de forma general, en lo que se denomina baño o semibaño de parafango, o bien de forma local en forma de emplastos y envolturas.

Baños de remolino: se basa en la presión hidrostática y en la temperatura del agua, produciendo un efecto de masaje sobre la zona a tratar y estimulando el trofismo. Consiste en un baño en el que el agua se mantiene en agitación constante, la temperatura del agua debe ser caliente, por lo que a los efectos terapéuticos de la termoterapia se unen los del masaje por el movimiento constante (puede ser parcial o total).

Su aplicación es de 15 a 20 minutos y la temperatura y dosis varía según la sensación térmica del paciente.

 

Crioterapia

La crioterapia es la aplicación de frío en la piel provocando un descenso de la temperatura en los tejidos.

Fisiológicamente, la crioterapia produce disminución del metabolismo de los tejidos, disminución del flujo sanguíneo y de la permeabilidad de los vasos, así como disminución de la extensibilidad del tejido conjuntivo. Tiene un efecto antiespasmódico, antiinflamatorio y  analgésico.

Se usa en lesiones agudas.

Se puede aplicar mediante diferentes sistemas. Los más usados son:

  • Conducción con una bolsa de hielo o cold pack:

Es la misma compresa que hemos explicado usándola para aplicar calor pero que se deja guardada en el congelador. Se aplica durante 20 minutos cada 2 horas a lo largo del día protegiendo la piel con un papel o tela para evitar una quemadura.

  • Convección a través del flujo de aire frío o Criojet:

Es un equipo que genera aire frío  con un flujo de aire ajustable y capaz de retirar el calor corporal de forma selectiva. “Sopla” aire frío a través de una manguera a temperaturas de -32oC.

Ya conoces las diferentes aplicaciones que tiene la diatermia y la cantidad de beneficios que de ella puedes obtener. ¿Qué te ha parecido? Interesante, ¿no?

Comparte en:
fisioterapia respiratoria
30/07/2020
Belén Rallo

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

¿Has oído hablar de la fisioterapia respiratoria? ¿Sabes que existe una especialidad de rehabilitación encaminada a las patologías respiratorias? Hoy vamos a descubrirlo.

curso osteópata
27/06/2020
Belén Rallo

¿Por qué estudiar osteopatía?

Si te gusta la osteopatía pero tienes dudas si dedicarte a ello o no, te dejo aquí unas cuantas razones, para que te ayuden a decidirte y animarte a estudiarla.

Fisioterapia básica para geriatría
07/06/2020

Fisioterapia básica para geriatría

La especialización en fisioterapia adaptada a ancianos nace para paliar en la medida de lo posible estas dolencias y, especialmente, para prevenirlas.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario