¿En qué consiste el diagnóstico osteopático?
31/12/2019

¿En qué consiste el diagnóstico osteopático?

Rehabilitación y Quiromasaje

Desde los inicios de la medicina tradicional, las terapias alternativas han estado siempre en auge, complementando de manera más que eficaz los diferentes tratamientos ofrecidos por la medicina tradicional. En los últimos años, los métodos curativos basados en los masajes y manipulación de las diferentes partes del cuerpo, se han abierto camino de manera exponencial, llevando consigo grandes resultados terapéuticos. La osteopatía es un claro ejemplo de ello.

 

La osteopatía

Este arte se puede definir como una ciencia basada en la manipulación de las articulaciones a través de masajes. Es un método de tratamiento que diagnostica diferentes alteraciones de la movilidad de los diferentes tejidos del cuerpo humano. La osteopatía cree firmemente en que nuestro propio cuerpo puede generar sus propios remedios contra diferentes patologías y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina tradicional.

La osteopatía esta basada en tres conceptos. El primero de ellos es “la estructura gobierna la función”; este concepto hace referencia a la interconexión que existe entre estabilidad y movilidad, por lo tanto si una de ellas ese ve afectada, la otra también. El segundo concepto es “la unidad del cuerpo”. En este caso se asume que nuestro cuerpo está formado por diferentes sistemas, de manera que si uno se altera, el resto también, perdiendo así el equilibrio. Por último, destacamos el tercer de los conceptos en los que se basa la osteopatía: “la regla de la arteria suprema”. Esta hace mención a la importancia de asegurar el buen aporte sanguíneo a cada uno de los tejidos del cuerpo humano por parte del osteópata.

Si nos remontamos años atrás, a finales del siglo XIX, apreciamos como el Dr. Andrew Taylor Still, médico y cirujano de profesión, puso de manifiesto la estrecha relación que hay entre el sistema músculo-esquelético y el resto de los sistemas orgánicos. También, tras experimentar sus primeras experiencias osteopáticas tras haber sanado a un pequeño que sufría disentería y haber curado a otros casi 20 pacientes, afirmó que existe una conexión entre la movilidad y la libertad de esos distintos sistemas y la salud del hombre. Esto demuestra que la osteopatía no es una nueva ciencia, sino que desde hace años estas terapias han sido muy efectivas.

El principal objetivo del osteópata es detectar los desequilibrios y disfunciones que alteran nuestros tejidos y estructuras con el fin de tratarlas de manera manual. Para ello, es importante realizar una buena anamnesis; preguntar antecedentes familiares, antecedentes traumatológicos, intervenciones quirúrgicas y patologías de la infancia. También se tendrá que valorar peso, talla y el IMC del paciente, conocer si practica algún deporte, conocer sus hábitos alimenticios y sus rutinas. Interesarse por su estado emocional y el tipo de trabajo que lleva a cabo es del mismo modo importante.

Escuchar al paciente, conocer su motivo de consulta dará gran idea de lo que puede estar pasando. El profesional también tendrá que conocer el tipo de dolor, la localización, cuándo se presenta y la duración del mismo. No es menos importante conocer si el dolor aumenta o disminuye en reposo o si es constante. 

El especialista osteopático podrá pedir diferentes pruebas complementarias a fin de completar su diagnostico. Algunas de ellas pueden ser TAC, RX, resonancia o ecografía. Tras la anamnesis inicial el osteópata observará al paciente, de frente y espalda (para detectar asimetrías). Asimismo realizará una observación lateral, para la valorar la postura anterior o posterior.

Por último el profesional puede pedir al enfermo que realice algún tipo de movimiento concreto, si lo cree necesario. Tras la valoración de la movilidad del paciente, se suele realizar una palpación de la zona que molesta.

Con todo ello, el osteópata puede realizar un diagnóstico en tres ámbitos de tratamiento:

  • En primer lugar estructural (se valoran las alteraciones musculares, óseas y esqueléticas).

 

  • En segundo lugar a nivel visceral (riñones, páncreas entre otros).

 

  • Por último a nivel craneal (centrados en la cabeza). Una vez determinado un buen diagnóstico, se buscará el mejor tratamiento y se hará la prescripción adecuada.

 

Como vemos, mediante la osteopatía se pueden tratar varios males de un modo sencillo, pero hay que remarcar la importancia de elegir a un profesional, de lo contrario pueden producirse lesiones. Y vosotros, ¿habéis utilizado técnicas osteopáticas?

 

 

 

 

 

 

Comparte en:

fisioterapia respiratoria
30/07/2020
Belén Rallo

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

¿Has oído hablar de la fisioterapia respiratoria? ¿Sabes que existe una especialidad de rehabilitación encaminada a las patologías respiratorias? Hoy vamos a descubrirlo.

diatermia masaje
02/07/2020
Belén Rallo

Diatermia en quiromasaje

¿Conoces la técnica diatermia? Hoy analizaremos esta herramienta de sencilla aplicación que nos ayuda a mejorar y aumentar los beneficios del quiromasaje.

curso osteópata
27/06/2020
Belén Rallo

¿Por qué estudiar osteopatía?

Si te gusta la osteopatía pero tienes dudas si dedicarte a ello o no, te dejo aquí unas cuantas razones, para que te ayuden a decidirte y animarte a estudiarla.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario