Que es el síndrome del piramidal y cómo mejorarlo con quiromasaje
03/01/2019

Que es el síndrome del piramidal y cómo mejorarlo con quiromasaje

Rehabilitación y Quiromasaje

En la entrada de este mes vamos a explicar qué es el síndrome del músculo piramidal y cómo podemos tratarlo con quiromasaje. Este síndrome es muy común en corredores y a veces se puede confundir con la ciática, ya que las molestias que ocasionan ambas lesiones son muy similares. Vamos a ver sus diferencias.

 

Piramidal (o Piriforme) 

En la literatura descriptiva anatómica lo podemos encontrar con los dos nombres. El más común es piramidal, pero a veces se utiliza la denominación Piriforme para diferenciar de, por ejemplo, el piramidal del abdomen. Es un músculo que se localiza en la zona dorsal de la cadera entre el coxis y el fémur. 

 

Su origen en la cara pelviana del hueso sacro, entre el segundo y cuarto agujero. La inserción se localiza en el trocánter mayor mediante un tendón largo. Su función la abducción de la cadera. También puede colaborar en la rotación externa cuando la flexión de cadera es menor de 90º y rotador interno cuando la flexión de cadera es mayor de 90º. Esta función rotadora está en entredicho debido a las características móviles de la articulación coxofemoral.

 

Al ser un músculo que dirige sus fibras horizontalmente (y ligeramente descendentes) entre coxis y trocánter, el nervio ciático (principal inervador de las extremidades inferiores, debe atravesar estas fibras.

 

Variante anatómica

Las estructuras del cuerpo humano no están dispuestas de igual manera en todas las personas. Debido a ello, existen las llamadas variantes anatómicas, que no son consideradas como patologías si no que explican la diferente disposición de las estructuras duras (óseas) y blandas (músculos, venas, nervios…)  respecto a la mayoría de la población.

 

Pues bien, en el músculo piramidal existe una de estas variantes anatómicas: el nervio ciático, en la mayoría de personas se sitúa por debajo de este músculo en su trayecto hacia la extremidad inferior. La variante anatómica implica que el nervio ciático atraviesa las fibras del músculo piramidal, aumentando así las posibilidades de padecer un síndrome del piramidal.

 

Falsa ciática

Muchas personas confunden el síndrome del piramidal con la ciática. Si bien es cierto que el dolor es parecido, vamos a ver las diferencias entre ellos.
La causa de la ciática es, normalmente un problema que se origina a nivel del disco vertebral. Cuando existe una hernia discal, ésta ejerce presión sobre la raíz del nervio, entre L4 y S3. 

 

Este pinzamiento provoca dolor en el recorrido de todo el nervio, desde la zona glútea hasta la planta del pie. En algunos casos, el dolor viene acompañado de una sensación de hormigueo.

 

En el síndrome piramidal, en cambio, se produce una compresión e irritación del nervio ciático a su paso por la zona glútea, provocado por la tensión que ejerce el musculo piramidal al contracturarse o debido a un acortamiento de las fibras musculares. Este síndrome suele irradiar dolor en la zona glútea y en la parte posterior del muslo, llegando a la zona posterior de la rodilla (hueco poplíteo). Por su localización, este síndrome también puede dar problemas en la zona perineal.

 

Para poder diferenciarlo, se puede realizar la maniobra de Lassegue (con el paciente estirado boca arriba, se intenta levantar la extremidad afectada en extensión hasta que aparece dolor). En una ciática, suele salir positiva, mientras que para el síndrome del piramidal es negativa.

Tratamiento

Una vez realizado el diagnóstico del síndrome piramidal, se pasará al tratamiento, cuyo objetivo será relajar el músculo piramidal y los músculos de la zona glútea. Para ello el quiromasaje es ideal para trabajar en esta zona ya que la zona glútea es una zona blanda y de fácil abordaje por parte del terapeuta. También se puede realizar masajes descontracturante en la zona de los isquiotibiales, si el paciente manifiesta dolor. 

 

En algunos pacientes el dolor puede aparecer también en la zona lumbar, por lo que durante la anamnesis y exploración habrá que delimitar la zona donde se irradia el dolor para su tratamiento posterior.En el caso que existiera algún punto gatillo en el músculo piramidal o zona glútea se puede aplicar alguna técnica de digito presión (Jones, presión isquémica intermitente) para deshacer los nudos o bandas duras que puedan existir.

 

También es recomendable realizar estiramientos de la musculatura, tanto de los glúteos, como del músculo piramidal y de los isquiotibiales y zona lumbar si fuera necesario.
La evolución de esta patología, en algunos casos suele ser muy lenta. Durante el tratamiento es importante realizar un buen diagnóstico y seguir las indicaciones de los profesionales. Los pacientes que practican deporte deberán esperar autorización para poder reintroducir la práctica deportiva para evitar recaídas. 

 

¿Has tenido algún problema de ciática o síndrome del piramidal? ¡Explícanoslo!

 

Curso relacionado: Curso de Quiromasaje

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

Tipos de músculos del cuerpo humano
04/03/2019
Gerardo Urbano

Tipos de músculos del cuerpo humano

En la entrada de este mes vamos a ver los diferentes tipos de músculos que podemos encontrar en el cuerpo humano.

Qué es la regulación de la contracción en quiromasaje
05/02/2019
Gerardo Urbano

Qué es la regulación de la contracción en quiromasaje

En la entrada de hoy, vamos a ver qué es la regulación de la contracción en quiromasaje.

Técnicas de quiromasaje para niños
29/01/2019
Gerardo Urbano

Técnicas de quiromasaje para niños

En la entrada de este mes, vamos a ver cómo podemos usar el quiromasaje para los niños.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario