Rehabilitación para dolores de ciática
20/09/2016

Rehabilitación para dolores de ciática

Rehabilitación y Quiromasaje

En la entrada del mes de septiembre vamos a hablar de la rehabilitación del dolor provoca por la inflamación del nervio ciático. Primero de todo conoceremos dónde se encuentra el nervio y su recorrido, después veremos que puede causar el dolor y por último el proceso de recuperación. ¡Empezamos!

Anatomía

El nervio ciático se compone de las raíces nerviosas que salen de la zona lumbar (L4 y L5) y zona sacra (S1, S2, S3). Todas estas raíces se unen a nivel del glúteo formando uno de los grandes nervios del cuerpo que proporciona sensibilidad y controla las funciones motoras a la parte posterior de la pierna.

El ciático como tal baja desde el glúteo hasta la parte posterior de la rodilla, donde se bifurca en dos ramas: ciático poplíteo externo o nervio peroneo (inerva la cara externa y parte superior del pie) y ciático poplíteo interno o nervio tibial (inerva cara interna de la pierna, talón y planta del pie).

Causas

El dolor de la ciática suele empezar en la zona lumbar y desciende por el glúteo y la cara posterior de la pierna. A veces puede producir debilidad e impotencia funcional. Normalmente el dolor es constante y la persona que lo sufre debe guardar reposo. En la gran mayoría de casos, el dolor es unilateral, solo afecta a una pierna.

La localización del dolor es en el glúteo, aunque también puede notarse de manera leve en la zona baja de la espalda, y a partir de ahí se irradia. El dolor suele ser agudo y punzante, que empeora estando sentado o de pie, pero que se alivia si el paciente se tumba o camina. Muchas personas también notan un leve hormigueo en el recorrido del nervio por la pierna.

La causa principal es el síndrome piramidal (SP). En su recorrido por la zona de la pelvis, el nervio ciático pasa por debajo del músculo piramidal, que va desde el sacro al trocanter mayor. Si este músculo está acortado o contracturado, provoca una compresión en el nervio haciendo que este se inflame.

Otra de las causas son los problemas a nivel de los discos intervertebrales. Si estos se protruyen o se hernian y presionan alguna de las raíces que forman el nervio ciático, se producirá dolor en parte del recorrido de dicha raíz. También puede dar problemas las degeneraciones discales y las estenosis (estrechamiento) de los canales por los que los nervios salen de la medula, llegando a la misma sintomatología que con los problemas de discos vertebrales. Otra causa, menos común, es la patología por alteración de la articulación sacroilíaca. Esta disfunción puede provocar problemas a nivel de la raíz L5, que se puede inflamar.

Tratamiento

Una vez ya hemos visto qué es el dolor de la ciática y qué lo provoca, pasamos a repasar el tratamiento para reducir el dolor y evitar que vuelva a repetirse.

El primer paso para la rehabilitación de una ciática es reducir el dolor. Si una actividad concreta nos provoca dolor, hay que cesarla inmediatamente. El paciente deberá buscar una posición cómoda (estar tumbado en lugar de estar sentado como hemos visto anteriormente) o, si no podemos, limitar el tiempo sentados. Para la reducción del dolor se puede aplicar frio o calor, ya que hay personas que responder mejor al frio y otras al calor. Si el dolor es muy fuerte podemos consultar a nuestro médico para que nos recete algún antiinflamatorio y/o analgésico.

Una vez se ha reducido el dolor, el fisioterapeuta realizará los siguientes tratamientos:

  • Si el dolor es provocado por una alteración discal, podrá utilizar la terapia manual para reajustar la normalidad de los discos vertebrales.
  • Si la ciática es provocada por una contractura, ya sea a nivel lumbar o piramidal, utilizará la masoterapia para relajar dicha musculatura. Antes de esta técnica, se puede aplicar calor superficial (termoterapia). Otra herramienta que tiene es la punción seca: esta técnica de rehabilitación es más agresiva consiste en pinchar con una aguja la zona del musculo que este contracturada. Es más efectiva que un masaje, pero también puede dejar la zona más adolorida durante unos días.
  • Una vez el dolor y las contracturas han desaparecido, es el momento de pasar a los estiramientos de los músculos implicados. Los primeros días, el fisioterapeuta, si lo considera necesario para la rehabilitación, puede introducirlos y realizarlos de manera pasiva, es decir que el paciente no realiza ninguna acción.
  • Pasados unos días y si la rehabilitación va por buen camino, el fisioterapeuta encargará la realización de estos estiramientos al paciente por su cuenta, o sea estiramientos activos. Los músculos a estirar son piramidal (imagen inferior), glúteos, cuadrado lumbar e isquiosurales.
  • También será necesario fortalecer la musculatura de la zona baja de la espalda (lumbares), glúteos y musculatura posterior de la pierna, para evitar la reaparición de contracturas y para que las estructuras vertebrales se mantengan bien protegidas y no se alteren.

Para finalizar este post recordaros, como siempre, que os pongáis en manos de un profesional titulado y sigas los consejos y pautas que os dé. ¿Habéis tenido ciática alguna vez? ¿Qué programa de rehabilitación seguiste? ¡Cuéntanoslo!

Curso relacionado: Curso Superior de Auxiliar de Rehabilitación

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.
07/05/2020
Belén Rallo

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.

El Quiromasaje nos ofrece un gran abanico de maniobras que nos ayudan a mejorar los síntomas y nos facilitan la activación de la circulación de retorno.

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje
10/02/2020

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje

Hoy nos adentraremos en el mundo de la escoliosis, veremos en qué consiste y cómo con tratamientos de quiromasaje podemos mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario