definición de dependencia
13/01/2015

Definición de dependencia: ¿cómo define la ley la dependencia?

Actualmente se habla mucho sobre la ley de dependencia y los recortes que tienen afectadas todas las ayudas a las personas dependientes, pero ¿sabemos realmente qué es la dependencia? ¿Cómo define la ley la dependencia?

Las ayudas a la dependencia están reguladas por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. En ella se definen diversos conceptos que son imprescindibles para saber a qué sectores y personas se ven afecta.

Esta ley define la dependencia como “el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.”

Esta definición de dependencia hace referencia a la palabra autonomía. La autonomía se define como la capacidad de controlar y afrontar las actividades de la vida diaria, con iniciativa propia, así como decidir cómo vivir de acuerdo con las normas y desarrollando las actividades básicas diarias. Por tanto, una persona dependiente no es capaz de realizar actividades básicas diarias como por ejemplo, vestirse sólo, realizar la higiene personal de forma autónoma…

Definiendo la dependencia: ¿qué se entiende por persona dependiente?

Cuando escuchamos la palabra dependiente nos suele venir a la mente una persona mayor que necesita ayuda para poder desarrollar sus tareas diarias. Pero además de tener en cuenta que no todas las personas mayores son dependientes, no sólo las personas mayores dependientes son las que componen este colectivo.

Las personas mayores puedes ser totalmente independientes y autónomas, son cuestiones como patologías como el Alzheimer o la pérdida progresiva de las capacidades a causa de la edad, la reducción de la movilidad, etc. las que provocan que la persona mayor se vaya haciendo dependiente.

La definición de dependencia es bastante genérica, así que necesitamos saber qué características tienen las personas dependientes para determinar que están dentro de este colectivo.

Pero primero deberíamos hacer distinción entre deficiencia, discapacidad y minusvalía. La deficiencia es la ausencia o pérdida de una estructura o función psíquica, física o anatómica. Las personas con discapacidad se encuentran dentro de este colectivo, ya que son aquellas que tienen una disminución o ausencia de la capacidad para realizar alguna actividad de forma normal.  La minusvalía es una situación desventajosa para que una persona que, tienen una deficiencia o discapacidad, le limite o impida poder pueda desempeñar un rol que en otra situación podría desempeñar con normalidad.

Las discapacidades pueden ser de diversos tipos:

  • neurológicas: dentro de esta clasificación encontraríamos la enfermedad de Alzheimer, Parkinson, Síndrome de Tourette, accidentes cerebrovasculares o la esclerosis múltiple.
  • físicas: en esta clasificación se comprenden las personas con la ausencia congénita de alguna de las extremidades o enfermedades como la distrofia muscular.
  • sensoriales: como la discapacidad visual o la auditiva.
  • psíquicas: en este grupo encontraríamos personas con problemas para adquirir, aprender y desarrollar habilidades, dependiendo de las dificultades se puede clasificar en discapacidad psíquica leve, moderada, grave o profunda y Borderline.

¿Qué servicios cubre la ley de dependencia?

Una de las preocupaciones de la propia ley de dependencia es la prevención de situaciones de dependencia, es por ello que contempla distintos tipos de servicios:

  • servicios de promoción de la autonomía personal: se trata de programas específicos en los cuales se realizan actuaciones para promover condiciones de vida saludable y rehabilitadores dirigidos a personas mayores y personas con discapacidad.
  • servicio de teleasistencia: se trata de un servicio que utiliza las tecnologías de la comunicación para dar respuesta a situaciones de emergencias,  de inseguridad, soledad o aislamiento.
  • centros de día: son centros en los que se da servicio integral durante el periodo diurno y en el cual se trabajan el mantenimiento y mejora de la autonomía personal.

 

Además de estos servicios, podemos encontrar otros, como por ejemplo la asistencia domiciliaria o la atención residencial entre otros, en los que también se trabaja el mantenimiento de la autonomía, pero que ya ofrecen un servicio integral a personas con algún tipo de dependencia.

Cabe añadir que para que todas las ayudas públicas se puedan otorgar, se hace un estudio de cada caso, una valoración del nivel de dependencia, además de todos los recursos que puede tener para llegar a aprobar algún tipo de ayuda y luego recibirla.

En la mayoría de los casos es clave la ayuda informal, es decir, la ayuda que ofrecen las propias familias a las personas en situación de dependencia, es por ello que son una pieza fundamental para mantener el bienestar de la personas dependiente y que en muchos casos, es tan grande la carga que la ayuda asistencial es muy necesaria e imprescindible.

Comparte en:
indice Barthel geriatría
28/09/2019

¿Qué es el índice de Barthel en geriatría?

El índice de Barthel es un instrumento imprescindible para la valoración funcional de un paciente. Hoy vamos a ver en qué consiste.

Mimdfulness  positivo
26/09/2019
Joan Bertran de Bes

Ver en positivo con mindfulness

Aprende a transformar tus pensamientos a través del mindfulness.

pilates columna vertebral
25/09/2019
Joan Bertran de Bes

Ejercicios de Pilates para la columna

El pilates puede ser una herramienta clave para el bienestar de nuestra columna vertebral.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario