5 ejercicios para practicar yoga en la escuela
10/11/2016

5 ejercicios para practicar yoga en la escuela

Cada vez es más habitual que los niños practiquen yoga, ya sea junto a sus familias, en actividades extraescolares o incluso dentro del espacio del colegio. Los beneficios que se ha demostrado que conllevan los ejercicios de yoga a la hora de reducir estados de ansiedad y aportar calma, hacen que esta actividad sea muy adecuada para el ámbito escolar por razones obvias. ¿Qué profesor no firmaría que sus pupilos estén más centrados y relajados? 

La razón por la que los niños necesitan hacer yoga en la escuela

Nuestros niños y niñas viven en un mundo acelerado, de padres ocupados, instituciones educativas que ejercen presión, largas jornadas en clase -demasiado largas-, necesidades creadas artificialmente y competitividad. Y seguramente no reparamos en que todo esto puede influenciar o incluso estresar a los más pequeños de la casa, afectando a su alegría interna habitualmente para mal.

El yoga puede ayudar a contrarrestar estas presiones, todavía más si en lugar de plantearlo como una actividad añadida a su apretada agenda, lo incluimos como parte del programa escolar. Cuando los niños aprenden técnicas de relajación, autoconocimiento y de cuidado de la salud, los hacemos directamente conscientes y partícipes de su bienestar y les ayudaremos a navegar entre los desafíos de la vida con más holgura. A una temprana edad, el yoga  promueve la autoestima, la cooperación, la compasión y la consciencia del cuerpo sin generar más competitividad de la que ya viven. Además de ganar a nivel físico flexibilidad, fuerza y coordinación, también aprenden a concentrarse, a calmarse y a relajarse cuando lo necesiten.

Adaptarnos a las circunstancias

Antes de pensar en qué ejercicios vamos a realizar.es importante tener en cuenta algunos condicionantes importantes para la práctica. ¿Con qué edades vamos a trabajar? Como es lógico, no es lo mismo hacerlo con la franja de 3 a 6 años que con la franja de 7 a 10 años, o incluso con todas las edades mezcladas. ¿Dónde lo haremos? El espacio del aula, el patio o una sala polivalente nos marcaran ciertas posibilidades y limitaciones que no podemos pasar por alto. ¿Qué tamaño tendrá el grupo? Habrá ejercicios más complejos que con grupos reducidos podremos trabajar, pero no con grupos amplios ya que nos será imposible supervisar adecuadamente la correcta realización.

Ejercicios de yoga que podemos hacer en la escuela

Entonces, a la hora de proponer cinco ejercicios básicos, la idea es que puedan encajar en todas las variables mencionadas. Y por esta razón no estará de más complementar la práctica con algunos ejercicios más que se adapten a la especificidad de la edad, tamaño del grupo o espacio donde trabajamos.

  1. Postura de la montaña (Tadasana): Mantente parado con los pies juntos o ligeramente separados. Encuentra un punto de equilibrio igualando el peso entre los dos pies, activa tus muslos y abdomen. Rota los hombros hacia atrás para abrir el tórax. Puedes dejar los brazos a los lados con las palmas mirando hacia delante o levántalos y junta las manos sobre tu cabeza. Eres una montaña, fuerte y estable, en reposo. Respira lentamente, si te apetece cierra los ojos y toma consciencia de todo tu cuerpo.
  2. Perro boca abajo (Adho Mukha Svanasana): Ponte sobre tus manos y tus rodillas en el suelo y ves levantando las caderas hacia arriba tratando de presionar los talones hacia el suelo. Formarás una especie de V invertida. Para más diversión mueve la cola mientras das un paseo como si fueras un cachorro  o incluso trata de imitar su ladrido.
  3. El espadachín (Anjaneyasana): Desde el perro boca abajo, adelanta un pie entre tus manos y deja la rodilla de atrás en el suelo. Incorpora el tronco y levanta los brazos paralelos. Sonríe y si quieres saluda a tus compañeros. Las manos regresan al suelo para cambiar de pierna.
  4. El árbol (Vriksasana): Sostente sobre una pierna y enraízate en la tierra. Levanta tu otro pie y déjalo contra el muslo de la pierna estirada. Haz crecer tus ramas y alcanza el cielo. Cambia de lado y repítelo.
  5. Posición de relajación (Savasana): Échate sobre tu espalda con las piernas estiradas, los brazos abiertos a tus lados y las palmas mirando hacia arriba. Deja que las piernas se separen de forma natural y deja que los pies caigan hacia los lados. Evita hablar y mirar a tu alrededor. Si te es cómodo, cierra los ojos. Deja que cada parte de tu cuerpo se relaje y se fusione con el suelo. Que la tierra que hay bajo ti te sostenga. Esta es la postura con la que se terminan todas las prácticas de yoga. Siéntete satisfecho y agradecido por las posturas que has podido hacer.

Haciendo yoga, los niños se ejercitan, juegan y conectan más profundamente con su ser interior, además de desarrollar una relación más cercana con la naturaleza que les rodea. El yoga lleva a la superficie la luz interior que todos, en especial los niños, tenemos.

¿Practican yoga en la escuela tus hijos? ¿Crees se debería introducir de manera generalizada la actividad de yoga en las clases?

Curso relacionado: Monitor de Yoga

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

pilates
28/05/2020
Joan Bertran de Bes

Las capacidades físicas que desarrolla el Pilates

¿Cuáles son las capacidades que desarrollas con pilates? Vamos a desgranar las capacidades coordinativas y condicionales que se trabajan con el método Pilates.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

reiki espiritual
26/05/2020
Joan Bertran de Bes

La fuerza del espíritu según el reiki

De que manera Reiki te ayuda con tu camino espiritual. Vamos a ampliar nuestros conocimientos en el siguiente artículo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario