propoleo
30/10/2014

Propóleo en el botiquín de casa: sus múltiples propiedades

Del interior de las colmenas se extrae un producto elaborado por las abejas muy apreciado en medicina humana, el propóleo, eficaz para aliviar y tratar muchas afecciones. El propóleo o própolis es elaborado por las abejas a partir de las resinas que recolectan de los árboles y que transforman en un material especial que utilizan principalmente para reforzar las paredes de la colmena o sellar grietas, incluso momifican sustancias extrañas o pequeños animales que hayan entrado en la colmena. No se descarta que tenga también una función antiparasitaria y antiséptica para protección de la salud de las abejas. Pero el própolis no solo se compone de resinas,  sino que también contiene  trazas de cera de abeja y aceites esenciales.

¿Qué contiene el propóleo?

Al analizar químicamente esta sustancia, se observa que es rica en flavonoides (galangina), ácido fenólico, ácido ferúlico y pinocembrina, componentes químicos a los que se les atribuye propiedades antibióticas, bacteriostáticas y bactericidas. Los flavonoides, además, poseen propiedades anti inflamatorias y cicatrizantes.  También  aparecen trazas significativas de ácido cafeico, cumaratos, pinocembrina, que tienen propiedades antifúngicas. Se detectan también  aceites esenciales, de propiedades anestésicas. Todo este conjunto de de sustancias químicas y sus propiedades ha sido aprovechadas en medicina humana para muchas aplicaciones terapéuticas. Estimula el sistema inmunológico, con lo que es útil para combatir infecciones víricas. Tradicionalmente el propóleo se ha utilizado para tratamiento de diversas infecciones gracias a sus propiedades antisépticas y antifúngicas. Se viene utilizando como tratamiento y prevención de infecciones de las vías respiratorias, como en resfriados, gripe, incluso como protector de las cuerdas vocales. En dermatología se aplica para tratamiento de abcesos, forúnculos, grietas e incluso verrugas. Existen preparados para hacer enjuagues bucales ideales, por ejemplo, para después de una cirugía oral. También se ha aplicado en productos de cosmética. No obstante debe utilizarse con precaución en algunas personas porque puede dar lugar a reacciones alérgicas si son sensibles a los productos derivados de las abejas. Es aconsejable que los productos que contengan propóleo sean de preparación farmacéutica y con garantías, para asegurar su pureza, concentración y efectos curativos esperados. En aplicaciones tópicas como en dermatología suelen ser preparados en forma de pomadas y para enjuagues bucales son soluciones que contienen propóleo, agua y alcohol.

propóleo 2

Comparte en:
quiromasaje
04/06/2020
Belén Rallo

Quiromasaje, ¿cómo hacer un masaje terapéutico?

En este post vamos a centrar nuestra atención en los masajes terapéuticos. Conoceremos de qué maniobras constan y qué requisitos se necesitan para poder realizarlos.

ética yoga
03/06/2020
Joan Bertran de Bes

La ética del yoga

El Astanga Yoga expuesto por Patanjali propone una ruta hacia la emancipación en ocho pasos. A continuación veremos detalladamente los dos primeros pasos: yama y niyama.

coaching grow
02/06/2020
Joan Bertran de Bes

Estructurar el proceso de coaching con el modelo Grow

El método GROW es una de las herramientas de coaching más populares. GROW, cuya traducción del inglés es crecer. Vamos a conocer todos sus detalles en el siguiente post.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario