Cómo tratar la ética en el coaching
18/04/2017

Cómo tratar la ética en el coaching

Como cualquier situación que trate lo humano, el coaching necesita una reflexión ética e implica que el coach adopte reglas deontológicas muy claras, para proteger los intereses de sus clientes.

Marco ético del coaching

Tanto a nivel personal como profesional, las normas éticas deben influir en toda relación de coaching. Éstas se manifiestan siguiendo un acuerdo de trabajo basado en la confidencialidad y con principios éticos establecidos por los organismos oficiales. Al margen de acuerdos y documentos, el coaching siempre debe tener presente el principio de respeto incondicional para el ser humano.

Para que el proceso de coaching sea efectivo, correcto y esté bien orientado, ha de seguir una serie de principios:

  • Objetividad: El coach debe esforzarse en dejar atrás sus juicios y sus evaluaciones.
  • Eficacia: Es importante centrarse en comportamientos que tengan consecuencias en la eficacia personal y de la organización.
  • Mejora de las relaciones entre personas: Cuanto mejor sean las relaciones, más efectivo es el trabajo del coach.
  • Humildad: Esta actitud mejora la calidad de la conexión humana del proceso de coaching.
  • Equilibrio: Hace referencia a complementar la vida personal y el trabajo sin que se produzca detrimento en ninguna de las dos dimensiones.
  • Autorresponsabilidad: Implica ser consciente del efecto que pueden tener las acciones en el entorno.

La confidencialidad

La confidencialidad, a menudo, es la parte más problemática y delicada del proceso de coaching. Para crear un entorno de confianza es necesario tener en cuenta una serie de aspectos que son de especial importancia:

  • Para el coachee (o cliente) es importante entender qué tipo de relación existe entre el coach y él mismo (o la empresa).
  • No puede existir la confianza necesaria si existen dudas en cuanto a la confidencialidad sobre lo que se trata entre ambos.
  • El experto en coaching debe, en la medida de lo posible, salvaguardar la confidencialidad y objetividad de su labor.
  • En el coaching empresarial, el departamento de recursos humanos tiene que tener claro si el coaching tiene fines evaluativos o de desarrollo.

Crear un entorno de confianza no resulta fácil. Sin embargo, esto se puede conseguir a través de un diálogo fluido y abierto entre el coach y el coachee. A través del encuentro honesto y sincero, se crea el ambiente adecuado para apoyar una cultura de alto rendimiento rica en retroalimentación. Para ello es importante delimitar claramente los derechos de uno y otro.

Derechos del coachee

Para generar un entorno ético y de confianza, habrá que garantizar los siguientes derechos del coachee o cliente:

  • Negociar abiertamente las reglas de confidencialidad con el coach y la empresa.
  • Tener la posibilidad de elegir su coach, o por lo menos el derecho de vetar un coach elegido por la empresa.
  • Estar informado de las credenciales, formación y experiencia del coach.
  • Llegar a sus propias decisiones dentro del proceso, sin sentirse forzado por las sugerencias del coach o de la empresa.
  • Conocer el destino de cualquier documentación proveniente del proceso de coaching antes de iniciar el proceso.
  • Saber si los resultados del proceso influirán en su carrera, su retribución o su estabilidad laboral y personal.
  • Salir del proceso si no está de acuerdo con aspectos relacionados con la ética.
  • Recibir apoyo y ayuda en su deseo e intento de mejora y desarrollo, por parte del coach y de la empresa.

Derechos del coach

Por su parte, al coach o profesional también deben reconocérsele una serie de garantías:

  • Negociar abiertamente las reglas de confidencialidad con el coachee y la empresa.
  • Recibir la información y los recursos necesarios de la persona o de la empresa para realizar un proceso de coaching con éxito.
  • Salir del proceso por razones éticas.
  • Recibir retroalimentación sobre la satisfacción del coachee o de la empresa.
  • No ser utilizado para otras tareas más que la realización de un proceso de coaching destinado a aumentar habilidades, apoyar y desarrollar al coachee.

Organismos reguladores

Existen varias asociaciones nacionales e internacionales tratan de buscar y establecer una regulación apropiada para la profesión y práctica del coaching. Al ser todas ellas son de ámbito privado, no es obligatorio pertenecer a ninguna de ellas para ejercer esta profesión. Su finalidad es velar por el cumplimiento de las normas que regulan el proceso de coaching y la ética profesional.

Las asociaciones con mayor reconocimiento, apoyo oficial y prestigio internacional por ser pioneras en la difusión del Coaching y por aglutinar un buen número de profesionales son: International Coach Federation (ICF), International Association of Coaches (IAC), The European Mentoring and Coaching Council (EMCC), International Coaching Community (ICC).

El juramento de ética profesional de la ICF dice: “Como coach profesional acepto y estoy de acuerdo en respetar mis obligaciones éticas ante mis clientes de coaching y ante el público en general. Prometo acatar el código deontológico de la ICF y tratar a la gente con dignidad, en tanto que seres independientes y con igualdad de condiciones. Prometo compartir este código con la gente que practica el coaching. Si llegara a violar este juramento o el código deontológico, acepto que la ICF según su propio criterio pueda hacerme responsable de ello. Asimismo, soy consciente de que mi responsabilidad ante la ICF, frente a cualquier tipo de violación cometida, puede conllevar la pérdida de mi titularidad o categoría como miembro de la ICF”.

Además del código ético del ICF, existen otros parecidos a nivel estatal que al fin y al cabo redundan en garantizar unas condiciones de trabajo que faciliten el proceso tanta para el cliente como para el profesional en un marco de respeto y confidencialidad.

¿Cuál es para ti el principio ético más importante en el coaching? ¿Sigues algún código ético en concreto? 

Curso relacionado:Curso Superior de Coaching Personal

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

La importancia de un buen trato en los diferentes centros sanitarios de nuestra ciudad es tan importante como un buen diagnóstico. Veamos qué puntos se han de tener en cuenta para mejorar la atención de los pacientes.
23/01/2020

Centros sanitarios: cómo mejorar la atención de los pacientes

La importancia de un buen trato en los diferentes en un centro sanitario es tan importante como un buen diagnóstico.

El envejecimiento de la población española
21/01/2020

El envejecimiento de la población española

Los datos son abrumadores, en cualquier tipo de referencia que se tome. En la actualidad por cada 100 personas menores de 16 años hay 118 que tienen más de 65 años.

Aceptación no es resignación
20/01/2020
Joan Bertran de Bes

Trabajar la aceptación en mindfulness

Una de las actitudes Mindfulness más relevantes es la aceptación. No aceptar las circunstancias que nos toca vivir es una fuente de sufrimiento.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario