Conoce los orígenes del yoga
31/10/2017

Conoce los orígenes del yoga

Cuando bebemos de las fuentes originales de la India, se habla de yoga como el camino hacia un estado de armonía. En cambio, cuando los estudiantes occidentales hablamos de yoga generalmente hacemos referencia a las técnicas para llegar a dicha armonía, sino simplemente a las posturas. Vamos a conocer sus orígenes para entender mejor qué es realmente el yoga.

Nacimiento del yoga

El yoga no es una escuela filosófica ni religión, sino una posibilidad de crecimiento personal y evolución.  Si bien es cierto que el yoga nace en una cultura y en el contexto de la religión Hindú eso no la hace una religión, aunque es muy frecuente que muchos equivocadamente piensen que al practicar yoga se deben tener ciertas creencias. Es importante para cualquier practicante de yoga, y más aún para cualquier persona que transmita esta disciplina, poder explicar por qué el yoga no se considera una religión.

Es frecuente que profesores/as de yoga hagan referencia a los dioses de la India por su importancia a nivel simbólico, ya que el Hinduismo es extremadamente rico en simbologías que se aplican a nuestro crecimiento espiritual y al desarrollo de nuestra conciencia, lo que no significa que realmente creamos que existe un dios con cabeza de elefante que se desplaza sobre un ratoncito.

Por las excavaciones arqueológicas existen evidencias que el yoga ya era practicado hace 5.000 años (algunos aventuran que 10.000) por la antigua civilización del Indo. Su evolución la debemos a los sabios de la antigüedad que fueron transmitiéndolo de maestro a discípulo secretamente y sin dejar registros.

De los primeros textos a nuestros días

Los primeros textos clásicos que mencionan el yoga son los Veda y Upanishads (última parte del Veda o su desarrollo), aludiendo aspectos simbólicos. Más adelante, hace unos 2.500 años, aparecieron los Yoga Sutras de Patanjali donde por primera vez se presenta de forma sistematizada la práctica del Raja Yoga. Posteriormente se escribieron muchos textos relevantes como el Hatha Yoga Pradipika, el Shiva Samitha o el Gheranda Samhita.

No será hasta el siglo XX, que el yoga se extiende y se populariza gracias a grandes maestros como Krishnamacharya, Iyengar, Pattabhi Jois, Desikachar o Devananda que vistan occidente (ellos mismos o sus seguidores) y crean los métodos más conocidos de Hatha Yoga. Por lo tanto, aunque el Yoga sea una disciplina milenaria, tal como lo conocemos hoy, practicada en grupo en centros de yoga, tiene un recorrido de apenas un siglo y se ha extendido especialmente en las últimas décadas.

Hoy en día, aunque el Yoga sigue siendo reconocido como un camino espiritual, es innegable que la mayoría de personas se aproximan a esta disciplina para recuperar o mantener la salud, reducir los niveles de estrés o maximizar sus capacidades.

De todas maneras el yoga está lejos de ser simplemente un ejercicio físico. Es una ayuda para obtener una nueva consciencia y establecer un modo de vida que una las realidades internas y externas. Este modo de vida es una experiencia que no se puede abarcar intelectualmente y que solo se convertirá en conocimiento vivo a través de la práctica.

Definamos yoga

Tras conocer toda su evolución histórica podríamos atrevernos a definir el yoga como la ciencia del ser humano por excelencia, la más antigua. La palabra yoga significa unión o unidad y deriva de la palabra sánscrita yuj, que significa unir (join en inglés). Esta unidad en términos espirituales se explica cómo la unión de la consciencia individual (budhi) con la consciencia universal (atman). Así mismo, dada su evolución reciente no podemos obviar que, a un nivel más práctico, Yoga representa un medio para equilibrar y armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Para poder llegar a este nivel de síntesis de los que es el yoga y para transmitirlo a otras personas, en el caso que nos dediquemos a la enseñanza, es importante conocer su recorrido histórico. Para hacernos una idea, si alguien aterrizara de la nada a nuestras ciudades del siglo XXI y empezara a visitar centros de yoga, difícilmente podría hacerse una mínima idea de lo que representa en tanto que camino y práctica espiritual. Por ello, aunque a veces nos parezca tediosa esta parte más teórica y lo que nos interese principalmente sea la práctica física, no podemos desconectar una cosa de la otra. Que el mundo ha evolucionado es algo innegable e irreversible, pero regresar de vez en cuando a las raíces es un ejercicio sano para la mente, ya que nos recuerda porqué hacemos lo que hacemos.

¿Qué parte de la historia de los orígenes del yoga te ha sorprendido más? ¿Sabías que inicialmente los ejercicios físicos no eran la parte primordial de esta disciplina milenaria? ¿Piensas que hoy en día se está desvirtuando la esencia del yoga o por el contrario valoras que cada vez más gente tenga acceso a sus beneficios?

Curso relacionado: Curso de Monitor de Yoga

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

La importancia de un buen trato en los diferentes centros sanitarios de nuestra ciudad es tan importante como un buen diagnóstico. Veamos qué puntos se han de tener en cuenta para mejorar la atención de los pacientes.
23/01/2020

Centros sanitarios: cómo mejorar la atención de los pacientes

La importancia de un buen trato en los diferentes en un centro sanitario es tan importante como un buen diagnóstico.

El envejecimiento de la población española
21/01/2020

El envejecimiento de la población española

Los datos son abrumadores, en cualquier tipo de referencia que se tome. En la actualidad por cada 100 personas menores de 16 años hay 118 que tienen más de 65 años.

Aceptación no es resignación
20/01/2020
Joan Bertran de Bes

Trabajar la aceptación en mindfulness

Una de las actitudes Mindfulness más relevantes es la aceptación. No aceptar las circunstancias que nos toca vivir es una fuente de sufrimiento.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario