Ejercicios de yoga para mejorar la postura corporal
21/04/2016

Ejercicios de yoga para mejorar la postura corporal

Durante nuestra infancia y juventud, probablemente habremos escuchado muchas veces de boca de nuestros padres la frase “pon la espalda recta”, sin darle demasiada importancia. Y, con el tiempo, al sentir dolores en el cuello, los hombros o la espalda, nos habremos acordado de aquel consejo que quizás no era tan nimio. Como lamentarnos servirá de poco, ¿por qué no pensar que todavía estamos a tiempo de hacerles caso? Con la práctica del yoga, además de obtener otros beneficios, podemos recuperar la postura corporal deseada.   

¿Qué es la postura corporal?

La postura es la relación entre la posición de los brazos, las piernas, el tronco y las articulaciones. El cuerpo humano puede adoptar un número casi infinito de posturas, pero es evidente que algunas de ellas las podemos identificar claramente como más naturales y beneficiosas. Estaríamos hablando, por lo tanto, de una buena postura corporal, como aquélla en la cual la espalda está recta permitiendo que la respiración fluya y  que tanto la columna como la musculatura estén confortables

¿Qué factores inciden en una mala postura corporal? Y ¿cómo detectar que se tiene una mala postura corporal?

En general asociamos la mala postura corporal a determinados hábitos repetidos día a día y que terminan modificando nuestra alineación, como por ejemplo pasar muchas horas delante de un ordenador con los brazos estirados hacia delante y la cabeza bajada. Y si bien es cierto que adoptar una buena postura en el lugar de trabajo o de estudio es esencial, también nos podríamos preguntar por qué algunas personas desarrollan malas posturas con mayor facilidad que otras. La respuesta es que los factores que determinan que el cuerpo adopte malas posturas son varios. Pueden haber razones fisiológicas o hereditarias, es decir, que por sus características anatómicas (por ejemplo falta de tono muscular o sobrepeso) una persona tenga más tendencia a deformar la postura.

También incide el estado emocional. Una persona triste, miedosa o con tendencia pesimista tenderá a encorvar la espalda, mientras que alguien alegre, confiado o de naturaleza optimista es más probable que se mantenga erguida. Igualmente hay todo un grupo de factores externos que no podemos menospreciar, como las características de la silla donde trabajamos o de la cama donde dormimos, el tipo de más o menos sedentario, el ejercicio preventivo o corrector que podamos realizar regularmente o la manera como cargamos pesos.

Lo más común es que prestemos atención a nuestros defectos posturales cuando ya empezamos a tener determinados síntomas físicos, ya sean calambres, dolores o contracturas frecuentes.  Así mismo, a parte de estas dolencias agudas, con frecuencia la mala postura corporal acentúa las curvaturas naturales de nuestra columna y puede derivar en determinadas patologías crónicas. Las más comunes son la lordosis (curvatura cóncava excesiva de la columna), la cifosis (curvatura convexa excesiva) i la escoliosis (desviación lateral y rotatoria de la columna).

¿Cómo puede ayudar el yoga a mejorar nuestra postura corporal?  

Para recuperar una buena postura corporal no será suficiente erguirnos cada vez que nos damos cuenta que estamos encorvados, sino que tendremos que incorporar dosis de consciencia de nuestro cuerpo y ejercicio regular por partes iguales. Aunque nos duela una parte en concreto del cuerpo a causa de nuestra mala posición, difícilmente podremos mejorar la postura y aumentar nuestro bienestar si nos dedicamos a corregir una zona aislada. Todo el cuerpo está conectado a nivel muscular, óseo y nervioso, con lo cual un trabajo global será lo más indicado.

Y aquí es precisamente donde entra el Hatha Yoga (o yoga físico), una disciplina que tiene en cuenta todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo con la finalidad de equilibrarlas.   

¿Qué tipo de ejercicios recomendarías para mejorar este tipo de problemas?

La mayoría de ejercicios de yoga nos ayudarán a liberar tensiones y a ganar flexibilidad, sobretodo en la espina dorsal. Sin embargo, debemos tener claro que ante dolencias leves la mejoría puede palparse muy rápidamente, mientras que ante patologías crónicas el proceso será lento y en algunos casos a lo máximo que podremos aspirar es a frenar el proceso de desviación de la columna y a prevenir males mayores. Para las dolencias más severas, es fundamental asesorarse con especialistas para adaptar la práctica a nuestras necesidades.

De forma general, nos pueden ayudar los siguientes ejercicios de yoga:

  • Balasana o postura del niño.

  • Adhomukha o postura del perro boca abajo.

  • Bhujangasana o postura de la cobra.

  • Tadasana o postura de la montaña.

  • Vriksasana o postura del árbol.

  • Surya Namaskar o saludo al sol, la secuencia de posturas más común en la práctica del yoga.

De todas estas posturas podemos encontrar fácilmente imágenes y vídeos de libre acceso en la red.

Recapitulando, si queremos mejorar nuestra postura corporal deberemos tomar consciencia de nuestro cuerpo y adoptar cambios favorables en nuestro estilo de vida (menos sedentarismo, mejor descanso y sillas pensadas para nuestra espalda). En segundo lugar deberemos elaborar una rutina de yoga factible para nuestro perfil, por cuenta propia o con la ayuda de alguien con más conocimientos. Y, por último, habrá que conspirar para que estas buenas intenciones se materialicen en una práctica regular.

¿Has detectado que adoptas malas posturas y esto afecta tu bienestar? ¿Has probado algún tipo de ejercicio para mejorar tu estado? Cuéntanoslo y nos ayudarás a enriquecer nuestras recomendaciones.

Curso relacionado: Monitor de Yoga

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

La importancia de un buen trato en los diferentes centros sanitarios de nuestra ciudad es tan importante como un buen diagnóstico. Veamos qué puntos se han de tener en cuenta para mejorar la atención de los pacientes.
23/01/2020

Centros sanitarios: cómo mejorar la atención de los pacientes

La importancia de un buen trato en los diferentes en un centro sanitario es tan importante como un buen diagnóstico.

El envejecimiento de la población española
21/01/2020

El envejecimiento de la población española

Los datos son abrumadores, en cualquier tipo de referencia que se tome. En la actualidad por cada 100 personas menores de 16 años hay 118 que tienen más de 65 años.

Aceptación no es resignación
20/01/2020
Joan Bertran de Bes

Trabajar la aceptación en mindfulness

Una de las actitudes Mindfulness más relevantes es la aceptación. No aceptar las circunstancias que nos toca vivir es una fuente de sufrimiento.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario