EJERCICIOS DE YOGA PARA NIÑOS
11/02/2016

Ejercicios de yoga para niños

La práctica de Yoga no es exclusiva para los adultos, cada vez es más frecuente encontrarnos con clases específicas para niños en los estudios de Yoga. Esta práctica puede ser muy útil para ayudar a nuestros hijos a relajarse y mejorar su concentración al mismo tiempo que pasan un rato agradable jugando.

Las clases de Yoga para niños pueden ser divertidas y muy dinámicas, sólo necesitas captar su atención mediante juegos y divertidas posturas que imitan objetos cotidianos y animales.

Hoy te proponemos que practiques con tus hijos el saludo a la Luna, una seria dinámica y muy fluida para estirar todo el cuerpo mediante una especie de baile donde imitaremos las posturas de un perro mirando hacia arriba, hacia abajo, un cachorrito, una cobra, una flecha, un corredor, la esfinge de Egipto y ¡Hasta un helicóptero!

Puedes seguir las instrucciones  y si necesitas más inspiración de tejo el link a un video maravilloso que hizo Shiva Rea para Yoga Journal donde hace una vuelta completa al saludo a la Luna de manera muy fluida y relajada que seguro la encantará a los pequeños de la casa. 

Ejercicios de yoga para practicar con los más pequeños

Empieza en la postura de Pranamasana, de pie con las manos juntas haciendo como una especie de cuenco en el centro del pecho. Después, abre los brazos y llévate las manos a las lumbares, inclínate hacia atrás abriendo el pecho sin apretar las lumbares y mira hacia arriba. Desde ahí, vuelve suavemente a la vertical para doblarte suavemente hacia el suelo, puedes doblar las rodillas todo lo que quieras para acercar el abdomen a los muslos y descansar las manos en el suelo en esta variante de Uttanasana.

Sólo con las yemas de los dedos en el suelo llevas hacia atrás tu pierna izquierda para quedar en una postura parecida a un corredor a punto de empezar una carrera. Apoya la parte externa de tu pierna izquierda en el suelo, apoya toda la superficie de la mano y gira el pecho hacia tu derecha. Desde ahí empieza a girar las hélices de tu helicóptero en un sentido y en otro.

Poco a poco vas a girar el tronco y apoyar las dos plantas de los pies en el suelo, inclínate hacia tu izquierda estirando la pierna derecha y doblando la rodilla izquierda, haz como si barrieras el suelo con las manos, muévete suavemente de un lado al otro mientras alternas el estiramiento de una y otra pierna.

Apunta los dedos de tu pie izquierdo totalmente hacia la izquierda, dobla la rodilla y colócate en la postura del corredor esta vez mirando hacia el otro lado, alarga tu espalda y estira tu pierna derecha.

Prepara tu helicóptero hacia el otro lado: parte exterior del pie derecho en el suelo, mano derecha apoyada y tu brazo izquierdo empieza a dibujar círculos de forma suave.

Ahora apoya las dos manos en el suelo, lleva tu pierna izquierda hacia atrás y trae tus rodillas al suelo. Ahora pareces una mesa pequeñita.

Camina un poco con las manos hacia delante manteniendo tus caderas por encima de las rodillas, relaja la frente en el suelo y deja que tu corazón se acerque al suelo. Esta postura es la versión del perro mirando hacia abajo que se llama “el cachorro”  sube y baja tu pecho un par de veces para relajarte y estirar con mayor profundidad. Durante toda la secuencia quieres que exista un flujo respiratorio suave y agradable.

Ve hacia delante y coloca la pelvis y los antebrazos en el suelo para imitar a la esfinge de Egipto.

Desde ahí apoya tus manos por debajo de los hombros y te conviertes en una cobra que poco a poco va levantando su pecho, puedes girar un poco hacia un lado y al otro para relajarte en la postura. Descansa unos segundos relajando la cabeza y estirando los brazos apuntando hacia delante como una flecha.

Ahora apoya las manos en el suelo al lado de las costillas, empuja los empeines contra el suelo hasta que tus rodillas se levanten y levanta tu cuerpo, lleva tu ombligo y tu esternón hacia delante para entrar en la postura del perro boca arriba.

Recoge tu cabeza y lleva la pelvis hacia el techo para entrar en el perro boca abajo, formando un triángulo con tu cuerpo. Muévete un poco en la postura girando tus caderas en ambos sentidos. Ahora levanta tu pierna derecha hacia el cielo como si ese perro estirara la cola. Cambia de pierna llevando ahora la izquierda hacia arriba. Desde ahí, lleva tu rodilla izquierda hacia al pecho y apoya el pie izquierdo entre las manos para pasar una vez más por el corredor y prepárate para otro viaje en helicóptero.

Empiezas con la mano derecha en el suelo y haces girar las aspas de tu brazo izquierdo, después de algunas vueltas gira completamente hacia el otro lado de la habitación para apoyar ahora tu mano izquierda en el suelo y construir la postura hacia el otro lado.

Apoyas de nuevo las plantas de los dos pies en el suelo y barres suavemente con las manos el espacio entre tus pies, muévete con delicadeza y mantén tu cuello y cara relajados.

Vuelves hacia tu derecha para la postura del corredor (con el pie derecho delante) y llevas el pie derecho detrás para ir a cuatro patas y hacer tu mesita.De ahí vuelve a estirar tus brazos y baja tu pecho al suelo para imitar un cachorrito estirándose.Antebrazos en el suelo para hacer la postura de la esfinge.Apoya las manos debajo de los hombros y empieza a desenroscar tu cobra.Descansa tu pecho y cabeza en el suelo y proyecta tus brazos hacia el frente con las palmas juntas para disparar una flecha al otro lado de la habitación.

Sube al perro boca arriba con las manos al lado de las costillas, los empeines en el suelo y activa bien tus piernas empezando contra el suelo mientras llevas tu pecho hacia delante.

Desde ahí sube al perro boca abajo formando un triángulo y lleva tu pie izquierdo entre las manos para pasar a la postura del corredor una vez más.

Trae tu pie derecho adelante y relaja tu tronco entre los muslos, deja que se alargue tu zona lumbar, relaja el cuello y los brazos hacia el suelo, deja que la gravedad te ayude a estirar.Sube con la espada redonda de manera relajada y suave. Apoya tus manos en las lumbares y lleva el pecho hacia arriba, deja que tu cuello caiga ligeramente hacia atrás. Incorpórate muy suavemente y junta las palmas de las manos llevándolas por encima de tu cabeza.Baja las manos poco a poco para formar de nuevo un cuenco por delante de tu corazón.

¡Repite las veces que quieras y diviértete practicando Yoga con los peques!

Curso relacionado: Curso de Monitor de Yoga

Comparte en:

Formado en Mandiram, escuela registrada en la Yoga Alliance (RYS), y formación específica para Profesores de Hatha Vinyasa Yoga en Mandiram y Yoga Dinámico.

pilates
28/05/2020
Joan Bertran de Bes

Las capacidades físicas que desarrolla el Pilates

¿Cuáles son las capacidades que desarrollas con pilates? Vamos a desgranar las capacidades coordinativas y condicionales que se trabajan con el método Pilates.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

reiki espiritual
26/05/2020
Joan Bertran de Bes

La fuerza del espíritu según el reiki

De que manera Reiki te ayuda con tu camino espiritual. Vamos a ampliar nuestros conocimientos en el siguiente artículo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario