La liberación miofascial en quiromasaje
20/02/2018

La liberación miofascial en quiromasaje

La liberación miofascial es una técnica utilizada para tratar las difunciones del sistema miofascial. Estas disfunciones pueden causar dolor y falta de movilidad. (wikipedia). Como el nombre indica, la liberación miofascial implica el estiramiento de la fascia.

Es una técnica de medicina alternativa utilizada por fisioterapeutas y osteópatas como parte de los tratamientos de tejidos profundos y mejora de cadenas musculares.

¿Sabemos lo que es la fascia?

La fascia es un tejido conectivo duro, elástico y delgado, que envuelve la mayoría de las estructuras dentro del cuerpo humano, incluyendo los músculos. La fascia apoya y protege las estructuras musculares. La fascia también forma vainas para los nervios y los vasos, envuelve glándulas y órganos diversos, y se vuelve especializada alrededor de articulaciones donde forma o fortalece ligamentos. La fascia tiene un papel estructural, protector, de nutrición y de soporte corporal

¿Que supone una alteración de la fascia?

Las restricciones de tejido blando se les conoce por muchos nombres: adherencias, fibrosis, restricción, disfunción. Se las suele denominar restricciones porque restringen el movimiento de las estructuras en las que se encuentra y a menudo causan dolor. Una restricción miofascial en un músculo causará que la contracción de este sea más débil y haya un menor rango de movimiento (dependiendo de tamaño y localización).Estas restricciones pueden deberse a los desequilibrios posturales, la lesión, la cirugía, la inflamación, la presión y tensión anormal.

¿En qué consiste la liberación miofascial?

Para saber cómo funciona la técnica de liberación miofascial tenemos que entender que las cadenas musculares están formadas por músculos, tendones, ligamentos y fascias. Todas estas estructuras están interrelacionadas y cuando un componente no funciona correctamente otros tienen que trabajar en exceso, sobrecargándose, acumulando fatiga, creando patrones de movimiento incorrectos y lesiones. La Liberación Fascial o Movilización Fascial es una técnica usada para desarrollar un cuerpo bien equilibrado, móvil y simétrico dentro del sistema esquelético y del tejido blando.  Esta técnica se basa en aplicar una fuerza moderada y sostenida sobre el músculo y el tejido conjuntivo para reducir las tensiones y las adherencias que se forman en las fascias (puntos gatillo).

Primero, el fisioterapeuta posiciona el área dolorosa ya sea en el extremo de la barrera de movimiento o alternativamente, en el extremo opuesto (el área de mayor comodidad). Luego, mientras el paciente respira lenta y fácilmente, el fisioterapeuta palpa los tejidos fasciales, buscando una sensación ligera que indique el tejido está listo para “relajarse.” Después de recibir esta indicación, el fisioterapeuta ayuda al tejido a seguir un patrón de movimiento espontáneo. El proceso es repetido en varias sesiones hasta que se logra la liberación completa.

Las sesiones suelen ser largas y pausadas puesto que para conseguir el estiramiento del tejido conjuntivo es fundamental el factor tiempo, no forzando el estiramiento sino dejando que sea la estructura la que vaya cediendo.

¿Cuales son los objetivos de la liberación miofascial? ¿Qué beneficios obtenemos?

Usada sólo o en conjunto con otras terapias, la movilización fascial consigue:

  • Disminuir el dolor.
  • Aumentar el movimiento de la articulación.
  • Restaurar el equilibrio del sistema musculoesquelético.
  • Eliminar las toxinas que se quedan acumuladas entre las distintas capas fasciales de nuestro cuerpo”
  • Disminuir la retención de líquidos,
  • Disminuir la celulitis.
  • Mejorar la circulación
  • Conservar y mejorar la correcta postura corporalpor lo que se presenta como una buena arma para la prevención de lesiones y problemas físicos que se achacan a una constante, incorrecta y dañina postura tanto en reposo como en movimiento.
  • La terapia de liberación miofascial también se presenta adecuada en personas con diferentes enfermedades, como puede ser la fibromialgia, el lupus, la esclerodermia o la artritis reumatoide.

Contraindicaciones de la liberación miofascial

Como ocurre con muchas otras terapias, no todo el mundo puede beneficiarse de la liberación miofascial, y existen ciertas contraindicaciones. Siempre se debe contactar con profesionales médicos o fisioterapeutas, que son los más indicados para valorar las patologías de cada paciente pero, en principio, las personas que sufren aneurismas, fracturas, fiebre, tumores, enfermedades infecciosas, flebitis avanzada, o las mujeres que se encuentran en el primer trimestre de embarazo deben abstenerse de seguir esta terapia.

Como aplicar la técnica con ayuda de un cilindro

Por norma general coloca el cilindro debajo del músculo que quieras trabajar y realiza movimientos pequeños de arriba abajo y de derecha a izquierda hasta que hayas recorrido todo el músculo. Si hay algún punto doloroso intenta mantener la presión unos 20 segundos. Si es muy doloroso disminuye la presión o descansa unos segundos. Trabaja sobre un músculo y después sobre el mismo músculo pero del otro lado así podrás comprobar si hay diferencias o compensaciones entre los dos. Si aparecen molestias inusuales o tienes cualquier duda consulta a un profesional.

  • GEMELOS

Coloca el cilindro en la zona del tendón de aquiles y progresa lentamente hasta debajo de la rodilla con movimientos pequeños y lentos. Para mayor intensidad puedes cruzar una pierna sobre la otra y levantar la cadera del suelo.

  • BANDA ILIOTIBIAL

Coloca el cilindro en la parte lateral del muslo a la altura de la rodilla. Mueve el cilindro lentamente hasta llegar a la cadera. Para mayor intensidad levanta los dos pies del suelo. Si por el contrario es demasiado intenso cruza una pierna por delante para apoyarla en el suelo y reducir el peso.

  • QUADRICEPS

Coloca el cilindro por encima de la rodilla y sube lentamente hasta la cadera. Es importante mantener el ombligo hacia dentro para estabilizar la zona lumbar.

  • ADDUCTORES

Coloca el cilindro en la parte interna del muslo a la altura de la rodilla. Amasa esta zona hasta llegar a la ingle. Es importante mantener el ombligo hacia dentro para estabilizar la zona lumbar.

Sin duda una técnica sencilla que bien aplicada puede ser de gran utilidad especialmente para deportistas en activo.

¿Te ha resultado interesante? Agradecemos tus comentarios y difusión

Curso relacionado: Curso superior de Quiromasaje

Comparte en:

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFE) por el INEF de Barcelona, Diplomada en Fisioterapia por la Universidad Ramon Llull de Barcelona, Certificado Curso de Quiromasaje por la Escuela Española de Quiromasaje, Instructora de Pilates por la Escuela Polestar Pilates y Especialista en Vendajes Funcionales. Amplia experiencia en docencia, ámbito hospitalario y entrenamiento deportivo.

pilates
28/05/2020
Joan Bertran de Bes

Las capacidades físicas que desarrolla el Pilates

¿Cuáles son las capacidades que desarrollas con pilates? Vamos a desgranar las capacidades coordinativas y condicionales que se trabajan con el método Pilates.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

reiki espiritual
26/05/2020
Joan Bertran de Bes

La fuerza del espíritu según el reiki

De que manera Reiki te ayuda con tu camino espiritual. Vamos a ampliar nuestros conocimientos en el siguiente artículo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario