Mostrar más resultados

Cómo localizar las partes del pie en reflexología

Cómo localizar las partes del pie en reflexología

Escrito por Montserrat Capdevila

La reflexología podal ubica en las diferentes zonas del pie lo que se conoce como áreas reflejas. Puntos que conectan mediante vías nerviosas con otras partes del cuerpo humano como pueden ser órganos, articulaciones, tejidos o nervios. Con el Curso de Reflexología de Deusto Salud sabrás identificar los puntos reflejos en los pies, pero también en las manos, el tronco, las orejas y la cara.

En este blog adelantarás parte de la materia, descubriendo, punto por punto, a qué área del cuerpo se corresponde cada centímetro de nuestros pies. ¡Sigue leyendo!

Partes del pie en reflexología podal

Sabemos que la técnica de la reflexología podal consiste en actuar sobre distintas partes del cuerpo a través del pie. Por ejemplo, masajear una de sus áreas para aliviar un dolor de estómago. Estos puntos de presión es lo que llamamos zonas reflejas. En este post, vamos a ver dónde están y los fines para los que se utilizan. ¡Apunta!

Cabeza y cuello

La distribución de las zonas de la planta del pie es la misma que la distribución de nuestro cuerpo, de forma que la parte superior plantar se corresponde con la parte superior del cuerpo humano. Así pues, mirando el pie desde abajo, es decir, teniendo en mente solo la planta, podremos encontrar la zona refleja de la cabeza y el cuello en todos los dedos de los pies, incluyendo también los huesos y las articulaciones de estos.

Zona del pecho

¿Quieres actuar sobre la zona del pecho con reflexología podal? Las zonas del pie en las que se encuentran las áreas reflejas para activar la comunicación con esta parte se encuentran en:

  • Planta del pie: es la zona de debajo de los dedos, desde estos hasta que empieza el puente de la planta del pie. Se conoce como “bola” de la planta del pie.
  • Exterior del pie: es la franja que se encuentra debajo de los dedos, antes de empezar el empeine.
  • Interior del pie: justo debajo de los dedos y antes de que empiece la zona del empeine.

Cintura

En reflexología podal, el área de la cintura se sitúa en la planta del pie. ¿Dónde ubicarla? Es la parte en donde el pie se vuelve más estrecho, en analogía con la cintura humana, y se correspondería con toda la zona del puente.

Área pélvica

Otra de las partes del pie en reflexología podal es la pelvis. Si quieres trabajar esa zona desde la planta de los pies, que es donde se encuentra este punto reflejo, tendrás que masajear y presionar en el talón.

Cómo localizar las partes del pie en reflexología

Espina dorsal y columna vertebral

La espina dorsal y columna vertebral se encuentran en la cara interna del pie. Desde la punta del dedo gordo hasta el final del talón, recorriendo toda el área interior. Fijémonos en que, si reseguimos esta línea, nos encontramos distintas curvaturas que se corresponden con las mismas que las de la columna.

Sistema linfático

El área del sistema linfático se encuentra tanto en el interior como en el exterior de los pies. Te descubrimos las zonas en concreto:

  • Interior del pie: esta es la zona que llamamos del empeine (siempre teniendo en cuenta que estamos en la zona del interior del pie).
  • Exterior del pie: toda la parte del empeine hasta llegar al tobillo.

Ingle

Encontrarás la ingle en las siguientes partes del pie:

  • Exterior: es la franja horizontal de la zona del tobillo.
  • Interior: es una franja que se encuentra entre el tobillo y el empeine, por la parte interior del pie, y se dirige hacia el talón.

Vejiga

La vejiga se encuentra debajo del área de la ingle y es la zona de después del “puente”, que forma una especie de montículo huesudo.

Nervio ciático

El nervio ciático lo podrás tocar en la franja vertical en la parte interior del pie, que sale desde la parte inferior del talón y sube hacia arriba, hasta llegar casi al tobillo. También está en la cara externa, en una banda vertical que va desde la parte inferior media del talón y sube hacia arriba.

Hombro

Encontrarás la zona del hombro en la cara externa del dedo meñique del pie. Una zona que precede el área refleja del codo, que veremos a continuación.

Codo

En la mitad del puente del pie, en su parte externa, establecerás conexión con la pequeña zona que queda debajo del área refleja del sistema linfático y, seguidamente, de la zona del hombro; hasta llegar a un hueso que se encuentra en la parte exterior, inferior y media del pie.

Cadera

Esta zona empieza justo después del hueso citado en el área del codo (que se encuentra en la mitad del puente aproximadamente) y llega hasta la mitad del talón, donde conecta con el espacio reflejo del nervio ciático.

Rodilla

Justo después del área del nervio ciático, desde la parte medial del talón hasta el final.

Como puedes ver, en el pie encontramos un canal de acceso único a múltiples partes del cuerpo humano. Pero, ¿dónde estudiar reflexología podal? En Deusto Salud te enseñaremos a dominar todas las áreas reflejas que acabamos de describir. ¡Infórmate y prepárate con nosotros/as!

Cómo localizar las partes del pie en reflexología

¿Qué es la reflexología podal?

Como hemos adelantado al inicio, la reflexología podal es una terapia manual que realiza presión en diferentes áreas de los pies. El objetivo es estimular los puntos reflejos que conectan con otros órganos, sistemas y partes del cuerpo para aliviar tensiones y mejorar el bienestar de la persona.

Se trata de una terapia holística, que trata el cuerpo como un todo, teniendo en cuenta los aspectos físicos, pero también los emocionales. Ten siempre en cuenta que se trata de una terapia complementaria, que en ningún caso sustituye a los tratamientos o recomendaciones del personal sanitario.

¿Qué patologías trata la reflexoterapia?

La reflexología podal pretende aumentar el bienestar de los/as pacientes, contribuyendo al tratamiento médico que estos/as reciben para sus dolencias. A través de las fricciones, esta disciplina permite equilibrar la energía del cuerpo ante patologías como:

  • Migrañas.
  • Dolores de espalda.
  • Problemas respiratorios.
  • Gastritis.
  • Problemas de tipo muscular y lesiones.
  • Insomnio.

Aun así, es importante que consultes con el personal sanitario antes de someterte a cualquier sesión de reflexología. Sigue siempre las instrucciones de los/as facultativos/as y no sustituyas la prescripción de medicamentos por esta terapia manual.

¿Cuáles son los beneficios principales de la reflexología podal?

Ya hemos visto qué es la reflexología podal, pero, ¿qué beneficios tiene? Entre otras cosas, esta terapia nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida y bienestar, tanto a nivel físico como emocionalmente. A continuación, explicamos punto por punto algunos de ellos:

  • Reduce la tensión muscular, actuando como relajante y minimizando el estrés que sufrimos en nuestro día a día.
  • Estimula la circulación.
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Contribuye a la mejora de problemas gastrointestinales.
  • Tiene un efecto analgésico para el dolor.
  • Reduce la sensación de cansancio.
  • Permite fortalecer la musculatura.
  • Mejora el estado de ánimo al equilibrar el sistema energético.

¡Especialízate en reflexología podal y reparte bienestar!

¿Te interesa la reflexología podal? En Deusto Salud contamos con un Curso a distancia de Reflexología compuesto por un temario respaldado por los/as especialistas de la Asociación Profesional Española de Naturopatía y Bioterapia. Te ofrecemos un plan de estudios de 300 horas con los mejores recursos:

  • App de anatomía 3D para conocer el cuerpo humano con realidad virtual.
  • Videoconferencias.
  • Videotutoriales.
  • Sesiones one-to-one con un consultor para resolver todas tus dudas,
  • English for Patient Care and Early Education.

A través del programa, aprenderás con un equipo experto y contribuirás al bienestar de las personas. Rellena el formulario web, consigue toda la información y adéntrate en un ámbito con mucho que ofrecer. ¡Vamos!

Bibliografía

  1. Fernández Medina, I. M. (2007). Reflexología podal: un enfoque desde la fisioterapia. eFisioterapia.net. Recuperado de https://www.efisioterapia.net/articulos/reflexologia-podal-un-enfoque-la-fisioterapia
  2. Saz, P., & Ortiz, M. (2005). Reflexología podal. Farmacia Profesional, 19(8), 69-73. Recuperado de https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-reflexologia-podal-13078717
  3. Del Pie, M. E. Z. P. Reflexología podal. Recuperado de: http://www4.ujaen.es/~jggascon/Temario/Reflexologia_podal.pdf