Por qué formarse en quiromasaje
25/04/2017

Por qué formarse en quiromasaje

En la entrada de este mes vamos a hablar de una disciplina con mucha tradición: el quiromasaje. Probablemente, muchos de vosotros habéis oído hablar en algún momento de esta técnica, pero hoy vamos a saber una poco más sobre ella y por qué es aconsejable formarse y conocer esta técnica.

El quiromasaje es una técnica que consiste en la manipulación de los tejidos blandos (músculos, piel y tejido adiposo sobretodo). La etimología de la palabra es griega, quiros significa manos, por lo que el significado estricto seria el “masaje con las manos”.

El masaje tiene un origen milenario: tanto en Egipto como en la antigua Grecia se utilizaba el masaje. Hipócrates fue de los primeros en dar nombre a diferentes técnicas de masaje. En España, el Dr. Vicente Lino Ferrándiz, creó una técnica que, basada en conocimientos de técnicas alemanas, suizas y orientales, creó su propia técnica, denominándola quiromasaje, es decir masaje solo con las manos, sin utilizar ningún tipo de aparato.

Los efectos físicos que se consiguen con la aplicación del quiromasaje son:

- Aumento de la temperatura de la piel en la zona a tratar.

- Estimulación de la circulación sanguínea i circulación linfática.

- Eliminación de adherencias musculares, gracias al masaje.

- Mejora la motilidad de los intestinos.

- Aumenta la oxigenación de la  sangre.

- Estimulación o relajación de la musculatura y estructuras tendinosas.

- Relaja el sistema nervioso central.

- Mejora la permeabilidad celular.

A nivel psíquico, se puede conseguir:

- Favorecer el descanso.

​- Provocar un bienestar general.

- Reducir el estres.

La formación en quiromasaje puede ser un complemento a otro tipo de estudios como fisioterapia u osteopatía (titulaciones que abordan el tratamiento de la salud de las personas, utilizando diferentes técnicas y elementos, como el masaje por ejemplo) o como punto de partida dentro del ámbito laboral. Con esta formación el quiromasajista desempeñará su labor como terapeuta en centro de belleza, spas, balnearios o como quiromasajista particular.

Veamos a continuación algunas de las funciones del quiromasajista:

- Tratar las tensiones musculares provocadas por malas posturas

- Eliminar sobrecargas musculares por exceso de ejercicio

- Conseguir un relax corporal, reduciendo el estrés del paciente.

- Mejorar la circulación sanguínea de las extremidades del paciente.

- Ayudar al tránsito intestinal con masajes abdominales.

El quiromasajista trabajará con sus manos en el cuerpo y mejorará la calidad de vida de las personas que deba tratar. Tendrá formación en anatomía y fisiología, biomecánica y en las técnicas específicas que deba aplicar acorde al tratamiento a realizar.

Normalmente los tratamientos estarán divididos por la zona en la que se encuentre la necesidad: extremidad superior (hombros, brazos, manos) o inferior (glúteos pierna, pie), abdomen, espalda (zona dorsal y/o lumbar), cuello y cervicales… todo ello dependerá de la necesidad que tenga el paciente.

Para ser un buen quiromasajista es importante:

- Estar bien formado. Cuantos más cursos de formación, a parte del quiromasaje, mejor. Esto será una garantía de éxito en el tratamiento de paciente, pues el quiromasajista tendrá más herramientas a su alcance  para utilizar.

- Tener una buena técnica. Esto facilitará la aplicación de multitud de técnicas y enriquecerá los tratamientos ya que el quiromasajista sabrá cuando elegir una técnica  más agresiva y cuando una más suave.

- Inspirar confianza al paciente ya que es el que se pondrá en manos del profesional, que deberá saber tratarlo respetando su intimidad (hay que recordad que en la mayoría de tratamientos el paciente estará en ropa interior y esto incomoda a muchas personas).

- Profesionalidad. Es decir, saber tratar al cliente. Habrá cliente que durante el tratamiento les guste conversar y otros, en cambio prefieran el silencio. El quiromasajista deberá adecuarse a cada situación.

- Ambiente. Aparte de cuidar la formación, también tendrá que cuidar el lugar donde trabaja. Debe ser agradable, con buen olor, luz tenue o relajante y con posibilidad de poner música si fuera necesario.

Para finalizar esta entrada sobre por qué formarse en quiromasaje y a modo de resumen podemos comentar que el quiromasajista es una persona que utilizará todos sus conocimientos en mejorar el estado físico y psicológico de la persona a la que trate. Para conseguirlo debe ser un buen profesional y tener una buena base de formación y, sobretodo, vocación para cuidar a las persona.

¿Te gustaría ser quiromasajista? ¡Explícanos tus motivos!

Curso relacionado: Quiromasaje

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

pilates
28/05/2020
Joan Bertran de Bes

Las capacidades físicas que desarrolla el Pilates

¿Cuáles son las capacidades que desarrollas con pilates? Vamos a desgranar las capacidades coordinativas y condicionales que se trabajan con el método Pilates.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

reiki espiritual
26/05/2020
Joan Bertran de Bes

La fuerza del espíritu según el reiki

De que manera Reiki te ayuda con tu camino espiritual. Vamos a ampliar nuestros conocimientos en el siguiente artículo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario