Quiromasaje
24/11/2020

Cómo ser quiromasajista

Vida Saludable

 

 

 

 

Para se quiromasajista debes tener unos conceptos claros que detallaremos a continuación y conocer una serie de detalles importantes para ejercer tu profesión con toda profesionalidad y sin incumplir la regulación actual de las profesiones que no son sanitarias.

¿Qué es un quiromasajista? ¿Y el quiromasaje?

Lo primero que debes saber es qué es un quiromasajista. El quiromasajista es el profesional que se ha formado para realizar quiromasaje.

El quiromasaje es una técnica compuesta por una serie de prácticas manuales que se ejecutan aplicando directamente las manos sobre la piel de la persona que lo recibe, sin la intervención de ningún otro instrumento, y que tienen como objetivo producir unos determinados efectos beneficiosos, tanto directos como reflejos, sobre los tejidos.

Con lo que llegamos a la conclusión que el quiromasajista es aquella persona que tras una correcta formación es capaz de obtener unos beneficios en sus clientes exclusivamente con sus manos escogiendo adecuadamente las técnicas y maniobras requeridas para cada caso.

Pero te preguntarás cómo llegar hasta ahí. Pues veamos ahora la formación que debes tener y algunas cosas a tener en cuenta para ser quiromasajista.

¿Cómo ser quiromasajista?

Debes tener claro que no existe una titulación oficial de quiromasajista, pero sí se deben cumplir unos requisitos y uno mínimos para poder ejercer como tal. No puedes ejercer esta profesión sin una formación previa. El cliente que se pone en tus manos confía plenamente en tu profesionalidad, efectividad y tu buen hacer. Y ese cliente valorará tu profesionalidad por la calidad de tus servicios y por los resultados. Con lo que es sumamente importante que aunque no exista un título oficial te formes de forma rigurosa.

Formación

Para aplicar el quiromasaje profesionalmente debes tener claros los siguientes puntos:

  • Requiere el aprendizaje y entrenamiento en la ejecución de una serie concreta y definida de maniobras. No es la realización de un contacto espontáneo, meramente intuitivo (aunque la intuición y la empatía forman parte inevitable e imprescindible de la práctica).

 

  • Supone la conciencia, por parte del quiromasajista, de los efectos que esas maniobras producen sobre la piel, los tejidos subyacentes y el organismo, en general, y del receptor, en concreto, así como unos conocimientos básicos necesarios de anatomía y fisiología.

 

  • Persigue, para cada caso determinado, unos objetivos específicos adaptados a sus características y necesidades, para los que se aplican las correspondientes técnicas y sus diferentes variables. No es una rutina que se aplica de modo indiscriminado.

 

Es por ello que debes ser consciente de la importancia de escoger el curso adecuado y que ofrezca las mejores garantías de aprendizaje. La oferta académica es muy amplia y de ahí la importancia de analizar con detenimiento lo que ofrece cada curso y no fijarse solo en el precio de la formación.

Si buscas información sobre quiromasaje puedes encontrar cursos generales, cursos de especialización y programas con duración variable en horas de estudio y, sobre todo, en horas de práctica. Generalmente los cursos tienen un mínimo de horas de estudio para asegurar la formación adecuada. Suelen oscilar entre 150 y 300 horas repartidas en diferentes módulos.

El quiromasaje es una terapia muy demandada y lo más importante es asegurarse tanto la calidad de la formación como la experiencia del centro que imparte esos cursos, así como las horas de práctica y el tipo de prácticas que ofrece, siendo este último un aspecto clave de la formación como quiromasajista. 

¿Qué contenido debe ofrecer un buen curso?

Como ya has visto, aunque no exista una titulación oficial, debes formarte correctamente para trabajar como quiromasajista y debes saber escoger el curso más indicado para tu formación.

A continuación verás qué aspectos debe contener el curso para que tu formación sea la más adecuada y finalices el curso pudiendo ejercer de manera segura:

El Curso de Quiromasaje te tiene que proporcionar los conocimientos y la formación que te permitan dominar las diversas técnicas de masaje y aplicarlas de forma correcta para aliviar los distintos trastornos que pueda presentar un cliente, tanto físicos como psíquicos, o simplemente para mantenerle en un estado saludable. El contenido de este curso tiene que contemplar:

  • Todos aquellos aspectos que giran en torno a la anatomía y fisiología del cuerpo humano en relación con sus diversas partes (tronco, miembros superiores, miembros inferiores, etc.).

 

  • Las patologías específicas que pueden condicionar la estructura axial y apendicular del cuerpo humano y la aplicación o no del quiromasaje.

 

  • Los diversos efectos del masaje, sus indicaciones y contraindicaciones, así como las técnicas y maniobras más usuales.

 

  • La aplicación práctica de las técnicas aprendidas en diversas partes del cuerpo orientadas a diversos campos, como el del masaje deportivo.

 

  • La aplicación de las técnicas de rehabilitación fisioterapéutica, como la cinesiterapia, hidroterapia, electroterapia, a fin de dar cobertura al amplio espectro de acción del profesional del ámbito del quiromasaje.

 

¿Qué debes aprender en el curso?

Con un poco de dedicación y esfuerzo por tu parte, el Curso de Quiromasaje te permitirá alcanzar los siguientes objetivos:

  • Entender el funcionamiento anatómico y fisiológico del cuerpo humano.
  • Aprender y utilizar la terminología específica.
  • Conocer los fundamentos fisiológicos de la masoterapia, a nivel de efectos, modo de acción, indicaciones y contraindicaciones del masaje sobre el organismo.
  • Aprender las técnicas manuales que se utilizan y sus funciones
  • Saber aplicar la secuencia, dirección y sentido en que se emplean, dependiendo de la
  • zona corporal que se manipula y el fin que se pretende.
  • Desarrollar la destreza manual necesaria para aplicar las distintas técnicas de quiromasaje específicas a cada parte del cuerpo.
  • Combinar distintas técnicas de masaje para conseguir los beneficios deseados.
  • Iniciarse en la aplicación de estiramientos y movilizaciones.
  • Planificar los masajes según el cliente y sus necesidades.
  • Conocer y aplicar las últimas tendencias en quiromasaje.
  • Aprender y aplicar las normas de seguridad e higiene del técnico especialista en quiromasaje.
  • Adquirir habilidades sociales de comunicación y atención al cliente.

 

En cuanto el proceso de aprendizaje práctico debe existir un orden lógico:

  • Primer bloque: fundamentalmente, entrenamiento de las manos (quirogimnasia diaria, con la finalidad de aumentar la fuerza, resistencia y destreza de las manos, muñecas y brazos) y aprendizaje de las maniobras. 

 

  • Segundo bloque: aprendizaje y práctica de las maniobras y secuencias básicas empleadas para cada zona (frecuencia, dirección y sentido).

 

  • Tercer bloque: aprendizaje y práctica de las maniobras y secuencias específicas, según el tipo de receptor y sus necesidades concretas.

 

La práctica es fundamental porque te permitirá:

  1. Aumentar la precisión, soltura y eficacia las técnicas aprendidas.
  2. Memorizar las secuencias y realizarlas sin acusar fatiga y sufrimiento físico, aumentando progresivamente tu capacidad de concentración y adecuación al caso concreto.
  3. Desarrollar la máxima sensibilidad que te permitirá detectar los relieves que te sirven de referencia, la textura de los tejidos y su respuesta a tu acción.

 

¿Qué debes tener en cuenta para ejercer tu profesión?

Seguramente hayas oído hablar de intrusismo. El intrusismo profesional es el ejercicio de actividades profesionales por una persona no autorizada para ello y sin la titulación necesaria. Puede constituir delito.​ 

Desde el área de las terapias manuales, en la que se incluye el quiromasaje, se habla habitualmente de la industria del bienestar, distinguiéndose así del sector de la salud, donde se enmarcaría la práctica de la fisioterapia.

Debes tener claro que como quiromasajista no debes tratar patologías ni enfermedades. El tratamiento de pacientes con masaje, según la regulación legal aquí en España, es competencia de los profesionales de la salud, entre ellos los fisioterapeutas. El quiromasaje debe centrarse en la relajación y bienestar del cliente y puede usarse también a modo de prevención aplicando todo lo aprendido en el curso, pero nunca como tratamiento.

Teniendo claro este concepto, podrás ejercer tu nueva profesión con total seguridad.

Ahora que ya sabes cómo ser quiromasajista, ¿te animas a ser quiromasajista? ¿Te apuntas a estudiar con nosotros?

Comparte en:
Ejercicios suelo pilates
31/03/2021
Joan Bertran de Bes

5 ejercicios de Pilates en el suelo

El pilates sobre una colchoneta, con la debida guía de un profesional, nos permite practicar en cualquier momento y en cualquier lugar para mantenernos en un buen estado.

Dormir bien, día mundial del sueño.
19/03/2021

Día mundial del sueño, la importancia de dormir bien

Los hábitos para dormir bien son sencillos, solo hemos de introducirlos en nuestra rutina. Celebramos el día mundial del sueño con los mejores tips para dormir bien.

Diferencias entre fisioterapeuta y un quiromasajista
11/03/2021
Belén Rallo

¿Qué diferencia hay entre un fisioterapeuta y un quiromasajista?

Fisioterapeuta o quiromasajista… ¿No tienes claras las diferencias? ¿No sabes a quién acudir? Te invitamos a seguir leyendo este post y descubrirás las diferencias.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario