Vivir el presente a través del Mindfulness
05/10/2017

Vivir el presente a través del Mindfulness

La llamada a vivir el momento nos llega por tierra mar y aire, desde el exterior y desde nuestro interior. ¿Pero estamos realmente dispuestos a atender esta llamada? Seguramente las intenciones son buenas, pero siempre encontramos algún obstáculo que nos distrae de nuestro objetivo. Veamos cómo podemos hacer para vivir el presente y adentrarnos en la experiencia del Mindfulness.

Cómo nuestra mente se aleja del Mindfulness

La mente tiene el hábito de divagar. Es un vagabundo, un perro callejero, un perro extraviado. Se mueve de aquí para allá. No tiene un movimiento dirigido. Te lleva en un vuelo sin destino. Te hace estar ausente de mente. No te deja ser y hacer lo que se debe. La mente confía el trabajo al cuerpo y se va. El cuerpo es una máquina que mecánicamente hace las cosas como un robot.

Cuando la mente divaga mientras el cuerpo trabaja, se hace el trabajo del revés. No hay plenitud ni alegría en la actividad realizada. Esto se debe a que la intención no está focalizada. La consciencia no está presente. Por lo tanto no se gana la consiguiente experiencia. Quizás escogemos comida deliciosa, pero nos dedicamos a hablar mientras comemos. La atención se traspasa del acto de comer al tema de que se habla. Comer resulta mecánico. No se experimenta el sabor de la comida. Tal forma de comer no es comer conscientemente. Cuando no se come conscientemente, se pierde la experiencia de la comida. Cuando no se come conscientemente, uno no come lo que necesita. Uno tiende a comer más o menos, pero no lo que necesita. Igualmente, ponemos música, pero al cabo de un par de minutos empezamos a hablar. La música va al oído del oyente, pero el oyente no está allí. El oyente está ocupado en otras cosas. El resultado es que la música concluye y uno no la ha experimentado.

Ser conscientes en todo momento

Por lo tanto, llegamos a la conclusión que, debido a nuestra dispersión, cuando miramos no vemos. El observador no está totalmente presente mientras mira. Escucha, pero no escucha. Come, pero no come. Habla, pero no siente su propia habla. El ser humano es una unidad de consciencia, pero no está conscientemente presente en el habla cuando habla. No está conscientemente presente cuando escucha. No ve conscientemente. No come conscientemente. La mayoría de cosas se hacen mecánicamente. A priori, la diferencia entre el ser humano y la máquina es que el hombre es consciente, la máquina no. Debido a la consciencia, tiene la capacidad de experimentar. Cuando la consciencia no está presente, la experiencia se esfuma.

La mente debe entrenarse para estar aquí y ahora. Esto es una disciplina, es una práctica. Tanto en los pequeños como en los grandes actos, uno debe aprender a estar presente conscientemente. Cuando uno está presente conscientemente, se produce realmente la experiencia.

Deberíamos estar presentes en cada acto que hagamos. Cuando la mente está completamente presente, el ser humano está presente. Si la mente no está completamente presente, el ser humano no está presente. El trabajo ocurre mecánicamente. El trabajo no da ninguna experiencia. Por lo tanto, asegurémonos que esta presencia de mente que nos permite disfrutar del jugo de la acción. La acción en sí misma es jugosa. Los resultados no son tan jugosos. Desafortunadamente, el hombre se proyecta hacia los resultados futuros, perdiéndose la acción presente.

Entrenarnos en el aquí y el ahora

Si estamos llenos de intención, viviendo el aquí y el ahora, por ejemplo cuando nos cepilléis los dientes por la mañana, disfrutaremos de la fragancia de la pasta (o nos daremos cuenta que ese dentífrico no nos satisface). Miraremos nuestros útiles dientes y nos diremos que sin ellos no podemos comer, no podemos sonreír de corazón. Disfrutando de una acción tan sencilla como el cepillado podemos empezar el día alegremente.

Igualmente, cuando nos duchamos, podemos experimentar el hecho de estar presentes en el baño. Sintiendo la vida de las aguas, sintiendo los aromas de los jabones y lociones. Evitemos ser demasiado rápidos con todos estos pequeños actos. Podemos experimentar profunda felicidad, si sabemos cómo estar con plena intención durante una acción. Asimismo, estaremos presentes para disfrutar de la selección de nuestras prendas de vestir. Y cuando nos las ponemos, cuando abrochamos el reloj, nos colocamos las joyas y los zapatos. Mirémoslos, sonriamos cuando nos los ponemos. Así es como iremos entrenando nuestra mente para estar aquí y ahora.

Una mente que aprende a estar aquí y ahora es una mente con un tremendo poder para percibir. Nuestras percepciones serán más claras, nuestro aprendizaje más rápido. Seremos como una flecha afilada que puede penetrar en cualquier situación y percibir soluciones. Esto permite que la intuición suceda, porque está totalmente alerta.

Esta capacidad debe irse desarrollando, practicando ejercicios de Mindfulness e integrando el hábito de estar presentes a lo largo de todo el día.

¿Qué pequeñas acciones te ayudan a estar en el aquí y el ahora? ¿En qué situaciones crees que puede ser más difícil vivir el momento presnete?

Curso relacionado: Curso de Mindfulness

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Cómo respiramos en Pilates
24/04/2019
Joan Bertran de Bes

Cómo respiramos en Pilates

Hoy en día somos más conscientes de que una respiración adecuada tiene muchos beneficios, pero aún no le otorgamos la importancia que merece.

2 tipos de maniobras en quiromasaje
23/04/2019
Gerardo Urbano

2 tipos de maniobras en quiromasaje

El terapeuta dispone de un gran número de maniobras para tratar a sus pacientes y cada maniobra tiene un objetivo concreto.

¿Conoces el método de yoga Jivamukti?
22/04/2019
Joan Bertran de Bes

¿Conoces el método de yoga Jivamukti?

El yoga como filosofía de vida tiene una tradición documentada milenaria pero su vertiente física, el yoga postural, se ha desarrollado especialmente en el último siglo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario