9 errores que no debes cometer en la práctica de pilates
12/09/2018

9 errores que no debes cometer en la práctica de pilates

Yoga y Pilates

Como ya hemos explicado anteriormente, el método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Su objetivo real es el fortalecimiento de toda la musculatura del cuerpo, tanto la superficial como la profunda, además de mejorar la flexibilidad y la agilidad y aumentar la fuerza y la capacidad de concentración.

El método se extendió y popularizó rápidamente, en parte gracias a la difusión que de el hicieron personajes famosos que lo empezaron a utilizar como parte de su rutina de entrenamiento por los beneficios que les aportaban a nivel estético, a nivel físico y también psíquicamente.

En la actualidad el método pilates se utiliza tanto en entrenamientos de deportistas de élite, como rehabilitación y como actividad para “mantenerse en forma”

Precisamente por su popularidad, son muchas las personas que se atreven a practicarlo sin control por parte de monitores cualificados y, en estos casos, el método se convierte en una fuente de peligros más que de beneficios.

 

Disciplinas del método

 

El método mezcla dos disciplinas: una que se desarrolla totalmente en el suelo, mat pilates, y otra que requiere la utilización de máquinas, el reformer, el cadillac la silla y el barril. Es importante saber que ninguna técnica es más saludable o sencilla que la otra, sino que están concebidas como complementarias. Normalmente la disciplina más utilizada es el Pilates en suelo ya que no todos los centros disponen de la maquinaria específica. Además el Mat Pilates se presta a poder realizar las clases grupales.

 

Errores más comunes al practicar Pilates

 

Precisamente el hecho de que el pilates más practicado sea el grupal da lugar a que las sesiones de este tipo dificulten la tarea de hacer correcciones particulares a cada uno de los participantes/clientes.

Por este motivo aparecen errores frecuentes y en muchas ocasiones pueden hacer que el método pilates no aporte los beneficios para los cuales fue creado.

 

Veamos algunos de los errores usuales:

- Cabeza desalineada: La cabeza debe estar alienada con la columna, siguiendo una correcta alineación axial. No hay que dejarla colgando, ni adelantarla ni retrasarla respecto al eje axial, sino ser consciente de que está bien colocada. Céntrate en colocar la cabeza y no en la mirada. Es otro de los errores más típicos. Cuando realizas este tipo de ejercicios es frecuente mirar hacia arriba (en dirección al techo) la barbilla también apuntará hacia arriba lo que creará tensiones en el cuello. También provocarás lesiones si acercas demasiado la barbilla al pecho. La postura correcta es mantener una distancia como si estuvieras sujetando suavemente una naranja.

- Abdomen hacia fuera al espirar: Cuando espires, el abdomen debe ir hacia dentro, imaginando que el ombligo quiere juntarse con la espalda. Es otra de las claves del Pilates. La respiración debe ser en todo momento controlada y debe acompañar cada movimiento de un modo específico.

- Hombros hacia delante y/o hacia arriba: Subir los hombros, como con gesto de indiferencia, o encorvarlos generará tensión en el cuello y en la parte superior del cuerpo.Esta postura es incorrecta, aunque es habitual ya para muchas personas en su vida diaria. Los hombros deben estar ligeramente hacia atrás y abajo, siempre lejos de las orejas, y sin causar bloqueos en la elongación de la columna. 

- Arquear la espalda: Esto suele ir acompañado de unos hombros mal colocados que bloquean el movimiento, lo que provoca que se fuerce el movimiento haciendo una corrección de la postura de la espalda. En cualquier caso, no hay que perder nunca la elongación axial para evitar esto. La activación abdominal y la respiración correcta favorecerán también la postura correcta de la espalda.

- Corrección de la curvatura lumbar: No se debe anular la lordosis lumbar  normal. Una buena alineación de la columna respeta las curvaturas fisiológicas de la misma

- Alinear mal las rodillas: Las rodillas deben estar siempre bien alienadas con las caderas y con los pies sin apuntar hacia dentro ni hacia fuera.

- Movimientos rápidos: El Pilates exige control y consciencia. Si vas con prisas perderás la concentración y no te centrarás en el trabajo bien hecho. Es otro de los pecados capitales. Recuerda que originalmente el método Pilates era llamado Contrology que no es más que el control absoluto de tu cuerpo y esto lo manifiestas realizando los movimientos de cada ejercicio a su debido tiempo. De hecho, cuando realizas los movimientos más lentamente, activas los músculos estabilizadores y haces un trabajo isométrico. 

- No escuchar a tu cuerpo: Si tienes lesiones o dolores debe escuchar a tu cuerpo y no hacer más de lo que puedes o debes hacer. Es probable que durante algunos ejercicios notes alguna tensión o experimentes sensación de incomodidad. De forma moderada, esto es algo normal, pero ten cuidado porque no se trata de forzar el cuerpo hasta que duela. Si tienes algún dolor es conveniente que avises al profesor antes de comenzar la clase, para que te aconseje cuáles son las modificaciones que debes realizar en tus ejercicios y te dé  alternativas a los movimientos que te provocan molestias.

- Comer demasiado antes de los ejercicios: Es importante no hacer la clase con el estómago lleno para no estar incómodo durante la ejecución de los ejercicios.

 

Practicar Pilates nos aporta muchos beneficios. En posts anteriores hemos analizado los mismos. Sin embargo es importante insistir y velar por la ejecución correcta de los mismo ya que, en caso contrario puede ser el origen de dolores y patologías del aparato locomotor.

 

¿Te ha resultado interesante? ¡Tenemos más artículos para ti! Agradecemos tus comentarios y difusión.

 

Curso relacionado: Curso de Monitor de Pilates 

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado con la idea de unir el dinamismo y fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación para el fortalecimiento de toda la musculatura del cuerpo, la superficial y la profunda además de mejorar la agilidad y la capacidad de concentración. 

Comparte en:

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFE) por el INEF de Barcelona, Diplomada en Fisioterapia por la Universidad Ramon Llull de Barcelona, Certificado Curso de Quiromasaje por la Escuela Española de Quiromasaje, Instructora de Pilates por la Escuela Polestar Pilates y Especialista en Vendajes Funcionales. Amplia experiencia en docencia, ámbito hospitalario y entrenamiento deportivo.

Nidra, el yoga del sueño
05/12/2018
Joan Bertran de Bes

Nidra, el yoga del sueño

En este apartado, hablaremos de Nidra, el llamado Yoga del Sueño.

Pilates para prevenir las enfermedades cardiovasculares
12/11/2018
Ángeles Torres

Pilates para prevenir las enfermedades cardiovasculares

En este post, trataremos la temática de llevar a cabo ejercicios de pilates para evitar enfermedades, entre otras las cardiovasculares.

Posturas de yoga de torsión
07/11/2018
Joan Bertran de Bes

Posturas de yoga de torsión

En este post se hablará sobre cuatro posturas de yoga de torsión, que nos aportarán bienestar en nuestro día a día.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario