Nidra, el yoga del sueño
05/12/2018

Nidra, el yoga del sueño

Yoga y Pilates

Ante la proliferación de escuelas y métodos de yoga, cada vez que vemos un nuevo nombre relacionado con esta disciplina milenaria nos puede asaltar la duda de si es algo pasajero. En el caso del Yoga Nidra, estamos ante una técnica que tiene un recorrido de décadas y que no se plantea como un método que llegue para substituir a otro, sino como un complemento para trabajar la relajación profunda desde cualquier perspectiva.  

 

Origen del Yoga Nidra

El Yoga Nidra es una metodología desarrollada por Swami Satyananda Saraswati, discípulo de Swami Sivananda, uno de los grandes maestros que influenciaron en el florecimiento del yoga en nuestra época.  Satyananda, a través de la investigación con él mismo y con sus alumnos, descubrió que en un estado de semiconsciencia cercano al sueño, alejados de los impulsos de los sentidos y la mente, los seres humanos nos abrimos a nuestras verdaderas potencialidades.

 

Cómo nos preparamos

El Yoga Nidra se practica tumbado, para llegar a un alto nivel de relajación física, lo cual es una gran ventaja para personas que tienen dificultades de movilidad, pero a la vez evitando entrar en un estado de sueño.

Se recomienda realizarlo en una superficie relativamente firme, precisamente para evitar dormirnos, tapándonos para no enfriar el cuerpo y si es necesario con un cojín bajo la cabeza.

Mantendremos la sala poco iluminada, aunque no a oscuras y se puede realizar en silencio o con una música lo menos intrusiva posible.

 

Estructura de la sesión

Una sesión de Yoga Nidra puede contener los siguientes diferentes pasos, que detallamos a continuación:

Relajación inicial: puede durar unos 5 minutos. Se dan las instrucciones para la práctica (inmovilidad, no dormirse, evitar el esfuerzo o tensión mental). Podemos proponer empezar con varias respiraciones completas para soltar tensiones. Después simplemente observamos la respiración. También podemos hacer un  repaso de todas las partes de nuestro cuerpo.

 

Resolución personal (o sankalpa): es una frase concisa, en tiempo presente, primera persona y afirmativa elaborada por cada practicante, que se repite internamente tres veces (se le dedica un minuto). Una posibilidad es plantearnos un aspecto de nuestra vida que deseamos mejorar y acompañarlo de una imagen mental en la que esta resolución es una realidad. Se genera una autosugestión que influye de forma directa en nuestra mente subconsciente, ya que la palabra crea realidad. En principio no cambiaremos de sankalpa hasta que se haya cumplido y, además de hacerlo en la sesión de Yoga Nidra, lo podemos repetir al levantarnos y al acostarnos.

 

Rotación de la consciencia: se hace un recorrido sistemático por las diferentes partes del cuerpo comparable al de muchas técnicas de relajación. En este caso el practicante simplemente repite mentalmente el nombre de la parte del cuerpo mencionada por el instructor y la visualiza como iluminándose. Al llevar la consciencia a cada parte del cuerpo la tensión se va. 

 

Focalización en la respiración: Del cuerpo pasamos a la respiración, observándola pero sin modificarla, lo que favorece una interiorización y relajación profundas. En este momento debemos insistir en mantener la atención y no dormirnos. Podemos observar la respiración en el abdomen o su paso por las fosas nasales.

 

Sensaciones opuestas: Evocamos primero una sensación y a continuación la opuesta: peso y ligereza, frío y calor, densidad y expansión, dolor y bienestar. Se trata de conectar con la sensación propuesta para revivirla plenamente como si fuera real. Esta práctica, en un estado de relajación profunda ayuda a desapegarse de las emociones, estableciéndonos en una situación de observador neutral.

 

Espacio de la consciencia y consciencia testigo: Una vez adquirida la relajación física, emocional y mental, procedemos a mirar hacia nuestro interior. El instructor sugiere que el practicante, con los ojos cerrados, mire hacia dentro tan lejos como pueda, hacia un espacio sin límites. También se insta a mantener la atención en el momento presente, el aquí y el ahora. En este punto podemos experimentar como pasamos del estado consciente al subconsciente o al sueño alternativamente.

 

Visualización: mantenemos la atención (consciencia testigo), profundizamos en la relajación y limpiamos la mente de contenidos negativos con la evocación de una serie de imágenes (símbolos, recreación de situaciones agradables, podemos ver el cuerpo desde fuera, retroceder en el tiempo de nuestra vida).

 

Espacio de la consciencia y consciencia testigo: Este paso que ya se ha realizado antes, cuando es más interesante es después de la visualización, pues es cuando más material subconsciente ha emergido.

 

Resolución personal: repetimos otras tres veces la misma frase concisa, en tiempo presente, primera persona y afirmativa que al principio.

 

Retorno y cierre: proceso lento, conectando con la respiración y con el cuerpo, despertando los sentidos, siendo consciente del estado de bienestar y vitalidad, expresando gratitud por la práctica. Hay que indicar claramente que el ejercicio ha terminado.

 

En cualquier entorno en el que trabajemos habitualmente con las técnicas del yoga podemos introducir el Yoga Nidra como una sesión completa en sí o dedicándole menos tiempo como parte de una clase con ejercicios de respiración, posturas o meditación.

¿Has practicado alguna vez Yoga Nidra? ¿Qué sensaciones destacarías?

 

Curso relacionado: Curso de monitor de yoga

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

6 tendencias actuales de Pilates
05/03/2019
Joan Bertran de Bes

6 tendencias actuales de Pilates

El método Pilates es un sistema de acondicionamiento físico, creado por Joseph Pilates a principios del siglo XX.

Claves para enseñar yoga
28/02/2019
Joan Bertran de Bes

Claves para enseñar yoga

Para enseñar yoga, además de formarnos adecuadamente, es importante tener claros una serie de conceptos sobre la enseñanza de esta disciplina milenaria.

Llegar a lo más profundo con Yin Yoga
28/01/2019
Joan Bertran de Bes

Llegar a lo más profundo con Yin Yoga

Existen otros métodos en el Yoga que, tratando de recuperar la idea original de equilibrio de la mente, promueven un ritmo más suave y un impacto más profundo.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario