Cómo respiramos en Pilates
24/04/2019

Cómo respiramos en Pilates

Yoga y Pilates

Hoy en día somos más conscientes de que una respiración adecuada tiene muchos beneficios, pero aún no le otorgamos la importancia que merece. La atención a la respiración es un principio muy importante y característico del método Pilates. Es primordial ser consciente de la manera en que respiramos y aprender a hacerlo correctamente. 

En Pilates el primer paso es ver cómo respiramos

Por lo general respiramos de forma automática, sin prestar atención a cuando inhalamos y cuando exhalamos. Mediante inspiraciones y espiraciones completas se logra reabastecer mejor de oxígeno al cuerpo y expulsar más fácilmente los gases viciados. Tan necesario es aportar oxígeno como desprenderse de las toxinas acumuladas en el organismo. Mediante la respiración se nutre a los músculos de oxígeno y se expulsa el hidróxido de carbono (CO2) nocivo que se acumula en ellos. Asimismo, aumentaremos nuestra resistencia, energía y sensación de relajación. 

Para Joseph Pilates era importante limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación. La técnica respiratoria original consistía primero en realizar una exhalación completa forzada y después llenar los pulmones con una profunda inhalación. La intención era expulsar todo el aire posible para disminuir la cantidad de aire residual en los pulmones antes de introducir aire nuevo. 

Mucha gente no respira con profundidad porque solo expande la parte superior del tórax, lo que comporta que la cantidad de aire que entra en los pulmones sea insuficiente para oxigenar el organismo. Además, se sobrecarga la parte alta de la espalda. 

Otro tipo corriente de respiración es la respiración abdominal, también llamada diafragmática, en la cual el abdomen se expande al inspirar y se retrae al exhalar. Con esta respiración el suministro de aire es grande, pero no permite mantener activo a la vez el centro, dado que pueden quedar contraídos los músculos abdominales. Puesto que en el método Pilates es primordial mantener el centro activo, la respiración abdominal se descarta. 

Respirar en los ejercicios

En Pilates se respira de forma especial, en lo que se conoce como respiración costal o torácica. La respiración costal se realiza exclusivamente con la caja torácica y es la única que permite tener activada y contraída la musculatura del abdomen. Con ello, el abdomen no se proyecta hacia fuera al inspirar, sino que se abren lateralmente las costillas. 

Para comprobarlo puedes hacer el siguiente ejercicio: tensa con fuerza el abdomen y mantenlo fuertemente apretado. Ahora intenta respirar hinchando la barriga sin dejar de tener activados los músculos abdominales. Observarás que es imposible. Si queremos introducir aire en los pulmones, la única forma será expandir las costillas lateralmente. 

Este tipo de respiración es totalmente consciente, ya que es imposible respirar así de forma involuntaria. La respiración costal sirve para mantener la correcta estabilización escapular. Igualmente, el cierre de las costillas mantiene estable la activación abdominal y la pelvis neutra. 

Pero existen algunas precauciones a tener en cuenta en los ejercicios respiratorios: si te mareas o te encuentras mal al realizar el ejercicio, hay que detenerlo de inmediato y respirar de forma normal. 

Respiración costal y percusiva

En la respiración costal se inspira tomando aire por la nariz, para así calentarlo y humidificarlo. Una vez ha entrado el aire debemos dirigirlo hacia la zona dorsal de la espalda (casi a la región lumbar) y hacia la región de las últimas costillas para expandir la caja torácica posterior y lateralmente. De este modo se consigue llenar las bases de los pulmones y se asegura el aporte de oxígeno para nutrir los músculos. 

La espiración se realiza espirando el aire por la boca. Las costillas vuelven a su posición inicial y la caja torácica se cierra. Por norma general el aire se exhala en la fase de esfuerzo de los ejercicios. Y tanto durante la inspiración como en la espiración, la contracción de los músculos abdominales debe mantenerse constante. 

La respiración percusiva es un tipo de respiración propia del sistema Pilates. Durante la espiración se expulsa el aire con energía por fases o tiempos que se corresponden cada una a un aumento de la contracción de los músculos abdominales. Producir un siseo mientras se expulsa el aire puede ayudar a sentir mejor esta contracción. Durante la inspiración se introduce el aire también por fases. En la respiración percusiva, tanto la inspiración como la espiración se prolongan durante el mismo período de tiempo.

Para comprender mejor el funcionamiento de esta forma de respiración, imagina que te inflas como un globo y luego libera todo el aire con una corriente constante y ja a través de una abertura pequeña. La respiración percusiva no debe entenderse como una respiración forzada, sino como una ayuda a la activación de los músculos y el aumento de la energía en la sesión de Pilates. Por ejemplo, en el ejercicio Hundred se utiliza este tipo de respiración. 

¿Qué dificultades encuentras a la hora de aplicar la respiración propia del método Pilates?

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

¿Conoces el método de yoga Jivamukti?
22/04/2019
Joan Bertran de Bes

¿Conoces el método de yoga Jivamukti?

El yoga como filosofía de vida tiene una tradición documentada milenaria pero su vertiente física, el yoga postural, se ha desarrollado especialmente en el último siglo.

Control, precisión y fluidez en Pilates
01/04/2019
Joan Bertran de Bes

Control, precisión y fluidez en Pilates

Las primeras veces que se practica Pilates suelen hacerse ejercicios con demasiada intensidad y lo único que conseguimos es sobrecargar más el organismo.

6 tendencias actuales de Pilates
05/03/2019
Joan Bertran de Bes

6 tendencias actuales de Pilates

El método Pilates es un sistema de acondicionamiento físico, creado por Joseph Pilates a principios del siglo XX.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario