drenaje linfatico
21/10/2014

El drenaje linfático manual tras la cirugía mamaria

Los vasos linfáticos recorren casi todo el organismo y transcurren próximos a las venas, pero no son visibles a simple vista como estas. Su misión principal es contribuir a reabsorber el exceso de líquido (edema) que se forma en los tejidos. El líquido que se encuentra dentro del sistema linfático se denomina linfa. El sistema linfático también tiene una importantísima función inmunitaria.

¿Qué es el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica de masaje que mediante suaves y repetitivas maniobras sobre la piel, logra acelerar e incluso redirigir la circulación linfática superficial. Su aplicación acelera la reabsorción del edema y por tanto disminuye la hinchazón del tejido. El drenaje linfático manual como su propio nombre indica se realiza con las manos del terapeuta, no con aparatos o máquinas. Es una técnica suave, las maniobras son siempre superficiales y agradables, no es una técnica agresiva, los amasamientos o las manipulaciones fuertes de masaje no forman parte del drenaje linfático manual. Se realiza sin cremas, ni aceites. Al ser el drenaje linfático una técnica manual que mejora la circulación linfática, su utilización va a ayudar a eliminar antes todos los edemas post-quirúrgicos. Gracias al DLM mejoramos la cicatrización del tejido, eliminamos o disminuimos las molestias post-operatorias y aceleramos la recuperación. El drenaje linfático manual está especialmente indicado en las siguientes intervenciones quirúrgicas mamarias:

drenaje linfático manual

  • En la mamoplastia de aumento (aumento de pecho) el DLM disminuye la inflamación del seno, su correcta aplicación demuestra su eficacia desde el primer día.
  • La mamoplastia de reducción (reducción de los senos).
  • Mastopexia (elevación del pecho).
  • En la reconstrucción de mama, independientemente de las técnicas reconstructivas utilizadas (con implantes y expansores mamarios o con tejido autólogo), el drenaje linfático es muy útil en todas las fases del proceso reconstructivo. La posible linfadenoctomia axilar (extirpación de los ganglios linfáticos de la axila), puede obligar al terapeuta a efectuar el drenaje linfático buscando vías alternativas de drenaje. El drenaje linfático manual es imprescindible en el tratamiento o prevención del linfedema postmastectomia.

Al ser una técnica de masaje suave, que no traumatiza el tejido, y favorece la desinflamación del mismo, se puede comenzar a utilizar según la operación realizada, desde las 24 o 48 horas siguientes a la intervención.

Comparte en:

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFE) por el INEF de Barcelona, Diplomada en Fisioterapia por la Universidad Ramon Llull de Barcelona, Certificado Curso de Quiromasaje por la Escuela Española de Quiromasaje, Instructora de Pilates por la Escuela Polestar Pilates y Especialista en Vendajes Funcionales. Amplia experiencia en docencia, ámbito hospitalario y entrenamiento deportivo.

Quiromasaje
24/11/2020
Belén Rallo

Cómo ser quiromasajista

Si has llegado hasta aquí es porque te interesa el quiromasaje y quizá te estés planteando ser quiromasajista. Te invitamos descubrir cómo ser quiromasajista.

chakras yoga
23/11/2020
Joan Bertran de Bes

Los chakras como centros de energía en el yoga

Según la Tradición del Yoga, hay algunas posturas que son especialmente buenas para alinear y equilibrar los chakras. En el siguiente artículo analizamos los 7 chakras.

coaching
19/11/2020
Joan Bertran de Bes

Errores que queremos evitar en el coaching

Es inevitable que cuando comenzamos una nueva actividad nos equivoquemos. Debemos ir limando y puliendo con la experiencia. A continuación veremos algunos de los errores.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario