Flores de Bach para niños
26/05/2015

Flores de Bach para niños: beneficios y recomendaciones

La niñez es una de las etapas más importantes del desarrollo humano, pues es en los primeros años de vida donde se inicia el crecimiento físico, emocional e intelectual cuyo resultado puede influir durante toda la vida. Existen diferentes factores que pueden alterar el correcto desarrollo de los niños, como por ejemplo una economía precaria, el medio ambiente y las malas relaciones sociales, siendo este último punto, el que más conflictos internos y emocionales provoque en los niños. Las malas relaciones sociales en la niñez pueden tener diferentes agentes causantes: abusos por parte de compañeros de escuela, daños psicológicos y físicos por parte de los padres u otras personas, acontecimientos traumáticos, etc. que perjudican al niño y le provocan diferentes tipos de emociones negativas como tristeza, depresión, agresividad, miedo, insomnio… y a las que, si no se les da solución, pueden producir graves problemas en el niño y en el adulto que llegará a ser. Una herramienta útil en el restablecimiento de las emociones negativas en los niños es la terapia floral de Bach.

La terapia con flores de Bach para niños

Clematis: para los niños soñadores.

La terapia de flores de Bach se basa en el uso de extractos de flores que al ser ingeridos proporcionan un efecto beneficioso en los posibles desequilibrios emocionales existentes. Además, esta terapia es totalmente inocua pudiendo ser utilizada por bebés. El uso de la terapia floral de Bach en niños resulta sencillo desde el momento del diagnóstico, debido a que estos muestran una resistencia mental  menor comparada con la que tienen los adultos (presentan más condicionamientos), lo que además permite que los resultados se vean en poco tiempo. Esto puede deberse a que los niños reflejan la situación emocional, problemas o conflictos de familia de forma natural.

Elección de las flores de Bach

Para poder identificar cuáles son los remedios florales que necesita un niño  es importante observar su comportamiento mientras realizan diferentes actividades, diferenciando los comportamientos normales de aquellos que les produzcan conflictos. Por otro lado, en la terapia floral de niños también resulta de gran ayuda para reconocer la verdadera situación anímica de los pequeños, la denominada “elección espontánea”, es decir, la elección espontánea de algunos frasquitos entre el conjunto total de flores de Bach. Este método es importante especialmente en los niños muy pequeños que no saben hablar, los niños que no quieren hablar, los niños impedidos o los niños que hablan en otro idioma. Después de haber elegido las esencias florales se procede a preparar la mezcla y, una vez que empiezan a tomarla, los niños tienden a no abandonarla hasta que dejan de necesitarla. Tanto la preparación como la administración de las flores de Bach para niños son las mismas que para los adultos (cuatro gotas de la mezcla preparada: cuatro veces al día), excepto, en el caso del remedio rescate (rescue remedy) en el que se dará la mitad de la dosis. Para los niños más pequeños o bebés es más recomendable añadir las gotas de flores de Bach en el agua del baño. Otro detalle a tener en cuenta, es no utilizar alcohol en los preparados infantiles. Todas las flores de Bach pueden ser utilizadas por los niños, la elección dependerá de su estado de ánimo, por lo que es probable que no necesiten tratamientos muy prolongados con la misma mezcla. El terapeuta será el encargado de dar indicaciones más concretas dependiendo de cada caso.

Recomendaciones en el uso de esta terapia floral

Como ya hemos comentado anteriormente, las flores de Bach sirven de ayuda para tratar diferentes emociones negativas  que manifiestan los niños a través de su comportamiento, como por ejemplo:

  • Cuando existe dificultad para expresar los sentimientos.
  • Cuando aparece un excesivo temor por los cambios y nuevas situaciones.
  • Ante la incapacidad de decir no.
  • No muestran interés por las actividades prefiriendo estar ausentes.
  • Manifiestan obsesiones de limpieza.
  • No tienen voluntad para hacer los deberes.
  • Tienen preocupación excesiva por los padres.
  • Tienen miedo o ataques de pánico.
  • Muestran cambios de humor constante.
  • Son demasiado exigentes consigo mismos.
  • Mienten o exageran para llamar la atención.
  • Insisten en una misma idea una y otra vez.
  • Muestran negatividad y rechazan lo que les rodea.
  • Se orinan en la cama.

En el siguiente listado se describen algunos de los remedios florales que son utilizados en situaciones más comunes, en niños:

  • Aspen: para los que no pueden dormir a oscuras.
  • Beech: para los que pelean.
  • Clematis: para los soñadores.
  • Cherry plum: en casos de enuresis nocturna.
  • Chesnut Bad: para niños problemáticos.
  • Chicory: posesividad sobre la madre.
  • Gentian: recuperación de una enfermedad.
  • Holly: para el enfado.
  • Impatiens: cuando lloran si la madre no puede atenderlos en ese momento.
  • Rock Rose: cuando tienen miedo después de una pesadilla.
Comparte en:

Dietista-Nutricionista especializada en Fitoterapia, Máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona. Técnico en laboratorio clínico.

Mejorar lenguaje con PNL
21/09/2020

Cómo mejorar el lenguaje con PNL

¿A qué esperas para conocer en profundidad el dominio de la comunicación, gracias a las técnicas que te ofrece la PNL? Sigue leyendo para encontrar todos los detalles.

medicina yoga
18/09/2020
Joan Bertran de Bes

El yoga como medicina

La salud y el yoga siempre han ido unidos. En el siguiente artículo encontrarás todas las vertientes terapéuticas del yoga y remedios específicos para sanar.

Residencia ancianos
17/09/2020

Cómo elegir una residencia de ancianos segura

Escoger la residencia donde nuestros ancianos deben vivir es una decisión complicada y trascendental. Vamos a desglosar las claves para elegir bien.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario