Abordar creencias limitantes a través del coaching
06/11/2018

Abordar creencias limitantes a través del coaching

Coaching

Todas las personas nos construimos un esquema de pensamiento  o sistema de creencias que influye en la manera como nos comportamos. Nuestra cultura, educación o experiencias influyen directamente en la elaboración de las creencias. Entre ellas hay algunas que nos limitan. Veremos cómo podemos gestionarlas desde la perspectiva del coaching.

 

Las creencias autolimitantes y el coaching

Generalmente, las creencias limitantes tienen que ver con los miedos, culpas y pensamientos que nos afectan negativamente. Son generalizaciones y puntos de vista que se toman erróneamente como reales, influyen negativamente en la percepción que tenemos sobre nuestra persona, sobre los demás y sobre el mundo que nos rodea.

Estas creencias son siempre evaluativas y suelen tener la forma de conclusiones encadenadas a partir de un acontecimiento. Evidentemente, también se pueden modificar, aunque a veces nos resistimos a renunciar a ellas porque pensamos que forman parte de nuestra manera de ser. Para evitar esta resistencia es muy eficaz pensar que no se pierde nada, sino que se supera algo o se cambia para, con ello, ser más felices o para alcanzar unos objetivos que nos hemos propuesto. Un ejemplo de creencia autolimitadora puede ser: “Si no consigo todo lo que quiero, no seré feliz”.

 

El abordaje adecuado en la sesiones

Es importante dedicar a las creencias autolimitadoras una parte del proceso de coaching, pero no en exceso para evitar focalizarnos demasiado en esta cuestión. El coaching se centra en los cambios de sentimientos y del comportamiento, pero si no se sustituyen los pensamientos negativos o autolimitadores que provocan la acción, no se puede conseguir un cambio real en el sujeto.

 

Así, resulta fundamental que el coach posea competencias para evaluar y analizar las creencias limitadoras del coachee. Se necesita experiencia y práctica para no perjudicar el proceso de cambio. Existen tres importantes razones por las que se debe analizar las creencias autolimitadoras del coachee:

1. Proporcionar al coachee técnicas que eliminan o reducen las emociones no deseadas.

2. Mejorar el aprendizaje de formas más lógicas de contemplar la vida.

3. Ayudar al coachee a tomar conciencia de la imposibilidad de comprendernos a nosotros mismos o a los demás sin saber cómo percibe las situaciones el individuo.

 

Para que el coach trate de forma eficaz las creencias autolimitadoras debe estar formado por profesionales especializados en las técnicas basadas en la psicología. Además, se recomienda que el coach sea consciente de sus propias creencias autolimitadoras. Primero, para no contaminar al coachee y, segundo, como herramienta personal que puede usar durante toda su vida.

 

El coach debe saber que para trabajar de forma eficaz con las creencias autolimitadoras se dan mejores resultados si el coachee o cliente se ajusta a los siguientes criterios:

Reconocer que sus acciones son consecuencia de sus creencias.

Ser consciente que él crea sus propios conflictos.

Saber que posee la habilidad y transformar sus creencias y, en consecuencia, sus emociones.

Estar listo para identificar y abordar sus creencias irracionales.

Interiorizar los cambios.

 

Herramientas que podemos utilizar

Cuando hay que trabajar con las creencias para modificarlas se pueden usar diferentes formularios. Por ejemplo, el formulario de Creencias en el tiempo es una herramienta que se usa para analizar las creencias sobre la edad, belleza, felicidad, hogar, amor, profesión, entre otras áreas. Mediante este cuestionario se puede comprobar si las creencias se transforman a medida que una persona se desarrolla personalmente a lo largo de la vida.

Cuando en un momento dado se habla con el coachee de creencias positivas, hay que evidenciar que se trata de un reflejo de su identidad. Es decir, no basta con decir “quiero tener felicidad”, sino que hay que decir “deseo y puedo ser feliz”. Quizás parece que estas dos expresiones son la misma cosa, pero el significado interno y el mensaje que le damos a nuestro cerebro es totalmente diferente. Por otro lado, es importante que el coach use una serie de creencias potenciadoras que facilitarán el cambio del coachee, no sin antes interiorizarlas.

 

Algunas de estas creencias potenciadoras expresadas de manera resumida son:

• Si quieres comprender, debes actuar.

• El fracaso no existe, es tan sólo aprendizaje.

• Todo el mundo posee los recursos necesarios o pueden crearlos.

• Los comportamientos tienen un fin último.

• Siempre es mejor tener alguna opción que no tener ninguna.

• Estás trabajando lo mejor posible y aun así puedes hacerlo mejor.

• Uno mismo puede crear su propia realidad.

• El coaching es una asociación igualitaria y sinergética.

• El coach solo tiene las preguntas. Es el coachee quien tiene todas las respuestas.

 

Estas creencias son muy valiosas para hacer que el coachee se enfrente a su problema, ya que cuando se insiste en que lo analicen a través de estas suposiciones suelen cambiar totalmente su forma de pensar con respecto a dicho problema.

En definitiva, trataremos de identificar las creencias negativas no para darle vueltas sino para tener el firme propósito de cambiarlas, transformándolas en creencias, acciones y emociones positivas. 

 

¿Qué creencias limitantes te han venido a la mente al leer este artículo? ¿Consideras que hay alguna creencia más difícil de cambiar que otra?

 

Curso relacionado: Curso Superior de Coach 

Tal y com ose ha comentado, en el post se ha comentado elcomo un coach puede ayudar a las personas a ganar confianza en si mismos, que es aquella información que ayuda al paciente a autoreconocerse y valorarse y que es lo que el mismo coachee debe hacer para ganar esta batalla. 

 

Comparte en:

Licenciado en periodismo y en antropología social y cultural. Título de profesor de Yoga. Profesor y director de escuela de Yoga (Yoga Transforma)

Cómo enfocar la primera sesión de coaching
04/12/2018

Cómo enfocar la primera sesión de coaching

Cómo se va a comentar en el post, la primera sesión de coaching es muy importante para la buena sintonía entre coach y cliente y lograr un buen entente.

PNL para el cambio en organizaciones
15/11/2018
Joan Bertran de Bes

PNL para el cambio en organizaciones

La PNL es un conjunto de herramientas de los más poderosos que conocemos hasta ahora para producir cambios en nosot

Técnicas exploratorias de coaching
05/10/2018
Joan Bertran de Bes

Técnicas exploratorias de coaching

En el inicio de un proceso de coaching se nos abre un gran abanico de posibilidades. Esto representa una promesa de oportunidades pero también la incertidumbre.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario