Guía de usos de la aromaterapia en bebés
10/05/2016

Guía de usos de la aromaterapia en bebés

Pediatría

Es sabido que la aromaterapia es una técnica que aporta muchos beneficios para recuperar la salud. En esta terapia se emplean los aceites esenciales, que pueden aplicarse de diferentes formas, siendo el método más empleado el masaje.

Las personas de todas las edades pueden aprovechar sus beneficios, incluidos los bebés, ya que no es una terapia nociva. Es precisamente de la aplicación en estos pequeños de lo que hablaremos a continuación, teniendo en cuenta las medidas que se deben tomar, qué aceites son los recomendados para ellos y las formas de aplicación.

Medidas a tener en cuenta al emplear la aromaterapia en bebés

Como hemos comentado la Aromaterapia tiene la ventaja de no ser una terapia agresiva, por lo que puede aplicarse en bebés, siempre que se respeten algunas normas.

Podemos destacar que:

  • Siempre se aplicará por vía externa (no ingerir).
  • Su aplicación será mediante masajes, baño o vaporización.
  • El masaje en bebés se aplicará cuando tenga más de dos meses de edad.
  • Evitar la terapia durante unas dos semanas antes y después de vacunarlo.
  • El aceite esencial siempre estará diluido antes de su aplicación.
  • Para los bebés que tengan menos de un año se usará una disolución 0,5 por 100, y no emplear más de una gota de aceite esencial en cualquier tratamiento.

Aceites esenciales ¿cuáles se recomiendan para bebés?

El uso de los aceites esenciales en los bebés acostumbra a aplicarse, sobre todo, para tratar estados de nerviosismo, agitación y dificultades para dormir. Por este motivo hemos elegido los aceites esenciales recomendables para tratar estos problemas, y que coinciden con los pocos que son aptos para ellos.

Tenemos:

  • Manzanilla romana (Anthemis nobilis, Chamaemelum nobile), en caso de que el bebé se encuentre agitado o inquieto. Este aceite esencial aporta un efecto calmante y sedante.
  • Nerolí (Citrus bigardia, Citrus aurantium), al igual que la manzanilla romana también aporta calma y alivio de los nervios.
  • Mandarina (Citrus reticulata, citrus nobilis, citrus madurensis), es uno de los aceites esenciales más seguros, por ello su uso es recomendable en bebés, niños y en el embarazo. Además de su efecto calmante, es una buena ayuda en problemas digestivos.
  • Lavanda (Lavandula angustifolia), gracias a su efecto relajante y calmante, favorece el sueño de los pequeños.
  • Ravintsara (Cinnamonum camphora), es un aceite esencial empleado para tratar afecciones catarrales.

Formas de aplicación de los aceites esenciales en los bebés

Los aceites esenciales se pueden aplicar en los bebés de las siguientes formas:

  • Masaje, es la forma más utilizada para aportar las propiedades beneficiosas de los aceites esenciales a los bebés. También favorece el contacto de los padres con ellos. Acostumbra a gustarles esta forma de aplicación, pero puede darse el caso de que el bebé muestre signos de no querer el masaje, entonces se deberá dejar. Como recomendación, para masajear al bebé, se mezclará 1 gota de aceite esencial con 10 ml de aceite portador (almendras…). La aplicación se puede realizar en brazos, piernas, pecho, espalda y estómago. En caso de que sobrara la mezcla, ésta se puede guardar en un frasco oscuro y se empleará al día siguiente en otro masaje.
  • Baños, en este caso se deberán emplear siempre los aceites esenciales diluidos, ya que la piel del bebé es muy sensible, y como bien sabemos los aceites esenciales son muy concentrados.
  • Vaporización, para esto será necesario el uso de un difusor eléctrico que ayudará a esparcir en la atmósfera los aceites esenciales. Suele emplearse en caso de congestiones nasales, resfriados y otras afecciones respiratorias.

Otros consejos:

  • Para ayudar a dormir al bebé usar el aceite esencial de lavanda en el baño es una gran ayuda. También se puede poner una gota de este aceite esencial en las sábanas del bebé o en su pijama.
  • Mientras se emplean los aceites esenciales evitar que los bebés se lleven las manos a la boca o se froten los ojos.
  • Para tratar resfríos, catarros o congestiones nasales masajear la mezcla preparada en los pies, el pecho y la espalda del bebé.
  • Para tratar problemas digestivos masajear suavemente el abdomen del bebé.
  • Antes de emplear otros aceites esenciales es importante consultar con un especialista en aromaterapia, ya que no todos los aceites esenciales son recomendables para los bebés. A medida que estos van creciendo se van aportando otros, pero mientras tanto es mejor actuar con precaución.

Como has podido ver la Aromaterapia también puede aplicarse en bebés, solo hay que tener en cuenta las recomendaciones indicadas para esta etapa, conocer los aceites esenciales permitidos y como aplicarlos, para aprovechar al máximo sus beneficios.

Y tú, ¿sabías que los aceites esenciales podían aplicarse en esta etapa de la vida? 

Curso relacionado: Curso Superior de Auxiliar de Pediatría

Comparte en:

Dietista-Nutricionista especializada en Fitoterapia, Máster en Nutrición y Alimentación por la Universidad de Barcelona. Técnico en laboratorio clínico.

Vacunas infantiles
25/02/2020

Recomendaciones de vacunas infantiles para el 2020

Una correcta vacunación sistemática empieza en las primeras semanas de la vida de los nacidos y se extiende hasta la adolescencia, atendiendo a la efectividad y seguridad

10 alimentos prohibidos en la infancia
28/01/2020

10 alimentos prohibidos en la infancia

La alimentación de los niños debería ser lo más parecida a la de los adultos, pero existen excepciones que debemos tener en cuenta a nivel nutricional y digestivos.

Fiebre alta niños
02/01/2020

¿Qué hacer ante una fiebre alta en niños?

La fiebre es uno de los síntomas que más preocupan a los padres. Aprende cómo actuar si aparece.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario