Rehabilitación mediante Cinesiterapia
17/03/2016

Rehabilitación mediante Cinesiterapia

Rehabilitación y Quiromasaje

En esta entrada vamos a conocer un poco más de una de las herramientas que se utilizan en la fisioterapia: la cinesiterapia. Para empezar, explicar que esta técnica se basa en el tratamiento médico (therapia) mediante el movimiento (kinesis). Se utiliza, principalmente, en patologías traumáticas: tanto en partes blandas (cápsula, ligamentos, tendones) como duras (fracturas); procesos de encamamiento; patologías neuromotoras (ictus, hemiparesias).

Los objetivos de la cinesiterapia son recuperar, mejorar, mantener y educar el movimiento. La cinesiterapia le sirve al fisioterapeuta para evaluar (saber qué grado de movilidad tiene una articulación) y para tratarla.

Dentro de la cinesiterapia, encontramos dos subgrupos: cinesiterapia activa y cinesiterapia pasiva. La activa es aquella en la que el paciente realiza el movimiento de manera voluntaria, se utiliza en las últimas fases del proceso de rehabilitación cuando el paciente dispone de mayor autonomía. La pasiva, por el contrario es aquella en la que el paciente no realiza ninguna acción voluntaria y es el fisioterapeuta o algún agente externo  el que moviliza al paciente.

Tipos de movilizaciones de la cinesiterapia 

Cinesiterapia pasiva

Dentro de este apartado, el objetivo principal es recuperar la movilidad perdida, y que la articulación vuelva a tener todo su rango articular. Diferenciamos entre varios tipos de movilizaciones:

1. Movilización pasiva articular manual: La realiza el fisioterapeuta, se centra en una articulación o en varias articulaciones. Encontramos tres tipos:

  1. Analítica simple: el objetivo es mantener la movilidad, hay que movilizar todo el arco de movimiento disponible. Se realiza en un solo plano y un solo eje.
  2. Analítica específica: el objetivo es recuperar el movimiento restringido, pudiendo forzar un poco la articulación, siempre respetando la tolerancia del paciente al dolor. Para este tipo de  movilización se pueden utilizar las tracciones manuales, en las que el terapeuta intenta descoaptar la capsula articular o estirar ligamentos y tendones. 

  1. Funcional: Combina diferentes articulaciones y movimientos que el paciente lleva a cabo en su día a día. Se utiliza, sobretodo, en pacientes con patología neuromotora. La movilización se lleva a cabo en los 3 planos del espacio. Importante respetar el dolor.

2. Movilizaciones pasivas articulares auto pasivas: en este tipo de movilizaciones, el paciente es el que se moviliza a si mismo.

  1. Auto pasivas por él mismo: el paciente se agarra el miembro a tratar y él mismo lo moviliza. Es una terapia de mantenimiento y es fácil que se produzcan descompensaciones.
  2. Auto pasivas por sistema instrumental: en este tipo el paciente utiliza material auxiliar como gomas o poleas para ayudarse a movilizar el segmento a tratar, ya que no tiene que realizar ningún tipo de acto voluntario. 

  1. Movilizaciones pasivas articulares por sistemas instrumentales: Son movilizaciones que realiza una máquina en alguna parte del cuerpo del paciente. Se suele utilizar en periodos de convalecencia post quirúrgicos para estimular el movimiento.

3. Tracciones articulares: son ejercicios que se basan en separar las articulaciones con el objetivo de disminuir la presión entre ellas. Se aplican sobre la columna, normalmente de manera instrumental o sobre articulaciones, pudiendo ser manuales (vistas anteriormente) o instrumentales.

Cinesiterapia activa

Dentro de la cinesiterapia activa el objetivo principal es recuperar y mejorar la fuerza perdida y mantener  y mejorar la movilidad ganada con la cinesiterapia pasiva.

1. Ejercicios activos asistidos: Son ejercicios realizados por el paciente de manera voluntaria y con una pequeña ayuda externa para facilitar el movimiento. Para la ayuda se utilizan los siguientes métodos:

  1. Hidroterapia: para este tipo de ayuda se utiliza la ascensionalidad que provoca la baja gravedad dentro del agua.
  2. Poleas: de la misma manera que en la terapia pasiva, pero este vez el paciente si realiza el movimiento de manera voluntaria.
  3. Mesas deslizantes: son tablas que facilitan el desplazamiento de los miembros articulares.
  4. Manos del fisioterapeuta: ayuda y guía el movimiento del paciente con sus manos.

2. Ejercicios activos libres: Este estos ejercicios el paciente no recibe ningún tipo de ayuda, los realiza solo. La única resistencia es el peso corporal del segmento en movimiento. Se puede regular el efecto de la gravedad sobre el segmento móvil, realizando variaciones posturales (en lugar de estar sentado, colocarse en decúbito lateral, por ejemplo).

3. Ejercicios activos asistidos-resistidos: son ejercicios en los que hay una parte del mismo en la que el paciente recibe una ayuda externa a la ida y, en cambio, recibe una fuerza en contra  a la vuelta, que realiza el fisioterapeuta con sus manos.

4. Ejercicios activos resistidos: El paciente realiza el ejercicio con un fuerza externa en contra. Los métodos de aplicación pueden ser las manos del fisioterapeuta, poleas con peso, pesos, gomas elásticas máquinas…

Ya hemos repasado la cinesiterapia, tanto activa como pasiva. Recuerda que siempre debes realizar el tratamiento terapéutico bajo la supervisión de un fisioterapeuta. Él te guiará a través de las diferentes fases y te aconsejará qué ejercicios son los más adecuados para tu rehabilitación. ¿Has realizado alguno de estos ejercicios? ¡Cuéntanoslo!

Curso relacionado: Curso Superior de Auxiliar de Rehabilitación 

Comparte en:

Diplomado en fisioterapia y licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte. Está especializado en el campo de la salud, la recuperación funcional y el mantenimiento y mejora de la condición física.

curso formacion osteópata
27/05/2020

¿Cómo ser osteópata?

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.
07/05/2020
Belén Rallo

Quiromasaje: cómo darse un masaje para activar la circulación.

El Quiromasaje nos ofrece un gran abanico de maniobras que nos ayudan a mejorar los síntomas y nos facilitan la activación de la circulación de retorno.

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje
10/02/2020

Cómo mejorar la escoliosis con tratamientos de quiromasaje

Hoy nos adentraremos en el mundo de la escoliosis, veremos en qué consiste y cómo con tratamientos de quiromasaje podemos mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

Comentarios

No hay comentarios.

Añadir nuevo comentario