Mostrar más resultados

¿Cuál es la diferencia entre cosmetología y cosmiatría?

¿Cuál es la diferencia entre cosmetología y cosmiatría?

Escrito por Natalia Porca Rodríguez

Los profesionales de la industria de la belleza y el cuidado personal viven muy al día de cuáles son las tendencias de moda, ya sea por motivos estéticos o en la búsqueda de productos más saludables y beneficiosos para nuestro. Es por eso que cada vez son más las personas que confían en los cuidados de los expertos en cuidado personal especializados en terapias naturales, como las que podrás encontrar en el Curso de Cosmética Natural de Deusto Salud.

La cosmetología y la cosmiatría son algunas de las disciplinas que se encargan de ello. Pero, ¿sabrías cuándo acudir a cada una de ellas? En este blog te contamos la principal diferencia entre la cosmetología y la cosmiatría para que sepas a qué área acudir para tu cuidado personal. ¡Toma nota!

¿En qué se diferencia la cosmetología de la cosmiatría?

Una primera definición de la cosmetología nos indicaría que esta disciplina es la “ciencia que estudia el arte de la aplicación de cosméticos para el cuidado”, estudiando las diferentes técnicas y aplicaciones que mejoran nuestra apariencia física. Rutinas de cuidado y tratamiento facial, técnicas de depilación, cuidado de pies y manos, manicuras o pedicuras, maquillaje o peluquería son las principales áreas de actuación de la cosmetología. Si alguna vez has acudido a un spa o balneario buscando un poco de relajación y cuidado personal, debes saber que el profesional que trató con mimo tu tratamiento facial para conseguir un cutis con más vitalidad, ¡probablemente fuera un cosmetólogo o cosmetóloga quien realizó estas funciones!

La cosmiatría centra también su estudio y aplicación en el cuidado de la piel y su salud. Entonces, si ambas disciplinas cuidan la piel – entre otras atenciones en el caso de la cosmetología -, ¿existe realmente alguna diferencia entre la cosmetología y la cosmiatría? La primera respuesta la encontramos en el tipo de cuidado que ofrece cada una de ellas, y es que la cosmiatría diagnosticar posibles patologías o enfermedades y trata los síntomas que se muestran en la piel como el acné, manchas, cicatrices, rosácea, celulitis o estrías.

La cosmetología pone el foco en un cuidado estético y personal, pero la cosmiatría centra su atención en la salud de nuestra dermis, es decir, en la salud de nuestra piel.

Aunque estas sean las principales diferencias, son muchos más los matices que podemos encontrar a la hora de diferenciar estas dos disciplinas. A continuación te mostramos un listado con las principales distinciones entre la cosmetología y la cosmiatría, que te ayudarán a detectar a qué experto acudir en función de los cuidados que necesites.

Cuidados similares, diferentes formaciones y certificaciones

La cosmetología puede aplicarse sin la necesidad de poseer estudios superiores o universitarios, y es que son muy pocos los requisitos necesarios para dedicarse a la cosmetología, en comparación con la cosmiatría. Ciclos formativos en la familia profesional de imagen personal capacitan a expertos en cosmetología que completan su formación con formaciones online como el Curso de Cosmética Natural. Pero los profesionales que miran por el bienestar de la piel, requieren de una educación médica y una especialización en cosmiatría sin la cual no pueden ejercer como cosmiatras.

Medicina, cirugía o dermatología son algunas de las formaciones médicas necesarias para la especialización en cosmiatría.

Cuidar la imagen personal: enfoques y tratamientos diferentes

Como veíamos en el apartado anterior, la cosmiatría y la cosmetología tienen enfoques diferentes. Y es que aunque ambas disciplinas velen por el cuidado de la piel, cada una de ellas aplica técnicas y herramientas diferentes, en función también del grado de especialización que muestren. La cosmetología se centra en la estética y la belleza, mientras que la cosmiatría enfoca su especialidad en la salud de la piel y en la mejora de su apariencia.

Los tratamientos de belleza que modifican nuestro aspecto físico desde un punto de vista estético y sin la necesidad de intervenciones médicas supervisadas, serán los tratamientos que un cosmetólogo podrá aplicar: exfoliaciones faciales, aplicación de mascarillas, tonificantes e hidratantes… Pero un cosmiatra, llevará a cabo procedimientos e intervenciones más avanzadas como técnicas láser, peelings médicos o rellenos dérmicos.

Prevención de enfermedades y estética

Como especialistas en el cuidado de la piel, los profesionales expertos en cosmiatría están formados y capacitados para prevenir problemas dermatológicos y derivarlos al especialista correspondiente. Sin embargo, aunque un experto en cosmetología pueda detectar también patologías en nuestra dermis, se enfocará más en la revisión, tratamiento y corrección estética.

La cosmiatría cuenta con un conocimiento más profundo de la anatomía y fisiología de la piel.

Misma industria, diferentes centros de trabajo

Clínicas, centros de estética o centros dermatológicos son los principales lugares en los que trabaja un experto en cosmiatría. Aunque en estos centros también puedan ejercer cosmetólogo, lo más frecuente es encontrar a estos expertos en centros de belleza, spas o balnearios al estar más vinculados con terapias alternativas, de relajación y de cuidado superficial de la imagen personal.

Otra de las distinciones que podemos destacar es el tipo de personas que acuden a los diferentes especialistas. Si tienes una piel con tendencia sensible la cosmética natural aplicada por un experto en cosmetología puede obtener beneficios duraderos, pero si la sensibilidad de tu piel responde a alguna patología será un experto en la salud del cutis quien deba decidir qué tipo de tratamiento estético o intervención mejorará la apariencia de la piel. Si lo que buscas es reducir los síntomas del envejecimiento la cosmiatría será una buena aliada, pero con un coste más elevado que los cuidados cosmetológicos con los que verse y sentirse bien.

La complejidad de los tratamientos de la cosmiatría aumenta el coste de las intervenciones y sesiones.

¡Especialízate en cosmética natural!

La Unión Europea es el mayor mercado del mundo en perfumería y cosmética natural, y es que según datos de Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, la industria cosmética movilizó más de 78 MM de euros tan solo en el año 2019. Aunque la cosmética natural forma tan solo una pequeña parte, el aumento de la preocupación social por un cuidado cada vez más consciente y comprometido con el medio ambiente, augura cifras prometedoras para la estabilidad de la cosmética natural.

¿Quieres formar parte de este auge eco-friendly? En Deusto Salud encontrarás la formación flexible que se adapta a tu ritmo de aprendizaje: el Curso de Cosmética Natural. A lo largo de 300 horas disfrutarás de un programa ideado por expertos en cosmética natural, avalado por dos de las líneas de cosmética natural más prestigiosas en España: Weleda y Matarrania, especializada en cosmética natural y ecológica a base de aceite de oliva.

Sumérgete a tu ritmo en la revolución verde de la industria cosmética y obtén dos certificados con los que acreditar tu formación: un título propio de Deusto Salud y un título acreditativo de la Universidad Católica de Murcia – previo pago de las tasas administrativas correspondientes en este último.

La industria de la belleza y la sostenibilidad van de la mano en la revolución hacia la fabricación de productos cosméticos menos contaminantes para el medio ambiente. Cuida tu imagen personal con productos más naturales, ¡en Deusto Salud te enseñamos cómo!

Bibliografía