Mostrar más resultados

Contraindicaciones del quiromasaje: ¿cuándo y cómo no hacerlo?

Contraindicaciones del quiromasaje: ¿cuándo y cómo no hacerlo?

Escrito por Natalia Porca Rodríguez

Estimulación de la circulación sanguínea o linfática son dos de los beneficios más característicos de una sesión de quiromasaje, pero, ¿puede realizarse siempre este tipo de masaje o hay una serie de contraindicaciones del quiromasaje? Los profesionales formados en esta práctica – tras la realización del programa adecuado como el Curso de Quiromasaje que encontrarás en el catálogo de Deusto Salud – deben tenerlas siempre en cuenta antes de ofrecer sus servicios. En este artículo repasamos cuándo no se deben aplicar los diferentes tipos de quiromasaje, es decir, sus contraindicaciones más comunes. ¡Presta atención!

Cuándo no debes practicar quiromasaje: sus contraindicaciones

Como comentábamos en la introducción, los profesionales del quiromasaje deben tener siempre muy claro cuándo pueden y cuándo no deben realizar esta práctica manual. Para ello, entre las funciones principales de un quiromasajista está la recomendación de un tratamiento fisioterapéutico siempre y cuando el paciente cuente con alguna patología que no sea compatible con la aplicación de quiromasajes. Es decir, cuando haya alguna contraindicación médica que suponga un riesgo para la salud como:

Infecciones agudas o leves

Cuando se sufre patologías, limitaciones o dificultades respiratorias o auditivas como síntoma de una infección aguda – gripe, catarro, fiebre, infección de oído… – es probable que no sientas comodidad durante una sesión de quiromasaje debido a tu estado previo. El quiromasaje se desaconseja en estas situaciones por dos razones: tu cuerpo necesita reposo y descanso y la exposición a otras personas puede propagar el contagio.

Enfermedades contagiosas en la dermis

Tiña, sarna, psoriasis, dermatitis o afecciones cutáneas leves en la piel son contraindicaciones habituales en el caso de quiromasaje. No solo por tratarse de enfermedades cutáneas contagiosas y fácilmente transmisibles a otras personas, sino también porque el masaje o quiromasaje puede irritar más la piel y empeorar la sintomatología. Lo mismo sucede cuando se tienen heridas abiertas superficiales o quemaduras.

Trombosis venosa profunda

El quiromasaje mejora la circulación, pero se desaconseja su práctica cuando se han detectado afecciones como una trombosis venosa profunda, es decir, cuando se ha desprendido un coágulo en una vena profunda. El desprendimiento de coágulo puede causar un accidente cardiovascular, por lo que debe ser tratado por un especialista y seguir el tratamiento recomendado.

Hemorragias internas o externas

Lo mismo que sucede en el caso de una trombosis profunda, sucede también cuando se detectan hemorragias internas o externas, ya que estas pueden derivar en un trastorno de coagulación que debe ser correctamente tratado por un profesional. El quiromasaje puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea cuando estas patologías estén correctamente diagnosticadas, curadas y tratadas como método de prevención y relajación, pero nunca como único tratamiento.

Fracturas o lesiones recientes

El quiromasaje es una práctica recomendada para aliviar el dolor de lesiones o tensiones musculares, pero no sucede lo mismo cuando se trata de fracturas o lesiones óseas recientes. En estos casos, la funcionalidad de la zona que ha sufrido la lesión o fractura debe estar completamente recuperada antes de incidir sobre ella presiones o fricciones del quiromasaje. Es frecuente que se recurra al quiromasaje o masaje en las últimas fases de recuperación de, por ejemplo, lesiones deportivas.

Primer trimestre del embarazo

Los primeros meses del embarazo son cruciales para asegurar el desarrollo del bebé, por lo que cualquier práctica que no sea recomendada por un profesional debe ser descartada. El quiromasaje no es una excepción.

¿Cuándo el quiromasaje es beneficioso?

¡No todo son contraindicaciones en el quiromasaje! Y es que se trata de una terapia manual que ha demostrado ser beneficiosa en diferentes situaciones. Con los casos en los que no se debe realizar una sesión de quiromasaje en mente, ¿no te ha entrado curiosidad por saber cuáles son las situaciones en las que el quiromasaje proporciona beneficios? ¡Las repasamos!

  • Estimulación muscular
  • Alivio de dolores musculares leves
  • Tratamiento de tendones y ligamentos
  • Afecciones sanguíneas controladas y reducidas
  • Mejora de la movilidad de las articulaciones
  • Reafirmaciones de la piel para aliviar o prevenir celulitis, cicatrices o estrías
  • Reducción y alivio general de tensión muscular
  • Estimulación de la capacidad de autocuración del cuerpo
  • Proporcionar bienestar general, calma, optimismo, relax y serenidad

El quiromasaje mejora el estado general de la salud.

¿Cómo realizar una sesión de quiromasaje correctamente?

Para responder a la pregunta “¿Cómo no realizar una sesión de quiromasaje?” Vamos a repasar las instrucciones más habituales para realizar correctamente una sesión de quiromasaje, ¡toma nota!

  • Adecuar la sala para que progresivamente genere calma.
  • Calentar la zona a tratar con leves fricciones, sin ayuda de cremas o aceites.
  • Evaluar la tensión muscular y puntos de dolor.
  • Decidir el tipo de quiromasaje que convenga: amasamiento, fricciones, percusiones… etc.
  • Repetir los movimientos entre 20 y 60 minutos, adecuándose al dolor y alivio que sienta la persona.

¡Hazte experto en Quiromasaje!

Ahora que ya conoces las contraindicaciones que impiden la práctica del quiromasaje y cuándo este tipo de masaje es beneficioso para nuestro bienestar general, ¡ya te has familiarizado con parte del temario del Curso de Quiromasaje que encontrarás en el catálogo de Deusto Salud!

Fórmate en la práctica del quiromasaje con un curso a distancia hecho a tu medida en tiempo y metodología. En 250 horas aprenderás de la mano de expertos todo lo que necesitas saber de esta aplicación. ¡Que no te asuste la formación online! Con este programa contarás con el apoyo one-to-one de un consultor académico para resolver todas tus dudas. Además, accederás a materiales audiovisuales complementarios actualizados para dominar los métodos y técnicas del quiromasaje como la App Anatomía 360 con la que podrás explorar la anatomía humana, ¡con realidad virtual!

Un 11% de la población española recurre con frecuencia a masajes terapéuticos, y entre ellos se encuentra el quiromasaje, ¡rellena el formulario de contacto y conviértete en uno de los profesionales que los ejecuta!